La mente más rápida del mundo

Alberto Coto puede sumar 100 dígitos en 23 segundos.

Desde los cinco años el español Alberto Coto suma, resta, divide y multiplica todos los números que ve. Las facturas, las placas de los vehículos, los precios de los alimentos en el supermercado, la cantidad de juguetes que tiene en su cuarto o de personas que caminan por una calle se convierten en dígitos con los que juega mentalmente hasta cansarse. Aunque siendo muy pequeño comenzó a sospechar que tenía una habilidad para calcular todo tipo de operaciones, nunca pensó que su mente fuera la más rápida del mundo.

Por eso, sólo hasta que cumplió 28 años decidió atreverse a concursar en un programa para genios de Televisión Española. Después de obtener el primer puesto y de comprobar que su mente tenía cualidades asombrosas, se animó a participar en diferentes convocatorias en el orden internacional. Sus padres, quienes padecieron los horrores de la Guerra Civil Española y sobrevivieron a la pobreza de la posguerra, no podían creer que su pequeño hijo fuera un genio.

En 1999 Coto se convirtió en el Guinness Récord de cálculo mental al sumar 100 dígitos en tan sólo 23 segundos. Durante los siguientes 10 años se dedicó a participar en campeonatos matemáticos en distintos países, siempre ocupando el primer puesto. Paralelamente terminó sus estudios en economía y ciencias del trabajo, así como comenzó a escribir libros con la intención de promover el amor por los números y lograr que niños y jóvenes dejen de tenerles fobia.

En entrevista con El Espectador, Coto confesó que además de su gusto por las matemáticas y el cálculo tuvo que desarrollar otras habilidades para que su mente fuera cada vez más ágil como, por ejemplo, la capacidad de concentración, el dominio de los nervios y el control en situaciones de estrés. Sin alguno de estos componentes, explica, jamás hubiera logrado obtener tantos títulos a pesar de tener el coeficiente intelectual de un genio.

La próxima semana Coto visitará nuestro país para participar en la Feria del Libro y lanzar su última publicación: “Ayuda a tu hijo a entrenar su inteligencia”. Después de haber viajado alrededor del mundo, ha descubierto que especialmente en Iberoamérica existe una aprensión muy fuerte hacia los números. Y la única manera de combatirla, advierte, es “que padres y profesores resalten su valor en la vida cotidiana y les prueben a los menores que las matemáticas son divertidas”.

Temas relacionados