Whitney Houston descansa junto a su padre

La cantante fue enterrada en el cementerio de Westfield, Nueva Jersey.

La cantante Whitney Houston fue enterrada este domingo en un cementerio de Westfield (estado de Nueva Jersey) junto a la tumba de su padre, en un ceremonia privada limitada sólo a familiares y allegados, informó el diario local "The Star-Ledger".

La cantante, cuyo funeral se celebró el sábado pasado en una emotiva ceremonia a ritmo de gospel en la iglesia baptista de New Hope, en Newark (Nueva Jersey), descansará junto a su padre John Russell Houston, fallecido en 2003.

El sepelio de la artista, que falleció el pasado día 11 de febrero a los 48 años de edad en un hotel de Beverly Hills, comenzó con una discreta ceremonia en el cementerio de Fairwiew, al sur de la ciudad de Newark, donde Houston creció y comenzó su carrera musical.

Según la edición digital del periódico "The Star-Ledger", el cementerio permaneció cerrado en la despedida de la artista y el acceso estuvo controlado con una fuerte presencia de policías, que escoltaron el vehículo funerario dorado que transportaba el ataúd.

El sábado, "Nippy", como conocían sus amigos a Houston, fue homenajeada en un funeral de casi cuatro horas. Kevin Costner, Stevie Wonder y otras estrellas le dieron el último adiós en la pequeña iglesia bautista de New Hope de Newark, donde la artista acostumbraba a cantar en su infancia.

La ceremonia privada duró más de tres horas y media y concluyó cuando los restos de Houston fueron retirados del templo mientras sonaba su canción "I Will Always Love You", tema principal de la película "The Bodyguard" ("El guardaespaldas") que protagonizó con Costner y recordado por muchos como el sello de su carrera.

Kostner pronunció un discurso muy emotivo y Stevie Wonder cantó dos temas en homenaje a Houston.

"Pido a todos dentro y fuera, a lo largo del país y en todo el mundo, secar sus lágrimas, suspender su pena y quizás nuestro rabia lo suficiente para recordar el dulce milagro de Whitney", afirmó Costner.

Por su parte, el exesposo de Whitney Houston, Bobby Brown, abandonó la ceremonia tras unos pocos minutos dentro del templo, disgustado según dijo por el trato que recibió.

Aretha Franklin, cuya participación había sido anunciada, finalmente no estuvo presente ya que se encontraba enferma.

El ingreso a las exequias de la cantante era sólo por invitación y la policía desplegó un amplio operativo desde temprano, cerrando las calles aledañas, lo que obligó a los fanáticos a reunirse a cientos de metros de distancia del templo.

"Sólo quería acercarme lo más posible. Me encantaba, crecí junto a ella. Aunque era una megaestrella, era una chica de casa. Siempre siguió siendo esa persona", dijo Tamecca Melvin, de Nueva Jersey, una de los fans que se acercó cuanto pudo a la iglesia.

En la puerta del templo había globos, osos de peluche y flores dejados en los últimos días. "Whitney Houston, We will always love you, 1963-2012", se leía en un cartel de neón titilante en la entrada.

Whitney Houston libró una larga batalla pública contra la adicción a las drogas que afectó negativamente su carrera y su vida personal.

Temas relacionados