Los mayores bancos de América Latina

El buen comportamiento de los mercados y las reformas financieras en algunos países, tienen a los bancos en la cresta de la ola.

Con activos por más de US$167.000 millones y utilidades superiores a los US$1.280 millones, el Banco do Brasil se ubica nuevamente como el mayor banco de América Latina según el ranking anual de la revista América Economía.

De acuerdo con la publicación, "la banca latinoamericana, especialmente la de Brasil, Chile, México, Colombia, Perú y Panamá, está alcanzando altos niveles de solidez. Son los países que más han apostado a reformar y modernizar sus sistemas bancarios, y que a la vez más en serio se han tomado los desafíos de Basilea II".

Lo propio están haciendo las instituciones financieras con su tamaño y rentabilidad. A junio pasado, los activos de los 250 bancos más grandes de la región aumentaron en 38% con respecto a 2006. Según el escalafón, no sólo las bajas tasas de interés, que han impulsado el mercado de los créditos de consumo e hipotecarios en varios países, fueron las causantes del repunte.

"También hay que sumar la "timba", que es como se conoce en el argot bancario a los recursos destinados a las transacciones en mesas de dinero y que creció nada menos que 48% en el último año. Pero si eso le sorprende, afírmese: las utilidades anuales de la banca de la región subieron en 31,5%, frente a lo conseguido la misma fecha en 2006", dice el análisis de América Economía.

Curiosamente, la publicación señala que Venezuela es el país cuyos activos bancarios más crecieron en el último año. ¿La razón? El crecimiento económico, impulsado por los precios del petróleo y la liquidez del mercado por los controles de cambio, "que ha generado un boom del crédito de consumo que ha hecho crecer sus activos en un impresionante 64,2%, haciendo saltar también sus utilidades".

Sin embargo, los riesgos de la banca venezolana son altos, pues están obligados a mantener más de un tercio de sus carteras de créditos en sectores designados por el gobierno, con tasas preferentes. "El outlook es negativo, además, debido a la anunciada nueva ley de bancos que el gobierno alista para 2008", resalta la revista de negocios. "Para algunos bancos venezolanos, la única salida posible ha estado en el aeropuerto: muchos han optado en invertir fuera, con Panamá como principal destino de sus inversiones en el último año".

Pese a la incertidumbre del mercado venezolano, en general, concluye el análisis, "la felicidad de los banqueros es transversal y, por ahora, las sonrisas en la cara de los banqueros van de oreja a oreja". Habrá que esperar qué sucede el próximo año.

 

Temas relacionados