¿Quiénes están detrás del sistema?

Menos de 20 familias conforman el grupo de operadores privados que hoy reciben los mayores dividendos por el servicio.

Lo han denunciado los miembros de la red de usuarios de Transmilenio hasta el cansancio, lo han repetido concejales y funcionarios. Lo dijo el mismo alcalde Gustavo Petro: algo anda realmente mal en el modelo de negocio bajo el que funciona el sistema de transporte masivo de Bogotá.

Las cifras demuestran que sus señalamientos no son errados: del pasaje que pagan los usuarios, más del 85% queda en bolsillos de los operadores privados y sólo una pequeña parte termina en Transmilenio S. A. Sin embargo, es esta última la que tiene que responder por todos los gastos de mantenimiento, entre ellos los cuantiosos arreglos de las losas que, según el alcalde Petro, le costarían a Bogotá cerca de $300 mil millones.

Según datos de la Red de Veedurías de Colombia, sólo en 2010 el recaudo de Transmilenio fue de $735 mil millones, pero el Distrito apenas facturó $41 millones. Pese a esto, sólo en gastos de funcionamiento, seguridad y aseo tuvo que invertir $102 mil millones. Eso sin contar con la construcción de las troncales: en la Fase I de Transmilenio la ciudad invirtió alrededor de $1 billón y en la Fase II, más de $3 billones.

“Los operadores, en cambio, sólo tienen que responder por poner a circular sus buses y terminan con la mayor parte de las ganancias”, así lo advierte Camilo Galeano, vocero de la Unión de Usuarios de Transmilenio.

¿Quiénes están detrás del negocio que ayer paralizó la ciudad? Los primeros contratos para la Fase I se suscribieron en 2000 con Metrobús, Ciudad Móvil, Sí 99 y Express del Futuro. Finalizarían en un año, pero no hay una fecha exacta de su vencimiento. Lo mismo pasa con la Fase II, en la que salieron beneficiadas las empresas Sí-02, Conexión Móvil y Transmasivo, entre otros, y cuyos contratos terminarían entre 2012 y 2016.

Aunque la polémica en torno a estos contratos no es nueva, volvió a ponerse sobre la mesa debido al colapso que viene sufriendo el servicio. Galeano explica que uno de los motivos de las protestas de ayer tiene que ver con los contratos.

Según el vocero de los usuarios, es urgente que la administración tome medidas para que el servicio deje de ser un negocio en manos de menos de 20 familias (ver recuadro) y que de paso sean revisados los contratos que ya fueron adjudicados para la operación del Sistema Integrado de Transporte (SITP).

Lo mismo opina Carlos Guevara, vocero del Movimiento Mira y quien viene haciendo seguimiento al tema hace varios meses: “Esta es una oportunidad para revisar un modelo de negocio perverso para la ciudad y que genera grandes pérdidas”.

Por su parte, el concejal de Progresistas Carlos Vicente de Roux cree que el problema no está en los porcentajes actuales, sino en el margen de utilidad con el que terminan los operadores privados. De Roux explica que no habría ningún problema en que los privados se quedaran hasta con el 100%, siempre y cuando permitieran, por ejemplo, la disminución de las tarifas a los usuarios.

Esa disminución en el precio de los pasajes sólo será posible cuando se renegocien los contratos con las familias, tal y como lo anunció el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla. Lo cierto es que de poder transformarse, los contratos no sólo permitirían que los bogotanos paguen menos por desplazarse por la ciudad, sino que el Distrito cuente con los recursos necesarios para invertir en la renovación del sistema.

Las familias de Transmilenio

Estas son algunas de las familias con participación accionaria en el sistema de buses de transporte masivo. A ellas les ha venido haciendo seguimiento la Unión de Usuarios de Transmilenio:

-Familia Cubides, de Metrobús (Tunal). Representante legal: Raúl Enrique Segura.

-Familia Prieto y familia Ruiz, grupo Fanalca de Ciudad Móvil (Zona Norte). Representante legal: Gustavo Gómez.

-Familia Martínez de SI99 (Usme, Molinos). Representante legal: Víctor Martínez.

-Familia Hernández - Ríos Velilla de Express del Futuro (calle 80). Representante legal: Andrés Jaramillo Botero.

-Familia González - López Cortés de Transmasivo (Suba). Representante legal: Hollman Suárez.

-Familia Mejía Sánchez de City Móvil (Usme, Molinos).