Buscando beca para un sueño

Match Point y AGM Sports les ayudan a vincularse a universidades en las que hagan  una carrera profesional y practiquen su disciplina. Ya hay 12 colombianos apoyados.

Algunas personas le dedican muchos años de su vida a un deporte y al final se retiran sin haber recibido una recompensa por tantas horas de esfuerzo y sacrificio. Ellos, generalmente, son buenos en sus respectivas disciplinas, pero no alcanzan el nivel de los mejores del país.

Por eso se quedan con la frustración de no haber alcanzado la gloria y terminan conformándose con los éxitos esporádicos y buenos hábitos que adquirieron durante largas jornadas de competencias y entrenamientos.

Ahora, sin embargo, hay nuevas alternativas para ese tipo de deportistas de alto rendimiento que aunque no lleguen a ser profesionales, sí pueden aprovechar su talento para obtener becas universitarias en Estados Unidos y financiar sus estudios.

En Colombia, una de las firmas que cumplen con la labor de asesorar a los atletas y contactarlos con las instituciones es Match Point, del ex tenista vallecaucano Rodolfo Varela, representante de AGM Sports, una firma europea que se encarga de evaluar el nivel de cada deportista y presentarlo ante el sistema educativo estadounidense.

“Esa fue una oportunidad que nosotros tuvimos y que queremos que tengan muchos jóvenes más”, explica Varela, quien estudió administración, mercadeo y negocios internacionales en la Universidad de Pensacola, en donde estuvo becado por pertenecer al equipo de tenis.

“La idea es vincular a deportistas que tengan entre 17 y 19 años preferiblemente, que hayan terminado su secundaria y que hablen inglés. Ellos deben llenar un formulario en www.agmsports.com y enviar un video para que sea evaluado. En caso de que lo aceptemos, le creamos un perfil, le realizamos unos exámenes y lo ponemos en contacto con varias universidades”, explica Gonzalo Talito Corrales, otro ex tenista que se formó académicamente en Estados Unidos.

Él insiste en que el sistema norteamericano ofrece muchas alternativas, porque “hay cinco divisiones en las que, de acuerdo con el nivel del deportista, su especialidad, su género y su rendimiento académico se le pueden ofrecer posibilidades. Los mejores llegan a la NCAA, que es la más importante, pero de ahí para abajo hay otras muy buenas, con instituciones de mayor prestigio, pero menor historia deportiva”.

En cinco años, AGM ha ubicado a cerca de 150 deportistas provenientes de 45 países, a quienes en promedio les consiguen becas por US$20 mil durante cada uno de los cuatro años que dura la carrera.

“Ya tenemos 10 colombianos estudiando y jugando en Estados Unidos. Ellos son tenistas y nadadores que acá estaban entre el cuatro y el décimo lugar del escalafón nacional. Algunos recibieron becas completas, con hospedaje, alimentación y matrículas. Otros tienen diferentes porcentajes que les permiten cumplir su sueño de formarse profesionalmente en el exterior. Eso sí, las becas las entregan directamente las universidades”, explica Varela, quien advierte que las aplicaciones se pueden hacer también para otros deportes como atletismo, baloncesto, béisbol, esgrima, fútbol, fútbol americano, golf, hockey, gimnasia, lucha, remo, esquí, sóftbol, voleibol y waterpolo.

“La idea, a futuro, es conseguir empresas multinacionales que patrocinen los gastos en los que incurran los deportistas, porque gratis no es. Mientras eso ocurre, nosotros cobramos entre 100 y 2.099 euros, dependiendo de la gestión que realicemos. A deportistas muy buenos, a quienes sea fácil ubicar, se les pide poco, a los que nos generen mayores dificultades y tengamos que hacerles perfiles o página web, se les pide más”, concluye Corrales, seguro de que cada día más personas se beneficiarán con este programa.