¡Doctor, recéteme un blog por favor!

Muchos pacientes optan por contar en blogs los esfuerzos que hacen para luchar contra una enfermedad.

Ana es una española de 25 años. Desde los 9 sufre de trastornos alimenticios. Debido a su enfermedad hace cuatro años decidió escribir un blog para compartir sus vivencias. Allí publica desde los avatares de su anorexia, los métodos para no tener atrancones, los trucos para evitar el uso de laxantes, hasta lo complicado que puede llegar a ser comprar ropa.

Lorena Merlo, de 29 años, siempre tuvo unos kilos de más. A los 16 años le diagnosticaron sobrepeso. Ha probado todas las dietas y tratamientos habidos y por haber. Hace un año decidió operarse y desde entonces ha bajado 80 kilos. Ahora está embarazada y optó también por escribir un blog para narrar sus peripecias sobre cómo mantener a raya la gordura.

Daniel tiene 56 años y hace 26 meses lucha contra el cáncer de colon. La primera quimioterapia no logró frenarlo y por el contrario el tumor hizo metástasis. Dice que vive con un asesino silencioso porque aunque el cáncer no presenta síntomas en cualquier momento podría regresar, así que decidió escribir un blog en donde brinda consejos e información para sobrellevar esta enfermedad.

Ana, Laura y Daniel han optado por escribir un blog como complemento a sus tratamientos médicos y psicológicos. En ellos narran las vicisitudes  que tienen que sortear como una manera de aferrarse un poco más a la vida y mantener en alto su autoestima.

Muchas preguntas surgen ante esta práctica, cada día más frecuente: ¿pueden ser los blogs parte de una terapia?, ¿qué beneficios trae narrar la propia enfermedad?, ¿es realmente útil?, ¿están dispuestos los médicos a recomendar a sus pacientes que difundan por la web los secretos de su enfermedad?

Para el psiquiatra colombiano Álvaro Franco, de la Sociedad Colombiana de Psiquiatría, se trata de una práctica controversial. “No diría que es perjudicial, es buena en el sentido de que es un método de expresión, pero cuando incentiva a cambiar el tratamiento o los medicamentos ahí cobra otro sentido”, apuntó.

Reconoce que la publicación de un blog puede provocar cierto grado de catarsis, es decir, el desahogo de emociones, y por lo tanto resultar útil en un contexto de enfermedad, pero cree que es equivocado considerarlo una terapia.

Franco dice que no se puede usar terapéuticamente porque en los blogs los pacientes se cuentan secretos y fórmulas que hacen que los síntomas persistan, y de esa manera se perpetúan ciertos problemas. Cita como ejemplo el caso de un paciente depresivo que alimenta un blog con sus pensamientos. “Si otro depresivo lee el blog pues hace que se incremente la desesperanza y la tristeza”, añade el especialista. Algo similar sucede con las anoréxicas. En las páginas personales ofrecen pistas a otras en la misma condición sobre cómo combatir el hambre o sencillamente publicando consejos que no tienen ninguna base científica.

Todo esto sin mencionar los casos de personas que suplantan personalidades y aprovechan la empatía con enfermos para caer en prácticas con fines sexuales.

“No lo recomiendo a mis pacientes”, concluye Franco haciendo énfasis en que resulta una mejor opción hacer terapias grupales si se busca la interacción con otras personas o pacientes, pues allí se puede orientar a los enfermos para que tomen lo que es útil y puedan deshacerse de lo inútil o perjudicial.

En un sentido similar opina el psiquiatra Carlos Alberto Miranda, para quien “esta forma de expresión no representa una situación ni buena ni mala”, pero tampoco ha considerado recomendarla a sus pacientes. No está de acuerdo con incluirla en los tratamientos y mucho menos considerarla en sí misma una terapia.

Para Miranda el problema con las nuevas tecnologías, la práctica médica y los pacientes va un poco más allá: “Al margen de los blogs, lo que sí suelen hacer cada día más pacientes es leer páginas medianamente científicas en donde encuentran información de las enfermedades que padecen. Es una especie de consulta, pero muchos terminan leyendo información sin ningún rigor científico que los desorienta y necesita orientación especializada”.

