Lanzamiento de Instinto de Vida, iniciativa que busca reducir los homicidios en Colombia

hace 1 hora

Carlos Alberto Flórez: el capitán y la mafia

La historia del oficial, procesado por una corte federal por obstrucción a la justicia y alianzas con carteles de la droga.

Entre el 1º de enero y el 22 de marzo de este año, el capitán de la Policía Carlos Alberto Flórez Cárdenas entregó información confidencial al cartel de carteles en Colombia —que exportó 912 toneladas de cocaína y lavó $10,5 billones— sobre todas las investigaciones adelantadas en contra de éste por agentes de Estados Unidos. Por obstrucción a la justicia, el oficial está a horas de ser extraditado para que responda ante una corte federal en Nueva York.

Se probó que a la organización integrada por Julio Alberto Lozano (prófugo), Claudio Javier Silva Otálora y Luis Agustín Caicedo, alias Don Lucho, señalados patronos del capo Daniel El Loco Barrera, le fue entregado un completo resumen sobre las pesquisas de agentes del Servicio de Inmigración de EE.UU. para desmantelar este cartel. El dossier fue aportado por el capitán Flórez, según la acusación de la justicia norteamericana conocida por El Espectador.

Interceptaciones telefónicas, documentos y seguimientos sustentaron la nota verbal Nº 667 del gobierno de EE.UU., fechada el 25 de marzo de 2010, en la que se solicitó la extradición del oficial. El 28 de mayo se formalizó el requerimiento a través del indicment (‘acusación’) de la Corte del Distrito Oriental de Nueva York. En esencia, reza la investigación, “intencional y corruptamente” el oficial Flórez —detenido el 1° de abril en Manizales— se concertó para obstruir el desarrollo de un expediente en EE.UU.

Para ello tuvo contactos con el ex detective del DAS Franklin Gaitán Marentes, alias Sillas o Federico, señalado jefe de seguridad de los capos Lozano y Caicedo; y el abogado Ricardo Villarraga Franco, El Doctor, detenido en Miami. De ser encontrado culpable, Flórez afrontaría una condena de hasta 20 años de prisión en Estados Unidos. Del proceso en su contra se desprenden acusaciones de testigos protegidos, la declaración de la fiscal Bonnie S. Klapper (célebre por enjuiciar a ‘narcos’ de los carteles de Cali y del norte del Valle), rendida el 5 de mayo, y la versión jurada del agente especial de Inmigración y Aduanas de EE.UU. Daniel Martínez.

Los cargos contra Flórez, de 32 años, no son de poca monta. Sirvió, nada más ni nada menos, a la organización que le fueron incautados más de US$137 millones en el último mes en Bogotá. El Espectador ha publicado una serie de informes desde el año 2007 sobre los cabecillas de este cartel que, según la jefa de la Unidad Antimafia de la Fiscalía, Ana Margarita Durán, y el director de la Policía, general Óscar Naranjo, metieron dineros al club deportivo Independiente Santa Fe desde el año 2002.

Sobre Ricardo Villarraga —cuyo hijo forma parte del plantel cardenal— se sabe que negoció con la justicia de EE.UU. y ya está de vuelta en Colombia. Entre tanto, Luis Agustín Caicedo, Don Lucho, capturado en Argentina en abril pasado, ya enfrenta un juicio por narcotráfico y lavado en una corte federal. Claudio Javier Silva —su cuñada tuvo vínculos con las escuelas de formación del Santa Fe—, José Montes Jaramillo, Héctor Medina y Franklin Gaitán también están en la ruta de la extradición. Pero el esmeraldero Julio Alberto Lozano, alias Patricia, sigue prófugo.

Esta organización, con enlaces con el cartel de Sinaloa, corrompió al capitán Flórez. La Corte Suprema de Justicia y el Gobierno ya dieron el visto bueno para su extradición. La Corte del Distrito Sur de Nueva York tiene su caso y evidencias de que a cambio de colaborarles a estas mafias “recibió una abultada suma de dinero”. El Espectador conoció también que la Unidad Antinarcóticos de la Fiscalía avanza en nuevas indagaciones sobre los tentáculos de esta organización en Santa Fe y pronto vendrían capturas. El oficial Flórez está ad portas de ser enviado a EE.UU.