Álvaro Forero Tascón 11 Abr 2011 - 1:00 am

¿Cómo defender al Estado?

Álvaro Forero Tascón

EN UNA SOCIEDAD EN QUE MUCHOS sectores, legales e ilegales, se aprovechan de la debilidad del Estado, sólo los gobiernos que lo fortalecen defienden realmente el interés general y por ende cumplen la Constitución.

Por: Álvaro Forero Tascón
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/columna-262088-defender-al-estado
    http://www.elespectador.com/impreso/columna-262088-defender-al-estado
  • 0

La debilidad del Estado colombiano es una constante histórica, pero con ciclos de mayor debilitamiento y periodos de fortalecimiento. Estos últimos generalmente han coincidido con gobiernos que reformaron la Constitución, pues el criterio tradicional ha sostenido que el fortalecimiento estatal se hace por el camino de la modernización institucional, por oposición a las políticas coyunturales o personalistas que tienden a no perdurar en el tiempo. Ese enfoque primó entre los expertos que evaluaron recientemente a los presidentes colombianos, pues sobresalieron los más reformistas e institucionales, como Santander, los Lleras, López Pumarejo y Gaviria, por encima de Bolívar, Mosquera, Reyes, Gómez y Uribe.

En Latinoamérica la preocupación sobre el Estado no debe ser sobre su tamaño como en los países desarrollados, sino sobre su fortaleza, sobre su capacidad de defender el bien común. En Colombia esa discusión ha tendido a evadirse por la falta de distinción ideológica entre los partidos y por el clientelismo. Pero la disyuntiva sobre cuál es la manera correcta de fortalecer el Estado está hoy en el centro de la política nacional, porque refleja la principal diferencia entre los gobiernos de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. Uribe logró fortalecer al Estado frente al enemigo más visible, la guerrilla, pero no hizo lo mismo frente a los otros grandes enemigos del Estado, los corruptos, los politiqueros y los demás violentos. Ni frente a grupos de presión poderosos.

El gobierno Santos está intentando fortalecer al Estado en los aspectos que sufrieron mayor debilitamiento en el gobierno anterior. Son muestras de eso la ley de reorganización con que se crearán de nuevo ministerios y se modificarán entidades débiles, las leyes de tierras y de víctimas, el estatuto anticorrupción, la ley de regalías, la que eliminó rebajas fiscales, las de nuevos códigos, la gestión para conseguir el nombramiento de fiscal general, la nueva política exterior, y esfuerzos puntuales frente a sectores como transporte y financiero.

Sin embargo, el fortalecimiento institucional por vía del reformismo y del respeto democrático no basta para enfrentar efectivamente a los principales enemigos del Estado. Las reformas políticas no consiguen desarticular la corrupción política, ni los intentos por depurar la policía logran golpear efectivamente al narcotráfico, ni los códigos a los sobornadores. Esos enemigos se enfrentan fundamentalmente con acciones ejecutivas apoyadas en fenómenos de opinión pública como las de Uribe contra a las Farc y Mockus contra el clientelismo en Bogotá. Mientras los enemigos del Estado estén por dentro con la politiquería, quedará en manos de los populistas y los antipolíticos hacer la defensa del Estado que más les interesa a los ciudadanos. Pero esas acciones carecerán de marco institucional y por lo tanto de continuidad y de profundidad.

Sólo un mandato partidista de gran envergadura es capaz de institucionalizar una lucha frontal contra los peores enemigos del Estado. La Ola Verde fue la cuota inicial.

  • 19
  • Enviar
  • Imprimir
19
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JARLOZ mejor aquí.

Lun, 04/11/2011 - 21:46
EL PUEBLO CONSTITUYENTE PRIMARIO V I L IPENDIADO, HUMILLADO SIN FUTURO SIN SUEÑOS, le regalan por sus derechos el día de las elecciones: Cena con lechona, pollo asado, rellena, ajíaco, Aguardiete, tabaco y ron. Rumba hasta el amanecer. Reparcheo de calles, andenes a medio hacer. Bultos de cemento+viaje de ladrillos+arena. Esa es la paga de los que han servido para colocar los Gobiernos por cuatrenios en éste país camandulero e ignorante. Su suerte la tiene merecida pero quienes no aceptamos ésta clase de tratos siempre estaremos dispuestos a reivindicar el honor y la honra de todos los que formamos el Estado Colombiano. Lo defenderemos no vendiéndo nuestro pensamiento, nuestra libertad a expresarnos, a elegir por convicción no por obligación. A exigir el respeto a la Constitución del país
Opinión por:

La Paz y la Justicia

Lun, 04/11/2011 - 15:19
Un Pueblo, no debe esperar a tener Lideres Sociales (Mesias), que respeten y promuevan el cumplimiento de la ley y que tenga el carisma suficiente para cambiar el comportamiento de los representantes corrruptos..........Esta tesis ademas de ser muy peligrosa, esta en contra via de los Hechos (La Verdad)...............Desde 1991, la Constitucion y sus Leyes secundarias ha sido revisada por nuestros Padres de la Patria, para promover y blindar la corrupcion,.....trabajo por el cual ha pagado y paga el Pueblo Colombiano......................La Ley no debe promocionar ni blindar la corrupcion, debe ser lo suficientemente dura o fuerte para prevenir o disuadir la accion la accion de los corruptos..............Un Pueblo que se Respeta y se Auto Valora, no pide ni solicita Justicia, la ESTABLECE.
Opinión por:

leigh

Lun, 04/11/2011 - 15:04
El Estado tiene tres patas bien puestas: Ejecutivo, legislativo y Judicial con plena autonomia, independencia y reciprocidad. Aquí hay que hacer un acto de fe, creer en colombia. Porque eso que dicen llamarse colombia ha sido una gran finca que se reparten los mayordomos cual jauria de canes. La sociedad para su desarrollo integral requiere Educación, justicia y salud, tres elementos que los administradores niegan y pretenden como el columnista justificar su fortalecimiento del Estado con aumento de militares. Menos militarismo, menos camandula, menos manipulación, menos exclusión, menos injerencia extranjera; más verdad, más justicia, más reparación, más empleo, más respeto por el diferente. Cuando eso se dé, podemos hablar de Estado fuerte.
Opinión por:

leigh

Lun, 04/11/2011 - 15:18
Señor Escritor/ Qué nos queda del patrimonio público que tenía el Estado Colombiano en 1990? haga el balance sobre las telecomunicaciones, la banca, la salud, las electrificadoras, acueductos, telefónicas, transportes, hoy de quién son esos negocios? Cuántos militares había en 1990 y cuántos hay hoy? Cuántas textileras, arroceras, cacaoteras y cafeteras habia en 1990 y cuántas hay hoy? A quién está beneficiando los recursos naturales y mineros? A quién le corresponde defender al Estado? Cuántos estudiantes tenía la Nacional en 1990 y cuántos tiene hoy?.
Opinión por:

COKIS25

Lun, 04/11/2011 - 13:35
por nosotros Gaitan, si no en una sola voz que los polìticos corruptos mataron al pueblo, a los niños, a los jovenes, a los ancianos, a los campesinos, a los humildes... Y que vivan los corruptos, los nule, los moreno, los uribistas, los santos, los del IDU, los del DAS, los de la DNE, los del INCODER, los de AIS, los del INPEC, abajo los pobres, los encarcelados por delitos irrisorios, que mueran los niños, que el asalariado trabaje el doble para pagar las jormadas de trabajo de los SENADORES.
Opinión por:

COKIS25

Lun, 04/11/2011 - 13:32
los que mataron a Gaitan son los que estàn gobernando nuestro Pueblo, y los que llevan desangràndonos decadas y lo seguiran haciendo miestras nosotros los colombianos honrados y trabajadores lo permitamos. Asì como ese dìa de abril la gente se lanzò a la calle a protestar, asì deberìamos hacer nosotros por todas las atrocidades que a diario comete el estado, beneficios para los delincuentes de cuello blanco, los atropellos en el trasmilenio, los impuestos obligados a pagar (para que los hijos de estos ilustren vivan comodamente mientras miles de niños mueren de hambre), la falta de salud, educacion (mientras los hijos de èstos estudian en el exterior), niños en las calles, pobreza, miseria, desplazamiento, salgamos a la calle y gritemos no que mataron al hombre que hubiera hecho algo.....
Opinión por:

