Descripción: 
"No dejaba que nadie me viniera a visitar. Ni siquiera sacaba la basura, así que todo el apartamento apestaba a pescado podrido. Había porquería por todos sitios", aseguró en la misma conversación, en la que comenta con cierto orgullo que antes de empezar a rodar visitó una cárcel de Manhattan donde le llegaron a confundir con un preso precisamente por ese aspecto desmejorado que lució durante el tiempo que vivió como si fuera el personaje.
Autor: 
AFP