No es un tema de poca monta. Al ritmo que aumentan “las consultas médicas a internet” se hace más tensa la relación médico paciente. Un estudio realizado por I-health, un portal encargado de medir el impacto de la tecnología en la salud, demostró que el 31% de los médicos en España creen que la internet dificulta la relación con sus pacientes y además, que la información y los contenidos que se encuentran en la web hacen que disminuya considerablemente su credibilidad.

Hoy en día, más del 40% de los navegantes hispanos buscan información sobre salud. Contenidos científicos y otros no tan confiables hacen que los  cibernautas se autorreceten medicamentos, abandonen tratamientos e incluso decidan someterse a  métodos exóticos. Según el estudio de I-health, un alto porcentaje de pacientes asisten al consultorio con ideas previas a cerca de enfermedades y de tratamientos. De hecho, el 96% de los médicos confiesan haber sido cuestionados por sus pacientes sobre información que consiguen en internet. La recomendación de los especialistas es que los pacientes discutan y comenten con sus médicos la información que consiguen en internet, así como el deseo de utilizar ciertas ventajas tecnológicas, como los blogs, en la lucha contra sus enfermedades.

El blog de una enfermedad muy discriminada

El Espectador consultó a Lorena Merlo, una joven de 29 años sobre su experiencia con el sobrepeso.


¿Por qué creó el blog?

Quería contar la historia de una enfermedad muy discriminada, mi historia. Considero que siempre le he  sonreído a la vida, nunca dejé llevarme por los comentarios crueles de la gente. Este blog es un reflejo de lo que siento y llevo por dentro. Además con una línea de vivencias se es testigo de procesos de la vida.

¿Cuál es el objetivo?

Ponerme metas y sentirme orgullosa de mis logros. Quiero ayudar a personas en mi misma condición. Orientar a amigos y familiares de una persona con obesidad.

¿El blog contribuyó para la realización de la cirugía?

Me siento muy afortunada por los consejos y voces de apoyo que personas que visitan mi blog me dejaron. La operación fue una decisión que tome por salud hace un año. Ahora me siento feliz, he bajado 80 kilos de peso y estoy embarazada. Mi esposo siempre fue un apoyo muy grande.

¿El blog le ayudó con su sobrepeso?

Me sometí a todas las dietas y tratamientos habidos y por haber. Caí pero me levanté. Me puse de ejemplo en mi blog. Escribí cosas que sentí, que pensé. Estoy convencida de que todo es parte de un proceso de aprendizaje y crecimiento.

http://diariodeunaobesa.blogspot.com

El diario de una bulímica 

¿Quién es Isidra Parra?

Nunca he sido modelo, ni tampoco quiero serlo. Tal vez el deseo de la delgadez es el propio deseo de “caber” en la sociedad, de ser aceptada, de llamar la atención, de ser más femenina, de querer que me salven y no admitir el fracaso.

¿De dónde surgió la idea de crear un blog?

He ido a seis psicólogos en tres años, me han ayudado, pero no me han curado. Ellos me lo recomendaron, como a otras personas les recomiendan pintar. Siempre he sido buena escribiendo. Soy más racional con las letras que con mis actos debido a que los síntomas de la bulimia me hacen una persona compulsiva. Es un intento más por vivir como una persona común y corriente.

¿Qué objetivo tiene el blog?

Aparte de ser una manera original de organizar mis ideas y ponerme metas, también quiero combatir a las páginas que inducen a los niños y la niñas a la anorexia y bulimia. Quiero que las personas que sufren de ansiedad por comer mucho o por hacer dietas no recurran al vomito. De hecho, en mi blog doy claves para otro tipo de adicciones.

¿El blog ha influido en su sanación?

Pues he tenido recaídas, pero los consejos de las personas que visitan mi página  hacen que me levante. Quiero ser una persona común y corriente, quiero vivir sin prejuicios ni obsesiones. Deseo curarme porque a pesar que mi familia y algunas amigas sepan de mi enfermedad, me avergüenza.  .

http://solo100dias.blogspot.com

Temas relacionados