luifernd

Lun, 04/11/2011 - 11:50
El Estado Colombiano se asimila al Galeón que en Macondo encontró Aureliano Buendía acompañado de un piquete de macondianos desbrozando maleza y llegaron al espectacular mar...Allí estaba tendido en el inmenso arenal destartalado, como un esqueleto de milenario con nombre estertóreo... sin servir para nada e irreparable porque nohabía bienes con que hecerlo. ¿Qué bienes tiene el Estado colombiano, si ya los particularizaron con su privatización, que fue una forma de adueñarse de ellos? ¿Con qué pagará la deuda externa Colombia, si no tiene ningunos bienes? He ahí que ya Colombia es un protectorado de Estados Unidos la estrellita N°? Estas cosas no son de comunistas sino, sino de cualquier hijo de Colombia.Repito: Colombia es pais, pero de Nación y Estado, nanay cucas.Averiguenlo Vargas!!!
Opinión por:

Colombia.despierta.2009@gmail.com

Lun, 04/11/2011 - 11:38
Gracias por una columna tan inspiradora y centrada, definitivamente creo que usted pone los puntos sobre las íes cuando dice: "Esos enemigos se enfrentan fundamentalmente con acciones ejecutivas apoyadas en fenómenos de opinión pública como las de Uribe contra las Farc y Mockus contra el clientelismo en Bogotá." La defensa de La Constitución Política por medio de Partidos fuertes es una necesidad fundamental de nuestra democracia.
Opinión por:

Ar mareo

Lun, 04/11/2011 - 11:20
Su penultimo parrafo debiera ser de obligatoria lectura por el gobierno nacional. Se busca gerente para este pais, uno que use sus titulos universitarios!! Nuestros presidentes parece que gobernaran paises Europeos (excepto uribe que parecia gobernando a Salgar)
Opinión por:

laurika

Lun, 04/11/2011 - 11:18
Aquí en colombia no hay estado , lo que hay es una justicia de pantalones, aunque arrinconada y vilependiada.Agradezcan los civles a la Corte y a sus valerosos jueces, que la cosa colombiana no se haya vuelto una hecatombe como lo quería el promesero y politiquero Furhibe que decidió mantenerse disque en partido de última hora sin principios, sin doctrina, como un corral donde la corrupción se vuelve estrategia y con ello se presiona a otros políticos limpios que pretenden la paz y garantizar el ejercio de los derechos y obligaciones ciudadanas.
Opinión por:

laurika

Lun, 04/11/2011 - 10:55
Aquí en colombia no hay estado, a pesar de la constitucion escrita.Se ve es el empotramiento del paramilitarismo,con la consecuente desfiguración de nuestro ejército institucional, profesional , consciente y digno en cabeza aún de algunos militares intelectuales y decentes que aún no se pronuncian respecto de esa desinstitucionalización del ejército que sigue más bien intereses foráneos que los propios mandados por la constitucion.La consecuencia: un partido paramilitar,como el de la U, con el cual se quiere ventilar la legitimación de una serie de cosas tales como la caterva furhibista, un gobierno doble espúreo del furhibe y confrontar la institucion de la justicia como la única que le hace frente en parte a esta ideología que contamina los medios de opinion , radio y tv.
Opinión por:

Contradictor

Lun, 04/11/2011 - 09:05
El problema es que los lìderes honestos que quieren hacer polìtica sana son asesinados.
Opinión por:

paisacoraje

Lun, 04/11/2011 - 08:56
Una ola verde cada vez más pálida cuando el candidato a la Alcaldía de Bogotá quiere aceptar el "todo vale". El fortalecimiento innstitucional que pregona el columnista es una absoluta utopía porque en Colombia los que cuidan la longaniza son los mismos gatos.
Opinión por:

simonportes

Lun, 04/11/2011 - 08:46
no pues! gracias a uribe no tenemos guerrilla, pero el monstruo de simililar y peor magnitud del narcoparamilitarismo y la corrupciòn ahora tienen al país de fiesta, la gente asume que todo está mejor porque ya no hay camuflados armados haciendo retenes... claro, porque los podían ver, en cambio ahora no pueden ver las toneladas de droga que se reparten entre escritorios y despachos, los contratos adjudicados a amigos y terratenientes, tampoco están en las casas de los dirigentes corruptos para ver cómo se gastan la platica de los impuestos... ojos que no ven, país que se pudre.
Opinión por:

laurika

Lun, 04/11/2011 - 11:23
Toca apelar al militar profesional, decente, que aún cuenta con objeción de conciencia, y que es patriota, que no le come cuento a la caterva furhibista, que se armonice con los fines del estado y los intereses populares, para limpiar primero el interior de las fuerzas armadas de aquellos que la infamaron, que no se dejan utilizar como mercenarios en escenarios de guerra que no es la nuestra, que tenga un sentido de honor, sentido de emancipación, que lea con detenimiento cuáles son los fines del estado constitucional del estado social de derecho que formalmente nos rige y los ponga en práctica contra las amenazas y las prédicas de la caterva Uribista que busca rreencaucharse en los verdes que ya empiezan a marearse como ya van a entrar a comer mortecina.
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 04/11/2011 - 02:05
"El gobierno está intentando fortalecer al Estado...Sin embargo, el fortalecimiento institucional por vía del reformismo y del respeto democrático no basta para enfrentar efectivamente a los principales enemigos del Estado. Las reformas políticas no consiguen desarticular la corrupción política, ni..." Hombre Álvaro, de veras que Usted me sigue asombrando. ¿De qué manera? Le pongo un ejemplo medio destemplado, pero ejemplo al fin de cuentas. Facundo Cabral -con lo todo y lo versero que es- decía que su abuela estaba convencida de que hacer el amor alargaba los años de vida... y por eso le parecía bastante sospechoso que Borges hubiera vivido tanto tiempo. Me seduce su lúcido discurrir sobre política en un país sin Estadistas, así como C. A. Vélez penetra los arcanos del fútbol en un país
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 04/11/2011 - 02:04
donde el balompié es propiedad de una mafia de barrigones, negocio redondo en manos de unos cuantos cínicos malandros. Como el Chavo del 8 que fantasea con la Chilindrina sobre las tortas de jamón que se comerá el día que tenga unas monedas. Todo suena bien. Cartesianamente impecable. Agudos silogismos honestos. Pero...¿y qué más? Hasta la perplejidad de ver en la segunda página de este diario cómo se levanta el humo embriagante del opio adulador (conociendo al El Espectador, como lo conocemos sus fieles lectores, es factible que se trate de su habitual ironía: surtir de bellezas al oprobioso Ejecutivo) cuando dice que en la anterior semana se anotó puntos de oro en su reciente gira por el exterior. ¡Es que no tenemos con quién, viejo Álvaro! ¡Si es la misma caterva de granujas chambones!
Opinión por:

suesse

Lun, 04/11/2011 - 08:07
Me hacia al terminar de leer el artículo la misma reflexión: como y con quienes, y desde dentro, via partidos, hacer lo que se debe hacer aqui? Digamos, hay gente con buenas ideas, honesta, con intenciones y acciones coherentes en su discurso y vida, con agudeza suficiente y ganas de hacer vida política en el buen sentido....pero sin apoyos, sin dineros, sin maquinarias. Será que esa persona ( o personas) podria hacer carrera, ser elegido? No se....Y no es asunto de lograr convencimientos, de cual guru cambiar ideas, intenciones y éticas...porque la gente, en prncipio, y menos en edad de ser "candidatos" no cambia, o no así de fácil. Una via seria arrasar con el Congreso, para evitar que sigan perpetuándose a ellos y sus malandros en el poder...pero, como? Gris el tema se ve...
Opinión por:

Enzo Mountain

Lun, 04/11/2011 - 01:51
"El gobierno está intentando fortalecer al Estado...Sin embargo, el fortalecimiento institucional por vía del reformismo y del respeto democrático no basta para enfrentar efectivamente a los principales enemigos del Estado. Las reformas políticas no consiguen desarticular la corrupción política, ni..." Hombre Álvaro, de veras que Usted me sigue asombrando. ¿De qué manera? Le pongo un ejemplo medio destemplado, pero ejemplo al fin de cuentas. Facundo Cabral -con lo todo y lo versero que es- decía que su abuela estaba convencida de que hacer el amor alargaba los años de vida... y por eso le parecía bastante sospechoso que Borges hubiera vivido tanto tiempo. Me seduce su lúcido discurrir sobre política en un país sin Estadistas, así como C. A. Vélez penetra los arcanos del fútbol en un país
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio