Publicidad
Bogotá 14 Sep 2010 - 10:37 pm

El consorcio maneja 12 rellenos en Suramérica

Grupo de Brasil y Canadá operará Doña Juana

La tortuosa puja por el negocio de las basuras de la ciudad, que vale $230.000 millones, terminó en bronca y sindicaciones de trampa.

Por: Laura Ardila Arrieta
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso-224416-grupo-de-brasil-y-canada-operara-dona-juana
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso-224416-grupo-de-brasil-y-canada-operara-dona-juana
  • 0
insertar
Foto: Diana Sánchez

Tras un dilatado proceso y en medio de cuestionamientos entre los proponentes, el consorcio brasileño-canadiense Centro de Gerenciamiento de Residuos Doña Juana ganó este martes la licitación para operar el relleno sanitario de Bogotá durante 11 años, uno de los contratos más apetecidos de la capital y cuyo monto asciende a $230.000 millones.

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) le adjudicó el negocio al ser el único candidato que quedó habilitado, luego de la descalificación del aspirante coreano y de Promesa de Sociedad Futura Ecoparque S.A. (liderado por la empresa Proactiva, antiguo operador del relleno). La decisión calentó los ánimos y generó reparos de la Procuraduría.

Al saberse por fuera del negocio, por no cumplir con todos los requisitos, el abogado Jaime Lombana, representante del consorcio de Proactiva, empezó a gritar que se trataba de una “injusticia” y que “los jueces tendrán la última palabra”.

El jurista y David Cardona, representante de la Unión Temporal Gestión Ambiental (la propuesta coreana), aseguraron que los sobres con las propuestas económicas no eran los mismos que habían entregado el 30 de abril, día del cierre de la licitación. Lombana se acercó a la mesa en la que se encontraban los miembros del consorcio brasileño-canadiense y golpeó con fuerza los documentos que éstos tenían en las manos. Luego empujó a un abogado del grupo ganador.

La procuradora delegada para la vigilancia de la función pública, María Eugenia Carreño, desautorizó públicamente a Miriam Martínez, directora de la Uaesp, diciendo que se desconocieron situaciones que tienen que ver “con la ocurrencia de un presunto delito”. No descartó revocar la adjudicación en caso de que se compruebe trampa en el trámite. “Le pedí a la doctora Martínez que no adjudicara así y ahora veo con sorpresa que se entrega… tengo el deber de reprobar… mañana (miércoles) mismo compulsaré copias a las autoridades competentes para que investiguen”, a lo que Martínez respondió: “Por el bien de Bogotá adjudicamos”.

Varios de los presentes, exaltados, gritaron frases como “Dávila, Dávila”, en clara referencia al abogado Álvaro Dávila (de quien se dice estructuró la propuesta ganadora, aunque ese consorcio lo niega) y “viva el cartel”.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio