Publicidad
Nacional 27 Feb 2010 - 10:00 pm

El sábado se cumplieron 30 años de la operación del M-19

La toma de la embajada dominicana

¿Si se hubiera concretado el “sancocho nacional” que proponía Bateman, se habría evitado el Holocausto, el genocidio de la Unión Patriótica, los 25.000 desaparecidos y hasta los “falsos positivos”?

Por: Alfredo Molano Bravo / Especial para El Espectador
  • 194Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso190169-toma-de-embajada-dominicana
    http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso190169-toma-de-embajada-dominicana
  • 0
Foto: Archivo

Al cabo de una entrevista que le hice a El Flaco Bateman para la revista Semana —donde hablaba de su muerte y de la cadena de afectos que lo protegía— me preguntó, con esa frescura que tenía: ¿Oiga, hermano, usted qué sabe de esa vaina de la amnistía? ¿Por qué? le respondí. Porque Turbay anda por ahí hablando de esa joda y nosotros no tenemos ni idea de eso. Yo tampoco sé, Flaco, pero le averiguo. Así fue. Investigué, y días después le solté el chorro. Había recogido material en libros y periódicos. Me propuse hacer una publicación (Revista Controversia, 1980) porque ya se debatía en público el tema. El día que salió de imprenta, justo, el M-19 se tomaba la embajada de la República Dominicana en Bogotá. Era el 27 de febrero de 1980.

El M-19 había salido maltrecho del robo de armas al Cantón Norte un año antes. Pero afamado. Nuestro pueblo se fascina con la picardía, con la mamadera de gallo, con la astucia. Habérsele metido al Ejército Nacional, literalmente, al rancho, con el argumento de que el general Camacho Leyva había dicho que los colombianos debían armarse —y el Eme simplemente le obedeció–, lo llenó de prestigio. Costó mucho dolor y sangre. El gobierno dictó el Estatuto de Seguridad y encarceló en un par de semanas a más de 300 militantes, colaboradores o muchachos y muchachas que transitaban por la calle. El golpe ridiculizó a los militares y, dada su reacción violenta contra la gente, los Derechos Humanos se pusieron en primer plano. La toma de la embajada fue el contragolpe del Eme al oprobioso Estatuto de Seguridad.

De hecho, la organización insurgente tenía en la cárcel a casi todo su alto mando. Pero Bateman andaba suelto. Con Lucho Otero —su compañero de muchas luchas— Otty Patiño, y La Negra Vivas planearon el operativo, sin mucho detalle, y escogieron para comandarlo a Rosemberg Pabón, un militante que se había destacado por sus acciones en Antioquia, aunque era del Valle. El entrenamiento del comando fue superficial; tanto así que la noche anterior todavía estaban aprendiendo a armar y desarmar las pistolas Browning con que la mayoría iría armada. Alguna vez —y sólo algunos— hicieron polígono en los cerros orientales de la capital. Era una organización más imaginativa y audaz que disciplinada.

A mediodía, cuando ya todos los importantes personajes habían sido saludados por el embajador en la entrada de la residencia, Rosemberg Pabón —acompañado de su “señora esposa” y otra pareja, todos de punta en blanco— hizo su aparición. Disparó un tiro al aire, ordenó a los invitados tirarse al piso, mientras el resto del comando, en sudadera y tenis, forzaba la puerta y entraba al recinto donde permanecería 61 días. Había tenido que actuar como un rayo: debían ganar la entrada desde la cafetería Belalcázar antes que los escoltas reaccionaran. Y reaccionaron. La Negra Vásquez —Emilia en el combate— recuerda que las balas le “susurraban” al oído antes de romper los vidrios. Una de esas balas mató a Carlos Arturo Sandoval, el más sardino de los asaltantes y el único muerto del operativo; otra hirió a sedal a Renata —Gloria Amanda Rincón—, que se inmolaría en el Caquetá desasegurando su granada de mano para no ser torturada por el Ejercito.

Operación Democracia

El país se enteró del ataque por el reportero judicial de Caracol, Guillermo Franco, y las Fuerzas Militares por el casual hecho de ocupar los predios de la Universidad Nacional —frente a la embajada— unos meses antes. Cuando los cuerpos de seguridad del Estado llegaron, ya los guerrilleros —10 hombres y 4 mujeres— habían tomado posiciones y habían controlado a todo el personal que se encontraba en la embajada. La primera declaración de Rosemberg fue —lo recuerdo—: “Soy el Comandante Uno y fusilaré uno a uno a todos los rehenes si nos atacan. Esta es la operación Democracia y Libertad y el comando se denomina Marcos Zambrano, el compañero que el gobierno mató hace unos días”. ¿Cuántos son ustedes?, preguntó el reportero. Entre 5 y 100, respondió el Comandante.

Naturalmente, el gobierno, fuera de sitio, tardó en reaccionar. Se esperaba un asalto brutal en cualquier momento, sobre todo en las horas de la madrugada de esa larga noche. No sucedió. Pero podía ser la siguiente, o la siguiente. Podrían descender por lazos desde helicópteros, o meterse por las alcantarillas, o simplemente bombardear. Los militares podían haber hecho, en esos días, lo que hicieron cinco años después en el Palacio de Justicia. La diferencia fue que los rehenes en la embajada eran diplomáticos extranjeros y no altos magistrados; Turbay era coronel honorario del Ejército y Betancur había destituido al ministro de Guerra, general Landazábal.

El tiempo pasaba. Amagaban los ataques. Los guerrilleros dormían poco. Desde edificios y casas los militares disparaban para mantener en tensión a los asaltantes, que por su parte, con ingenuidad, les respondían con tiros de pistola. Rosemberg se había arriesgado a decir —sin ser cierto— que en los muros de carga de la embajada habían colocado explosivos, y que el M-19, que “ni se rinde ni se entrega”, estaba decidido a morir como Ricaurte, o como Sansón. Le creyeron el cañazo. El clima internacional facilitaba esa prudencia: la embajada de EE.UU. en Irán estaba también tomada por Discípulos del Imán, y Carter no se atrevía a tomarla a sangre y fuego.

La embajadora de Costa Rica y los de México, Brasil y Venezuela jugaron un papel destacadísimo en el control de la situación emocional dentro de la sede diplomática. Al comienzo, la histeria recorrió salones y habitaciones. Los meseros se estrellaban contra los invitados y los invitados contra los asaltantes. Las arañas de cristal temblaban. Nadie, digamos, tenía puesto fijo. Con el pasar de las horas, y de los días, todos eran un solo grupo de seres humanos tratando de salvar sus vidas. Había comportamientos particulares. El embajador gringo, señor Diego Asencio, seguía siendo el poder. O la presa más valiosa. Él lo sabía. Todo comentario era escuchado por el diplomático con la ceja derecha levantada. El suizo era callado, retraído, y casi ausente; el Nuncio de Su Santidad era huraño, seco, impenetrable. No tuvo un solo gesto cristiano. En contraste, el israelita logró negociar la entrada de un rabino que ofició una ceremonia que llegó al fondo del alma de todo el mundo. El uruguayo era un cobarde, trataba de enredar a los asaltantes con fantasías de su cosecha para obtener ciertas licencias que terminaron por facilitarle la huida.


Todos los diplomáticos condenaron la fuga porque existía un pacto de no apelar a soluciones individuales. En el comando también había un uruguayo, llamado El Tupa, un obrero que militó a las órdenes de Raúl Sendic, el fundador de Los Tupamaros. El embajador de Egipto pasaba las tardes jugando con unos y con otro al ajedrez. A pesar de la tensa monotonía, hubo un momento de espanto: el pintor Manzur le había enviado como regalo al embajador Asencio un huevo de pascua pintado con las moscas que han caracterizado su obra. En una imprudencia se le cayó a una guerrillera el huevo del embajador y quedó estrellado en el piso. Silencio total. Hubo otros momentos divertidos: las guerrilleras organizaron un desfile de modas con los trajes que encontraron en el clóset de la señora del embajador. Aplausos. Hurras.

El papel de ‘La Chiqui’

El Comandante Uno nombró a una compañera, digna de su confianza y crédito, para representarlo en las conversaciones que el gobierno y la guerrilla adelantaban dentro de la famosa camioneta blanca, ubicada entre la embajada y Villa Chiva, un improvisado campamento donde se apostaban periodistas de todo el mundo día y noche. Fue una presencia vital para evitar un desenlace sangriento. La Chiqui —Carmenza Cardona Londoño— una muchacha del Valle, ágil, delicada, y de grandes ojos negros que su pasamontañas resaltaban aún más, fue la encargada de negociar con el gobierno. Era una mujer tan esmerada y fina que bordaba su pasamontañas como si fuera un pañuelo de seda.

El país seguía con ansiedad y esperanza su paso pequeño y altivo hacia la camioneta, acompañada del embajador de México, licenciado Galán, con quien hacía mucho mejor pareja que la que hacía con el Comandante Uno. Dentro de la embajada, rehenes y asaltantes eran cada día un grupo más compacto. La Chiqui informaba algunos pormenores de la negociación, recibía opiniones y atendía consejos. La tensión afuera no cedía. Había comandos gringos e israelíes listos a entrar al costo que fuera. Dentro de la embajada la tensión subía y bajaba. Cualquier movimiento irregular fuera de ella ponía a todos en alerta; si se repetía, la alerta era roja.

La única fuente de información era la radio internacional, puesto que el gobierno, como sucedió con el Palacio de Justicia, había prohibido toda noticia no autorizada. Radio Neederland y Radio Habana Cuba eran los verdaderos puentes con el exterior. En la camioneta, La Chiqui peleaba —con la asesoría de Galán, la voz de los diplomáticos—, la libertad de sus compañeros sometidos a un consejo de guerra en la cárcel La Picota. Pedían también los rebeldes 5 millones de dólares y un avión para viajar al exterior. Quienes conocían a La Chiqui sabían que era aguerrida en la polémica y obediente a sus mandos. Ella sabía, además, con quién trataba, más allá de los representantes oficiales Ramiro Zambrano y Camilo Jiménez. Los militares no estaban en condición de permitir una nueva salida airosa de la guerrilla pero tampoco de manchar de nuevo sus uniformes, por lo menos en público. Esa fue la fisura por donde se movió La Chiqui y también, sin duda, Turbay. Ella moriría en un largo y cruento combate al lado de 40 de sus compañeros en algún lugar de la selva chocoana; fue enterrada en una fosa común y nunca el Estado entregó el certificado de defunción a su familia.

La simpatía que el M-19 tenía en las clases medias, la fuerza ganada por el tema de los Derechos Humanos en la opinión pública y —hay que reconocerlo— la habilidad de Turbay para negociar con los militares, no permitían una solución a bala limpia. Sin lugar a dudas, por fuera de la embajada se movían El Flaco Bateman, Otty Patiño, Gabriel García Márquez, Alfredo Vásquez Carrizosa y quizá López Michelsen. Hacia el 19 de abril de aquel año Bateman propuso una cumbre en Panamá, el 1° de Mayo, para discutir no solo “la joda” de la embajada sino todos los problemas del país. Pero el “sancocho nacional”, como lo llamaba el mismo jefe del Eme, no tuvo lugar, entre otras cosas, porque Rosemberg aceptó poner fin a la toma el 26 de abril. Nunca se supo por qué el Comandante Uno fijó esa fecha para salir hacia Cuba.

El desenlace

El gobierno se ufanaba de que “no daría a los criminales ni un peso ni un preso”: lo de los presos fue así, lo de los dólares no. Con la plata que el gobierno recolectó entre sus amigos y relacionados, el M-19 compró las armas que llevaba el barco Karina y que el océano Pacífico se tragó. Cuando las 6 mujeres y los 9 hombres del comando abandonaban la embajada, los escoltas y los soldados los reconocían con la V de la victoria, unos abiertamente y otros por debajo del hombro. Al día siguiente miles de bogotanos hacían cola por la calle 26 para pasar por el puente del Concejo de Bogotá, recién inaugurado —y hoy destruido—, y luego seguir por la carrera 30 para mirar la embajada ya desolada y desierta, como duró muchos años después. Una verdadera procesión.

El operativo fue un triunfo político del Eme y, militarmente, una acción impecable. Treinta años después cabe preguntar si la Operación Democracia y Libertad hubiera sido rematada con el “Sancocho Nacional”, propuesto por Bateman, ¿no se habría evitado la tragedia del Palacio de Justicia, el asesinato de la Unión Patriótica, los 25.000 desaparecidos, los cementerios secretos, los “falsos positivos”, las motosierras, las piras humanas y toda la sangre y todas las mentiras que han estremecido al país durante estas tres décadas en que una generación entera —la nuestra— fue sacrificada? El sueño de vivir en una sociedad democrática es para nosotros ya leve.

  • 82
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

82
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JORGE JIMENEZ

Dom, 02/12/2012 - 13:34
Sr Carlos Gorostiaga yo lo conozco a UD en esa epoca Uds vivian en el barrio Pablo VI ?. Yo soy Jorge cuando eramos niños jugabamos futbol en el parque de el barrio recuerda? velezd19@yahoo.com
Opinión por:

Carlos Gorostiaga

Mar, 10/18/2011 - 22:22
Y como diria mi padre.......Sr. Molano, ud es un BOLUDO UTIL + UN REVERENDO PELOTUDO!!!!. Soy Carlos Gorostiaga, hijo del Sr. Oscar Gorostiaga, Encargado de Negocios y posterior Embajador de Paraguay en Colombia, durante mas de una decada.
Opinión por:

Carlos Gorostiaga

Mar, 10/18/2011 - 22:19
Su opinion Sr. Molano, se puede discutir. Pero su pensamiento, acerca de ese tipo de actividades y "personas" no resiste analisis. su articulo es una porqueria, con cero objetividad y llena de populismo barato. Lo mas positivo de esto, es el hecho de que ud haya podido comprobar la LIBERTAD que tubo para sacar su articulo en un diario de prestigio mundial. Sr. Molano, a mi padre lo torturaron ahi adentro (61 dias) y ud estaba disfrutando su LIBERTAD para escribir esta BABOSADA y PORQUERIA.. Por ultimo dejeme aclarar un punto mas, cuando se secuestra a alguien, se secuestra a toda una familia, a toda una sociedad y a todo un pais. Soy COLOMBIANO y "profesionales" como ud hicieron y hacen que mi PAIS no cure las heridas. Me gustaria tenerlo en frente para darle mi cordial opinion.
Opinión por:

Carlos Gorostiaga

Mar, 10/18/2011 - 22:08
Primero que nada agradezco el poder tener este espacio de opinion y aprovecho la oportunidad para felicitar al Espectador por esta oportunidad. Navegando por internet me encontre con este articulo, elaborado por el Sr. Molano. Mi padre estuvo secuestrado durante ese "gran y valiente evento" por parte de tan "patrioticos colombianos". Liberado en Cuba. Sr. Molano, entiendo que la libertad de expresion y pensamiento es lo mas importante para un ser humano. Ud como periodista lo debe saber bien. LA LIBERTAD. Sr, Molano, nadie, absolutamente nadie, merece perder la libertad (ni por un segundo) por cusas particulares de un grupo. Nadie. Vivo fuera de mi pais, y me da tristeza leer, tan poca objetividad por parte de un periodista. Es facil, opinar desde afuera y sumar populismo barato.
Opinión por:

PATRICIA 1971

Lun, 03/08/2010 - 16:01
Este baboso mamerto del Molano, pinta a esos criminales terroristas como angelitos... ahora la putrefacta alias "Chiqui" resulta ser una monja, y el asesino Bateman un cocinero frustrado... ¿Còmo permite ElEspectador que estas basuras vengan a llenar el periòdico con inmundicias????
Opinión por:

rooselvet perez castaño

Dom, 03/07/2010 - 20:40
NOVELESCO ARTICULO QUE MERECE ALGUNAS ACLARACIONES A LOS LECTORES. 1- EL SECUESTRO ES SECUESTRO Y NO TIENE JUSTIFICACION. 2-LA OBLIGACION DE TODO SECUESTRADO ES ESCAPAR AL PRECIO QIUE SEA, INDEPENDIENTE DE LOS PACTOS QUE HAGA BAJO ESA CONDICION DE SECUESTRADO.3- EL SECUESTRO NO SE LE DEBE DAR NINGUNA ANMISTIA. 4- LA EMBAJADA DEBIO SER TOMADA POR LOS COMANDOS ISRAELIES, SEGURAMENTE TODOS LOS SECUESTRADORES HABRIAN MUERTO COMO SUCEDIO EN ENTEBE(UGANDA), Y LAS BAJAS EN LOS SECUESTRADOS HABRIAN SIDO MINIMAS 5- EL DINERO QUE LLEVARON ESTOS HAMPONES SE CONVIRTIERON EN ARMAS EN CONTRA DE COLOMBIA. 6- EL PRESIDENTE TURBAY COMETIO MUCHOS DESAFUEROS, PERO Q MAS SE PODIA ESPERAR DE ESTE SEÑOR 7- LOS MILITARES APROVECHARON EL DESORDEN Y NO FUERON LLA,MADOS A RESPONDER POR LA BARBARIE QUE COMETIERON
Opinión por:

mariodaniel

Dom, 03/07/2010 - 18:30
Muy buen artículo, presenta la perspectiva de un grupo que en realidad fue capaz de concertar un proceso de paz y no uno ficticio como el de las AUC, pero igual sabemos que los uribestias solo tienen una neurona y es la que les dicta obedecer lo que les dice el "gran hermano" (para los uribistas leer 1984, SIII es un libro¡¡ la gente lee no solo ve RCN. leer no es de terrosistas, de pronto si lo hacen pueden ver más allá de los que les dice el gran director de nuestra dictablanda)...
Opinión por:

PATRICIA 1971

Lun, 03/08/2010 - 16:02
El "Gran Hermano" de los mamertos, se llama Hugorila Chaveztia.... inepto!!!
Opinión por:

immuno

Sab, 03/06/2010 - 19:06
1) El M19 fue el grupo terrorista que secuestro la embajada. 2) Existe una cosa que se llama sindrome de estocolmo y que explica la "aparente" unidad que habla el alcahueta de Molano. 3) Es etico que una persona se escape. Esto se llama el velar por la integridad de uno. Y como dice Spinoza, el principio de toda virtud es el amor a uno mismo. En consecuencia, el unico que actuo cuerdo fue el embajador uruguayo. Los otros tenia sindrome de estocolmo. 4) Belisario acabo con el decreto de estatuto de seguridad e inicio conversaciones con las FART quienes fundaron el partido UP...no paso nada...los de las FART volvieron a sus andadas. 5) El Sr Molano tiene una vision de la historia en la que pareciere apoyar los actos barbaricos como es el caso de un secuestro...Pobre hombre
Opinión por:

j.j.rendon

Vie, 03/05/2010 - 11:55
leyendo los comentarios de los uribestias, definitivamente es una lástima que un escrito de las altas calidades investigativas y de redacción llegue a las bestias uribestias alienadas, eso es como perlas para los marranos, esos imbéciles solo están acostumbrados a la aguamaza que produce jose ofidio gayviria, el primo hermano y asesor de pablo escobar y su otro primo alvaro el narcoparaco, así como el del ladrón de invercolsa y exministro del otro hampón y criminal narcotraficante, hijo de narcotraficante y primo de narcotraficantes que ya sale de la casa de narquiño rumbo a la CPI (corte penal internacional para los ignorantes uribestias)
Opinión por:

andressinn

Sab, 03/06/2010 - 02:34
No soy Uribista y digo que por pendejos como este Molano las ideas socialistas no progresan en colombia porque le hacen el juego a la violencia inutil de las guerrillas y los paramilitares
Opinión por:

Wanted

Vie, 03/05/2010 - 11:02
cual simpatia debe pregonarse de mi parte- si el m19 u otra agrupacion narcoterrorista le matara a su madre o a su familia- eso es ser un perro merecedor de vivir en venezuela. juna manuel santos calderon presidente 2010 2022
Opinión por:

andressinn

Sab, 03/06/2010 - 02:32
Que santos ni que nada! Un tipo que bajo su ministerio asesino casi 2000 personas inocentes hoy catalogadas como falsos positivos? ese lo que es una bestia que estuvo en contra de la reeleccion y despues le creo a Uribe el partidito ese para que uribe le diera el ministerio.
Opinión por:

Wanted

Vie, 03/05/2010 - 10:58
SI EL M19 OBTUVO MAS EXISTOS- ESO SIGNIFICA QUE USTED SIMPATIZA CON QUIENES DESTRUYEN LA VIDA HUMANA- FARUCHO PERRO VENEZOLANO- HASTAENGENDRADO POR CHAVEZ SERAS PERRO JUAN PACHÁ. canten conmigo este estribillo JUAN MANUEL JUAN MANUEL JUAN MANUEL SANTOS CALDERON PRESDIENTE 2010 PRESIDENTE 2010 PRESIDENTE 2010 HASTA EL AÑO 2022. EL POLO ES UNA PECUECA LUIS EDUARDO GARZON UN NAGUETAS BOCON LOS LIBERALES ESTAN ESTINGUIDOS PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS CALDERON Y SI LES QUEDA ALGUNA DUDA JUAN MANUEL SANTOS CALDERON 2010 HASTA EL 2022 el ritmo es de la lambada. canten perros- que jamas volveran a tener el poder para darle albergue a ladrones- acorruptos ni a guerrilleros. no mas caguanes en nuestro pais.
Opinión por:

Wanted

Vie, 03/05/2010 - 10:49
JUAN PACHÁ: VENEZOLANO MALPARIDO- USTED NO PERDIO FMAILIARES POR LAS BALAS DEL M19- POR ESO HASTA COLOCARIA A SU MADRECITA PARA COGERLE CRIA A PETRO. JUAN MANUEL SANTOS CALDERON PRESIDENTE 2010 2022. me salio en verso y es cierto.
Opinión por:

Juan Pacha

Jue, 03/04/2010 - 15:42
El M-19 es el grupo subversivo que mas EXITO y SIMPATIA ha logrado dentro del pueblo colombiano en la historia del pais. Un grupo NACIONALISTA con mayor porcentaje de intelectuales que cualquier gobierno colombiano y sus MONGOLICAS fuerzas militares, claro y naturalmente mucho mas que el de la PATRIA BOBA URIBISTA. Despues de tanta izquierda FRACASADA viene el turno de la izquierda. PETRO PRESIDENTE 2010-2018.
Opinión por:

andressinn

Sab, 03/06/2010 - 02:30
Decime cual exito? que el lo que entrego el M-19 al pais? Un lameculos como Rosemberg Pabon trabajando para el Uribismo? Un palacio de justicia quemado? donde esta el legado? de cuales exitos habls?
Opinión por:

el CAREFREE...

Jue, 03/04/2010 - 17:05
Que bueno que los pobres mamertos no piensen para escribir, queriendo hacer propaganda, lo que hacen es hundir al candidato ...
Opinión por:

nomas uribestias

Jue, 03/04/2010 - 13:11
POR QUÉ SERÁ QUE ESTOS URIBESTIAS SIEMPRE RECURREN A EPISODIOS EN TIEMPOS DEL M-19 PARA TRATAR DE DESACREDITARLOS, Y NO SON CAPACES DE RAZONAR UN POQUITO, PUES PARECE QUE TIENEN EL CEREBRO LLENO DE MIERDA, SI ES QUE TIENEN CERBRO.. ES QUE NO CONOCEN LA HISTORIA TAL CUAL SICEDIÓ CUANDO EL SEÑOR TURBAY ERA UN VIOILADOR DE DERECHOS HUMANOS Y PERSIGUIÓ A TANTA GENTE INOCENTE Y PERMITIÓ QUE NUESTRAS FUERZAS MILITARES, EN CABEZA DEL ASESINO CAMACHO LEIVA, TORTURARAN Y DESAPARECIERAN A TANTOS COMPATRIOTAS. PUES EL EME FUE UNA VOZ DE PROTESTA EN NOMBRE DE LA POBRE COLOMBIA INERME Y ASOLADA...SEGURAMENTE LOS TORTURADOS NO ERAN DE TU FAMILIA.
Opinión por:

andressinn

Sab, 03/06/2010 - 02:28
Bonita forma de protestar secuestrando, matando y quemando palacios de justicia, digame cual es la diferencia entre un gobierno que mata y una guerrilla que mata tambien?
Opinión por:

el CAREFREE...

Jue, 03/04/2010 - 14:13
Los torturaron por joder ...¿? o por secuestrar, extorsionar , asesinar .. etc..etc ... IMBECIL
Opinión por:

somorc

Jue, 03/04/2010 - 07:27
Y pensar que hoy tenemos un aspirante a la Presidencia que habla de crimenes, será que Petro tiene autoridad moral para dirigir al pais ?
Opinión por:

jua_perez

Jue, 03/04/2010 - 23:34
Si, tiene toda la utoridas moral. Petro 2010-2014
Opinión por:

el CAREFREE...

Jue, 03/04/2010 - 02:35
Este pobre anciano se quedó trabado en el tiempo ...
Opinión por:

mi primera peca

Vie, 03/05/2010 - 15:05
cuando dice que ese pobre anciano se quedo trabado en el tienpo ispira es lastima ya que usted piensa que siempre sera joven y no llegara a viejo por eso le digo como dice el adagio popular uno tambien tuvo 20 años
Opinión por:

analizandoando

Mar, 03/02/2010 - 13:25
El legado más deleznable del uribismo consiste en hacer creer a la gente que la realidad del país se ve en blanco y negro, que hay unos "buenos" y unos "malos" claramente identificables, por definición, a priori. Y esa coerción mental puede ser lucrativa electoralmente, pero es caldo de cultivo de nuevas formas de violencia. El bien y el mal no son cosas definibles y presentes en dos bandos contrarios y fácilmente identificables. Ya ven ustedes, el señor Rosemberg Pabón ("terorista, cobarde, criminal" en el léxico de los uribistas) trabaja desde hace años en el gobierno de Uribe y se reúne frecuentemente con él. Igual sucede con varios ex militantes del M-19. ¿Entonces habrá que decir que Uribe es un guerrillero vestido de civil? ¿Que Uribe justifica la toma de la embajada y del Palacio?
Opinión por:

jua_perez

Jue, 03/04/2010 - 23:22
una constitucion, misma que le impidió a Uribe convertirse por acrobacias leguleyas en el DICTADOR que acabaría con Colomiba.
Opinión por:

andressinn

Mar, 03/02/2010 - 18:11
No se trata de buenos o malos, se trata de mostrar indignacion acerca dela manera como se pretende mostrar la violencia cobarde como "heroismo". Y como usted lo dice, de que sirvio tanta payasada del M-19 si iban a terminar casi todos en las sombras o haciendo parte de un gobierno tan ilegitimo com oel de Uribe? Le parece mucha cosa quemar un palacio de justicia, secuestrar, matar, extorsionar para luego terminar como lameculos de Uribe por un puesto? Ahi queda demostrado que la violencia es una forma de mediocridad.
Opinión por:

superbeto68

Mar, 03/02/2010 - 15:15
¿Y el legado del M 19?, ninguno. ¿Para que sirvieron todas esas tomas espectaculares y todos los muertos que dejaron en el camino las gestas "heróicas" del "flaco" Bateman y sus muchachos?. Para nada. No solo Rosemberg es funcionario público, muchos otros ex guerrilleros trabajan para el gobierno Uribe y no por eso Uribe justifica la toma del palacio ni es guerrillero. Los indultados del M le deben muchas explicaciones al país, la verdad no la tiene que contra solamente los militares violadores de derechos humanos, la tienen también que contar los ex guerrilleros que vertieron mucha sangre, sólo así las cosas dejarán de ser en blanco y negro.
Opinión por:

superbeto68

Mar, 03/02/2010 - 15:15
¿Y el legado del M 19?, ninguno. ¿Para que sirvieron todas esas tomas espectaculares y todos los muertos que dejaron en el camino las gestas "heróicas" del "flaco" Bateman y sus muchachos?. Para nada. No solo Rosemberg es funcionario público, muchos otros ex guerrilleros trabajan para el gobierno Uribe y no por eso Uribe justifica la toma del palacio ni es guerrillero. Los indultados del M le deben muchas explicaciones al país, la verdad no la tiene que contra solamente los militares violadores de derechos humanos, la tienen también que contar los ex guerrilleros que vertieron mucha sangre, sólo así las cosas dejarán de ser en blanco y negro.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio