Publicidad
Economía 25 Mayo 2008 - 6:04 pm

Radiografía del metal en el país

Colombia: mina de oro en potencia

Los US$930 que vale la onza en los mercados internacionales tiene a los empresarios buscando nuevos yacimientos. Expertos aseguran que este país será “el territorio en donde se vivirá la próxima fiebre minera del mundo”.

Por: Edwin Bohórquez Aya
  • 81Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso-colombia-mina-de-oro-potencia
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso-colombia-mina-de-oro-potencia
  • 0
insertar
Foto: Archivo particular

Las prestigiosas vitrinas de joyas de las adornadas calles de Zurich, Londres, París, Nueva York, Dubai y Tokyo, están más relucientes que nunca. Y lo están, no precisamente por los diamantes comprados en Suráfrica, los rubíes traídos de Sri Lanka o los zafiros adquiridos en Cachemira; sino por las exóticas formas logradas con el metal más preciado del mundo, el oro. El mismo que, más reluciente que nunca, tiene saltando de la dicha a los empresarios que en Colombia están dedicados a su explotación y exportación.

Por eso, Gerardo Cañas no oculta su felicidad y el buen momento por el que está pasando esta industria en el país. Tanto que, como director ejecutivo de la Cámara de Mineros de Colombia, recientemente creada para reglamentar las directrices del gremio en el país, anuncia con buen viento y buena mar, la existencia de un poco más de 40 compañías que en los últimos dos años han manifestado su interés por entrar al mercado colombiano, enfocados en la exploración y explotación de oro. La mayoría de ellos jalonados por la noticia de que a finales del año pasado dejó saber al mundo entero sobre la existencia en Cajamarca, Tolima, de una de las minas más grandes del mundo.

Un gancho comercial si se observa que la cotización de una onza de oro en el mercado internacional ya promedia los US$930, precio interesante si se tiene en cuenta que el país exportó entre enero y febrero de 2007, un poco más de 29 mil kilos de oro, mientras que en el mismo período de 2008, alcanzó la nada despreciable suma de 443 mil kilos, recibiendo por ese concepto una cifra que supera US$168 millones. Por eso, Cañas, con una amplia sonrisa, mezclada con algo de prudencia extrema, comenta que “Colombia es un país por explorar y ya ha sido catalogado por los  expertos mundiales como el territorio en donde se vivirá la última fiebre minera de todo el globo”.

Algo que ya saben los protagonistas del negocio y por eso, la semana pasada, luego de una serie de encuentros entre el Gobierno y varios empresarios del sector, se ultimaron algunos  puntos que  servirán de lineamiento para las próximas políticas mineras que, a más tardar, serán publicadas a mediados de junio y que permitirán tener de primera mano la información precisa sobre los posibles grandes yacimientos en el país.

Un documento que mostrará el potencial aurífero que hoy por hoy, va desde las estribaciones de la serranía de San Lucas, en el sur de Bolívar, hasta la parte baja de Taraira, en plena selva amazónica, atravesando más de 10 importantes zonas que según Ingeominas, ya aparecen en el mapa de exploración. Algo que ya parecieron entender empresas como Bullet, Greystar Resources, CVS Exploration, Anglo Gold Ashanti, Barrick Gold Corp, Río Tinto Limited, Cambridge Mineral Resources, De Beira Goldfields, Colombia Goldfields y Antofagasta; que son sólo algunas de las más reconocidas del mundo en esta industria y que ya tienen bases en el país. Una muestra que indica que Colombia está empezando a figurar en el mapa de producción que lideran Suráfrica, Estados Unidos, Australia, China, Perú, Rusia, Canadá y Uzbekistán.

Chris Lodder, presidente de Anglo Gold Ashanti, confirma esa euforia que se vive por el oro en el país y aclara que un proceso de exploración no se puede adelantar en un país con problemas de orden público y con una geografía tan espesa, algo que precisamente hizo que entre los años 2000 y 2005 se perdiera el interés por explorar a Colombia. “Hoy nuestros geólogos pueden salir a los trabajos de campo, y los hallazgos como el de Cajamarca fueron producto de  la seguridad, algo que atrae más y más compañías que ya ven  madurar este país y que tiene proyectos de exploración con alta probabilidad de ser positivos. Algunos de ellos permitirían extraer cantidades iguales o superiores a los 10 millones de onzas, en esa medida, superados sólo por los yacimientos del Congo”.


Una prueba más de este boom  aurífero por el que está pasando el país, son las  solicitudes que hay en Ingeominas y en los departamentos con Autoridad Minera Delegada para Metales Preciosos. Según la Cámara de Minería,  hasta el 31 de diciembre habían 2.500 solicitudes en trámite y hasta el 20 de mayo pasado, 598 títulos habían sido entregados de acuerdo con el registro minero de Ingeominas, con los que se da vía libre  para iniciar el proceso exploratorio en la zona pedida.

 Esas solicitudes se concentran principalmente en los departamentos de Antioquia (27%), Caldas (10%), Chocó (7%), Bolívar (7%), Tolima (6%), Cauca (5%), Santander (4%) y Nariño (4%). Una señal de lo que será en pocos años la industria del oro en Colombia, donde actualmente se invierten US$140 millones al año, tan sólo en exploración, entre compañías nacionales y extranjeras, aparte de la perforación y la consecución del producto final, donde se emplean a más de 100.000 personas al año.

 Entre tanto, dice Lucero Cortés, presidenta de la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, que “aunque el futuro del sector es promisorio, es bastante preocupante que comerciantes inescrupulosos estén utilizando bondades en el régimen arancelario para sacar oro del país sin pagar un solo peso en regalías. La reglamentación indica que las exportaciones de oro en desuso o desperdicios de oro (joyas en mal estado, pedazos de anillos, aretes, cadenas, etc.) no pagan regalías”.

Las organizaciones no gubernamentales también han mostrado su posición frente a la fiebre del oro, y aseguran que este auge sólo servirá para el lucro de los extranjeros que buscan sacar este metal del país. Sin embargo, Ingeominas bajo el Registro Minero Nacional demuestra que el 90% de los títulos de metales preciosos son de capital nacional.

Una radiografía a la lucrativa industria aurífera que tiene al país ante los ojos del mundo. Ahora no por el carbón o el café, sino por los lingotes de oro, los mismos que terminarán siendo un factor determinante para cubrir el riesgo de los inversionistas de capital en todo el mundo. Más aún si se tiene en cuenta que América Latina, dicho por la Cepal esta semana, se proyecta como uno de los principales productores de oro en el mundo, teniendo en cuenta además que, por la demanda internacional, la onza superará más temprano que tarde los US$1.000. Un precio tan brillante como el mismo oro puro del que, al parecer, tenemos por montones en los suelos de Colombia.

Las que tienen presencia

Estas son las empresas extranjeras con Títulos Mineros de Metales Preciosos en Colombia:

Greystar Resources Ltda, Portland Mining Ltda, Cia Minera De Caldas, Cerro Matoso, Anglo Gold Ashanti, Muriel Mining Corporation, Dimaco Resources C.I., Avasca Ventures Ltda, Corona Goldfields S.A., Sector Resorces Ltda, T.V.X.  Mineria, Gold Plata, Corona Platinium Ltda.

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 50
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
50
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio