La entrevista de Cecilia Orozco 6 Feb 2010 - 10:00 pm

Cierre de la revista ‘Cambio’, golpe al periodismo de denuncia

La decisión de la Casa Editorial El Tiempo de clausurar la revista ‘Cambio’ y de cancelar los contratos de Rodrigo Pardo y María Elvira Samper, los dos directivos del semanario, causó asombro y desasosiego en el mundo de los medios.

Por: Cecilia Orozco Tascón
  • 1284Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/cuadernilloa/entrevista-de-cecilia-orozco/articuloimpreso186229-cierre-de-revista-cambio-gol
    http://www.elespectador.com/impreso/cuadernilloa/entrevista-de-cecilia-orozco/articuloimpreso186229-cierre-de-revista-cambio-gol
  • 0
Foto: Daniel Gómez

 Y no sólo por inesperada. También porque casi nadie creyó que las razones económicas que se argumentaron para sacarla del mercado fueran las únicas. Los dos periodistas creen que hubo motivaciones políticas.

Rodrigo Pardo, ex director de la revista ‘Cambio’

“Nos botaron y nos cerraron, pero no nos equivocamos”

Cecilia Orozco Tascón.- ¿El cierre de la revista fue una decisión abrupta que se le comunicó a usted de improviso o fue informado anticipadamente?

Rodrigo Pardo García-Peña.- El año pasado supe que la junta directiva estaba evaluando lo que llama “el modelo de negocio” y que había inquietudes al respecto. De otro lado, también me llegaban rumores sobre las molestias que suscitaba el periodismo de denuncia y análisis que hacíamos. Cambio reveló, en 2009, los vínculos de Guillermo Valencia Cossio con la mafia, los acuerdos entre Colombia y Estados Unidos sobre las bases militares y el escándalo de Agro Ingreso Seguro, entre otros temas polémicos. Pensé que estos buenos resultados bastarían para que la Casa Editorial decidiera seguir adelante con la revista. Nunca me imaginé el cierre ni mucho menos mi salida de El Tiempo. Y no fui avisado con anticipación.

C.O.T.- La clausura de una revista de actualidad tan importante como ‘Cambio’ no es una decisión que se toma de un día para otro. ¿La situación económica era tan desesperada?

R.P.G-P.- No. En 2009 hubo ganancias y para 2010 ya se habían vendido más de $1.500 millones. Aunque no soy gerente, pienso que este año, con la recuperación de la economía que se espera, las utilidades de Cambio habrían podido aumentar. Además, la evaluación de un medio no se puede limitar al aspecto económico. Hay que hacer otro tipo de consideraciones, como la responsabilidad social que implica el periodismo para la democracia y el fortalecimiento del debate público.

C.O.T.- De todas maneras, se pregunta uno si un conglomerado con tanto músculo financiero como El Tiempo no hubiera podido mantener a Cambio, dado el valor de su marca. ¿El cierre tuvo que ver con las denuncias que ustedes hicieron?

R.P.G-P.- Me he estado preguntando hasta dónde el tipo de periodismo que practicábamos en Cambio, es decir, un periodismo investigativo, de denuncia, independiente, profundo, cabe en una casa editorial como El Tiempo, o en otros grupos que tengan una relación de dependencia con el poder político. Esto limita las posibilidades de existencia de una publicación como Cambio, porque mientras los propietarios necesitan cercanía con el Gobierno, el buen periodismo necesita independencia y distancia. La revista pisaba muchos callos, semana tras semana, que causaban molestias en personas del Ejecutivo.

C.O.T.- Entonces, ¿usted sí cree que el contenido de la revista influyó en la decisión de cierre?

R.P.G-P.- Sí, el contenido influyó. Lo que no sé es cuánto. Pienso que coexistían la molestia con la línea editorial y las inquietudes sobre la rentabilidad. Esto último me lo han dicho explícitamente. Lo primero, lo sospecho por indicios y por las preguntas que me hacían desde hace un tiempo. Ahora dicen que van a hacer una revista mensual. ¿Por qué María Elvira Samper y yo no podíamos hacerla? Obviamente no gustaba nuestra línea.

C.O.T.- ¿Por ser una línea crítica y de oposición?

R.P.G-P.- Por ser independiente. María Elvira y yo no creemos en la manguala entre los periodistas y el poder. Llamar a Cambio a pedir un favor, por parte de un político, o a negociar un artículo, era tiempo perdido. Lamentablemente, la cercanía entre el poder y los medios ha hecho que los gobernantes, políticos y grandes empresarios se sientan con derecho a influir en los contenidos y a negociar enfoques. Eso no pasaba en la revista. Ahora, yo sí he sido muy radical en mi crítica a la reelección y en enfatizar que la democracia se acaba cuando quien está en el poder cambia las reglas de juego a su favor.

C.O.T.- A propósito de su posición, un ex asesor del Presidente escribió en El Tiempo varias columnas contra usted. Dijo que usted era “el jefe de la bigornia”, o sea el jefe de “la banda”. ¿Vincula la molestia que se percibe en esa crítica con su salida?

R.P.G-P.- Algunas personas le atribuyen a José Obdulio Gaviria un poder muy amplio y una vocería autorizada del presidente Uribe; otros dicen que su poder es una fábula y un fenómeno sobrevaluado. Es obvio que me detesta y dicen que es un estrecho amigo de Francisco Solé, el representante del grupo Planeta en El Tiempo. Si eso tuvo que ver con mi salida, no lo puedo saber. Me imagino a José Obdulio, al presidente Uribe y a los protagonistas de los escándalos que publicamos en Cambio, como los Valencia Cossio y Andrés Felipe Arias, muy felices con mi salida y con el cierre de la revista.

C.O.T- Aunque no se lo dijeran directamente, ¿sintió que el contenido de la revista le molestaba al grupo Planeta o a algunos de los socios en particular?

R.P.G-P.- Nosotros actuábamos de manera autónoma, independiente y sin consultar a nadie. Pensaba que las muestras externas de admiración por los éxitos periodísticos del equipo de la redacción de la revista eran suficientes para asegurar la aprobación interna. No fue así.

C.O.T.- Usted es un experto periodista y en esa condición uno no se llama a engaños: detecta en el ambiente que las cosas no están marchando. ¿Tuvo sensación de aislamiento respecto del resto de la Casa Editorial?

R.P.G-P.- No. Ese tipo de sentimientos se percibían afuera. Nos hacían preguntas sobre por qué razón nos toleraban una línea editorial diferente a la de El Tiempo. También nos llegaban rumores de que me iban a botar y de que iban a cerrar la revista. Pero como eran versiones callejeras, María Elvira y yo decidimos seguir adelante con la política editorial que consideramos ética y profesionalmente correcta. Mi abuelo (Roberto García-Peña) fue director de El Tiempo durante 42 años y de él aprendí qué es periodismo y qué es democracia. En la dictadura de Rojas, a él le cerraron el periódico porque se negó a rectificar una información que afectaba al Gobierno. Creo que destapar la corrupción, defender la Constitución y criticar la concentración de poder es lo que corresponde a la tradición histórica y liberal del periódico.

C.O.T.- Entonces, ¿se equivocó?

R.P.G.-P.- Pues nos botaron y nos cerraron, pero no creo haberme equivocado. De hecho, pienso que quienes se equivocaron fueron ellos, aunque el que esté pasando un mal rato sea yo.


María Elvira Samper, ex editora general

“Ser independiente puedeconducir a la muerte profesional”

Cecilia Orozco Tascón.- ¿Sorprendida con la decisión del cierre de la revista y la exclusión suya y de Rodrigo Pardo de ‘El Tiempo’?

María Elvira Samper Nieto.- Francamente sí.

C.O.T.- ¿Por qué cree que ustedes no fueron enterados de la crítica situación por la que presuntamente pasaba la revista?

M.E.S.- A finales del año pasado hubo ciertos mensajes que se podrían haber interpretado en ese sentido, pero lo curioso es que en 2009 la revista dio utilidades. Creo que no fuimos informados de la decisión de cerrar Cambio porque hubo —además de otros factores— arrogancia de poder. Así de sencillo, así de simple, así de crudo y así de duro es.

C.O.T.- ¿Opina que la crisis económica es la verdadera razón del cierre de la revista?

M.E.S.- No es la razón fundamental, aunque ese sea el argumento de mostrar. Creo que hubo ingredientes políticos que no puedo probar, salvo porque sé, de buena fuente, que había miembros de la junta a quienes les parecía que no era conveniente tanto periodismo de denuncia. No se necesita tener más de dos neuronas para entender, incluso por el comunicado y por las declaraciones del presidente de la Casa Editorial, que las motivaciones económicas existían, pero que no eran las únicas.

C.O.T.- ¿Por qué dice eso?

M.E.S.- Porque no es creíble que una organización editorial de la trayectoria de El Tiempo tenga que cerrar una revista que dio utilidades, aunque se diga que no eran suficientes. Uno se pregunta si es posible que al  monstruo de las comunicaciones le haya quedado grande un negocio tan pequeño. Es muy difícil pensar que no hubo poderosas razones políticas que influyeron en esta decisión.

C.O.T.- En otras palabras, para usted es claro que el contenido de la revista le generaba problemas a la Casa Editorial y que ese factor ayudó a acelerar el cierre.

M.E.S.- Sí, porque estábamos pisando callos en un país donde cada vez es más difícil la disidencia y donde la arrogancia del poder brota desde tantos flancos. Como le digo, no tengo pruebas para demostrar lo que digo, pero había mucha información filtrada, muchas cábalas y mucho rumor sobre el futuro de Cambio.

C.O.T.- ¿No es paradójico que al buen resultado periodístico de la revista le siga la decisión de clausurarla?

M.E.S.- Por supuesto que sí. El año pasado dimos golpes noticiosos realmente importantes. Y justo cuando nos encontrábamos en el centro de la opinión y de la información, ordenan clausurar la revista sin darnos siquiera tiempo para terminar la edición que preparábamos, porque nos llamaron cuando estábamos en pleno cierre. Todo el equipo quedó absolutamente desconcertado y debo confesar que Rodrigo y yo también, por la forma como nos ‘decapitaron’.

C.O.T.- ¿No es muy duro para ustedes dos —con antiguas vinculaciones familiares con ‘El Tiempo’— que los saquen de esa manera?

M.E.S.- Claro que sí. No puedo dejar de preguntarme cómo El Tiempo, que ha sido un medio de gran tradición liberal, asume el costo que pagará por este deterioro de imagen y credibilidad. Tanto el abuelo de Rodrigo, Roberto García-Peña que fue director del  periódico, como mi abuelo, Luis Eduardo Nieto Caballero, pusieron el pecho al igual que el doctor Eduardo Santos cuando el periódico fue clausurado y sus instalaciones incendiadas; en su sala de redacción se luchó contra la dictadura, se resistió en medio de los años más aciagos de la violencia y se defendió el pensamiento libre. ¿Este grupo es el mismo que cierra una revista que ha hecho su trabajo con transparencia y con una agenda exclusiva nacida de la convicción de que hay necesidad de fiscalizar cada vez más el poder? ¿Es en las manos de esta casa liberal donde se le decreta la muerte a un medio independiente?

C.O.T- ¿Cree que los ataques que sufrió la revista por parte de altos ex funcionarios del Gobierno pesaron en la decisión de ‘El Tiempo’ y de Planeta?

M.E.S.- No tengo información para decir que no o que sí, pero sí siento que el periodismo colombiano está llegando a un punto de inflexión muy grave. No me atrevo a decir más.


C.O.T,- Apenas ustedes publicaban sus investigaciones, se le hacían fuertes críticas a la revista, incluso de personas que escriben en el periódico. ¿Diría que ustedes fueron minados desde adentro?

M.E.S.- Desde adentro y desde afuera. Es cierto que hubo columnas  muy agresivas contra Rodrigo o contra la revista en El Tiempo. Y el candidato Juan Manuel Santos dijo, hace pocas semanas, que éramos unos idiotas útiles. Que la gente saque  sus propias conclusiones.

C.O.T.- Precisamente, usted escribió una columna para responder esa expresión del ex ministro Santos…

M.E.S.- Así es y no me la perdona…

C.O.T- Justamente a eso iba. ¿Cree que él tuvo que ver algo en esta decisión?

M.E.S.- No lo sé, pero él sí debería responder esa pregunta.

C.O.T.- La expectativa que tiene el grupo Planeta de obtener un canal de televisión, ¿influyó en la molestia por el contenido crítico de la revista?

M.E.S.- No descarto que nos hayamos convertido en una piedra en el zapato. Hay muchos ejemplos en la historia del periodismo en que consta que se entregaron cabezas a cambio de negocios. No puedo sostener que la expectativa del canal haya sido una de las razones para que el contenido de Cambio molestara tanto, pero sí es una de las preguntas que nos han hecho a Rodrigo y a mí insistentemente.

C.O.T- ¿Cree que la libertad de prensa en Colombia se está deteriorando?

M.E.S.- Sí. Y no lo digo porque les prohíban explícitamente a los periodistas hacer o decir algo, sino porque son tantos los medios que están muriendo y los recortes que se están haciendo, que los periodistas se autocensuran sin que nadie les diga nada. El cierre de Cambio es un mensaje para muchos medios y reporteros. El mensaje de fondo de esta decisión  es que ser independiente, decir lo que se piensa y cuestionar el poder puede conducir a la muerte profesional.

‘Cambio’ nació española y muere española

La revista Cambio 16 Colombia nació de la mano de la sociedad empresarial española Cambio 16, presidida por Juan Tomás de Salas, influyente periodista madrileño, hoy fallecido. El semanario se imprimió por primera vez en Bogotá en 1993. Los socios colombianos del proyecto eran Daniel Samper Pizano, Darío Restrepo Vélez y Patricia Lara, entre otros periodistas. Se vincularon al nuevo medio famosas firmas: Antonio Caballero, Alberto Donadío, Germán Espinosa, Alfredo Molano y Darío Jaramillo. El éxito de los primeros números posicionó rápidamente la revista como una de las más fuertes de la época.

Años más tarde, Patricia Lara compró la totalidad de la empresa, que después fue transferida a un grupo compuesto por Gabriel García Márquez, su esposa Mercedes Barcha, María Elvira Samper y Roberto Pombo, actual director de El Tiempo. Este periódico adquirió la revista hace poco y le dio cobertura económica dentro de su organización. La Casa Editorial El Tiempo fue vendida, a su vez, al emporio español conocido como grupo Planeta. Hasta la semana pasada la decisión de cerrar Cambio definitivamente y de convertir la revista semanal en mensual, modificando por completo su contenido, era absoluto secreto. Rodrigo Pardo y María Elvira Samper, directivos del hebdomadario, fueron inexplicablemente despedidos.

Dos periodistas prestigiosos

Rodrigo Pardo es tan conocido por sus actividades periodísticas como políticas, aunque en los últimos años abandonó la carrera pública para dedicarse a los medios de comunicación. Pardo García-Peña es politólogo de la Universidad de los Andes y tiene una maestría en Relaciones Internacionales de la universidad norteamericana Johns Hopkins. Fue consejero presidencial, canciller de Colombia y embajador en Venezuela y Francia. Su carrera como periodista también es larga: analista y columnista de varios diarios, editor de El Tiempo, subdirector de Semana y director de El Espectador y de Cambio hasta la semana pasada, cuando le anunciaron el cierre definitivo de la revista.

María Elvira Samper es filósofa de los Andes, pero siempre ha ejercido el periodismo. Ha hecho y presentado diversos programas de televisión y radio. Fue propietaria, además de la revista Cambio, en una etapa anterior a la actual, del Noticiero QAP de televisión que rompió esquemas en presentación y concepción de noticias. Trabajó durante muchos años como editora, en la decana de las revistas colombianas, Semana, competencia directa de Cambio. Curiosamente, fue la única de los socios antiguos de la revista que permaneció en el medio. Al igual que Rodrigo Pardo, María Elvira fue sorprendida con la noticia de la clausura de Cambio y de la terminación tajante de su contrato.

  • 0
  • 63
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

63
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

UCHLSISTEMAS

Jue, 06/23/2011 - 08:01
Por eso es que a mi me gustan los gobierno de derecha y ultraderecha, es que son muy delicados en eso de la violación a la libertad de expresión, si algun medio va encontra de sus conveniencias, simplemente lo quiebran, o lo dan por quebrado, y listo hay que cerrar, apaguen y vamonos!, y es que eso es lo bonito de la democrasia, implantada por el poder capitalista. que viva la democrasia en latinomaerica, "que orgulloso me siento de ser un buen Colomiano"
Opinión por:

yeinybateman

Jue, 05/13/2010 - 21:43
¡Viva El Espetador, la revista Semana y Noticias Uno!
Opinión por:

Lilianga

Vie, 03/26/2010 - 15:15
Qué tristeza, poco a poco los colombianos recibimos más golpes de los dictadores que gobiernan nuestra herida patria. Ojala que los que siguen pensando que estamos viviendo maravillosamente porque podemos salir a pasear a Melgar, aterricen, reaccionen y se den cuenta de la realidad que vivimos. Quien quita y llegue otro monstruo con dinero, que este interesado en producir calidad y verdad periodística como la que hacía el equipo de Cambio y abran otra revista, por medio de la que se pueda mostrar la verdad que tanto temen unos cuantos y por eso se las arreglaron para sacar de circulación a Cambio. Un abrazo muchachos, felicitaciones por su impecable trabajo y me quito el sombrero. Suerte, que la justicia llega.
Opinión por:

desinformado

Sab, 02/20/2010 - 15:35
Vemos la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el nuestro. Nos muestran REPETITIVAMENTE la situación de los medios en Venezuela, haciendonos creer que aquí si hay "libertad de expresión". Nos ruborizamos cuando Chavez cierra un canal de televisión, pero nos da "otitis testicular" cuando escuchamos, AQUI en Colombia, de amenazas, persecuciones e interceptaciones ilegales a periodistas. Que hipócritas somos los colombianos. Al menos Chavez es frentero a la hora de restringir libertades, no como el asolapado de Uribe haciendose el inocente. Claudia Gurisati, en su programa La Noche, hablandonos de la problemática de Venezuela, pero ignorando nuestra propia situación. Si, se que ella estubo amenazada por las Farc, pero por la misma razón debería ser mas consecuente con la prensa colombiana
Opinión por:

purrego

Lun, 02/15/2010 - 17:19
El cierre de Cambio es lo mismo que está pasando en Venzuela pero más disimulado...o no?
Opinión por:

GUILLECITODI

Dom, 02/14/2010 - 17:54
Don Ricardo Galán dijo que hace un año un alto miembro de la familia Santos, le paso el chisme que la Revista Cambio desapareceria y él se quedo callado la jeta. Le creo porque también hace ocho meses se retiro de la Revista Cambio el subdirector Edgar Tellez, quien se fue para RCN Televisión como subdirector de Noticias, seria que el ya venía sintiendo pasos de animal grande. En todo caso aquí esta presente el alto gobierno de Don Uribe y su mordaza, porque le están jodiendo su tercer periodo.
Opinión por:

el CAREFREE...

Dom, 02/14/2010 - 14:44
Bueno que sirva la lección para todos estos seudomercachifes, que digo ...periodistass; hacer periodismo es una cosa y otra es ponerle extracto de boñiga a la pluma ...
Opinión por:

Expe-dito

Dom, 02/14/2010 - 14:31
Patética la actitud del mafioso José Obdulio Gaviria haciéndole el mandado al corrupto de Uribe Vélez, pero más patética la actuación permisiva de Editorial Planeta, jugandole a lo que más le gusta al miserable Gobierno de turno...
Opinión por:

anselmocharry

Dom, 02/14/2010 - 14:09
Es triste. Pero estaba pisando demasiados callos y la casa del Tiempo esta incrustada en el poder.
Opinión por:

estoyaqui

Sab, 02/13/2010 - 21:25
Normal!!!!... O que esperamos.... las manos de gigante que tiene el dictador se las lamen todos los dias los periodistas arrodillados que perdieron por completo la etica y la moral... Hemingway debe estar revolcandose en su tumba con tanto adjetivo... Pensar que estamos mejor que nuestro hermano pais es de ilusos... alla el dictador grita y hace lo que hace de frente... pero aqui nuestro amado maestro (AVE....de mal aguero) es solapado y oprtunista o no lo ven ahora sì despues de dos años recibiendo a las madre de los muertos que nos dejaron los falsos positivos..dizque para limpiar el crisol de las FFAA. caray uno no sabe si reir o llorar de tanto cinismo....NO MAS URIBE... STIA!!!
Opinión por:

el CAREFREE...

Dom, 02/14/2010 - 14:41
A los pelaos le dijeron ¨¨¨Chinos les tenemos un vuelta por hacer (dura) ¨¨ -de una papa respondieron los pelaos ...
Opinión por:

Palue Dorite

Sab, 02/13/2010 - 19:07
La Constitución dice que en Colombia hay libertad de expresión, MENTIRAS, cerrando la Revista CAMBIO, hicieron lo mismo que está haciendo chavez en Venezuela, tanto criticar al loco de chavez y en nuestor pais también se están violando todos los derechos. Señores de El Tiempo, ustedes fueron los que perdieron al no tener más a 2 de los mejores periodistas de nuestra patria. Sra. Samper, Sr. Pardo, ojalá hubieran más colombianos con las agallas de ustedes para denunciar tanta corrupción que hay en este país. Los felicito por su honestidad y su valentia.
Opinión por:

UN DESEMPLEADO MÁS

Sab, 02/13/2010 - 17:26
A la señora Samper y al señor Pardo le damos la bienvenida al CLUB DE DESEMPLEADOS, EL CLUB DEL REBUSQUE, El estado de opinión de nuestro presidente ha logrado uno de sus objetivos, callar la voz critica. A él y a sus seguidores sólo les conviene que se publiquen las opiniones que les va a permitir seguir perpetardos en el poder. Para ellos el fin (mantenerse en el poder) justifica los medios (esconder la verdad con los paramilitares, chuzadas en el DAS, falsos positivos, corrupción en el sistema de salud, corrupción en el agro AIS, y muchas más). YA SE ESCUCHAN VOCES CRITICAS; ESE BLA, BLA, BLA SE LES ESTA ACABANDO. Felicitaciones a la decana de la Universidad Tadeo Lozano, hay mujeres berracas y con los pantalones bien puestos.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Sab, 02/13/2010 - 13:51
Quedó abierto el camino para que el grupo Planeta adquiera el tercer canal. Que asco !
Opinión por:

PabloPedro

Vie, 02/12/2010 - 20:11
Y los colombianos aun siguen creyendo que su gobierno es limpio y transparente y que nadie puede ser mas puro y que nadie puede gonernarnos mejor. Que gran mentira, nos parecemos a Chamozuela cerrando la prensa inconveniente el statu quo, la diferencia radica en el metodo pero el resultado es el mismo.
Opinión por:

hhpresidente

Vie, 02/12/2010 - 14:43
lo que ha sucedido con la revista cambio es una muestra más de que en colombia no hay espacio para pensar diferente y expresar lo que se piensa, sin poner en riesgo el trabajo, el prestigio o la vida misma. Para poder remediar los problemas es necesario como primer paso reconocer que se tienen, pero si lo primero que se hace ante la denuncia o la crítica es descalificar o acallar las voces de quiene señalan los problemas, es imposible dar solución a los problemas. Lo que queda claro una vez más es que en Colombia siempre primará el interés particular por encima del interés colectivo. Con seguridad otras voces seguiran denunciando la corrupción del gobierno y cuando no las puedan silenciar por vias económicas, lo harán recurriendo a la violencia como en tantas otras ocasiones.
Opinión por:

hhpresidente

Vie, 02/12/2010 - 14:43
lo que ha sucedido con la revista cambio es una muestra más de que en colombia no hay espacio para pensar diferente y expresar lo que se piensa, sin poner en riesgo el trabajo, el prestigio o la vida misma. Para poder remediar los problemas es necesario como primer paso reconocer que se tienen, pero si lo primero que se hace ante la denuncia o la crítica es descalificar o acallar las voces de quiene señalan los problemas, es imposible dar solución a los problemas. Lo que queda claro una vez más es que en Colombia siempre primará el interés particular por encima del interés colectivo. Con seguridad otras voces seguiran denunciando la corrupción del gobierno y cuando no las puedan silenciar por vias económicas, lo harán recurriendo a la violencia como en tantas otras ocasiones.
Opinión por:

Ma Cristina

Vie, 02/12/2010 - 13:27
Ya no sean ridículos, pues si son tan buenos y rentables, busquen a otros que los financíen, pero no se hagan los agredidos porque nadie se los cree!. Ni busquen culpables para sus fracasos, es típico de algunos, ya sabemos cuales. Morris por ejemplo puede seguir escribiendo panfletos para Las farc y otros periodistas de ahí lo mismo! y los buenos seguro no les faltará trabajo...Pero sobre todo busquen autofinanciarse ya que se creen tan buenos, tanto como para que el Gobierno les ponga atención, porfavor! .
Opinión por:

LothringenII

Vie, 02/12/2010 - 11:43
Una vez más vemos como las delgadas líneas divisorias entre Colombia y Venezuela se desdibujan gracias a las actuaciones desmedidas de los pocos q ostentan el poder. La libertad de prensa y el Estado Social de Derecho, que preconiza la democracia como su baluarte resultan burlados con actuaciones amañadas como las que se pone de manifiesto en esta entrevista, q buscan acallar las voces que anuncian y denuncian el caos q se avecina. Y lo peor es que nuestro vecino es el mejor reflejo de nuestro catastrófico futuro cercano... será q el 80% de los colombianos no se da cuenta?
Opinión por:

Ma Cristina

Vie, 02/12/2010 - 13:31
Dictadura y mordaza en Venezuela y evidente y clara!. En Colombia nadie los calla, que sigan hablando, que se financíen ellos mismos ya que son tan buenos y rentables, o que busquen a otros inversores, ¿cual es el problema?. Dejen de llorar y buscar culpables donde no los hay!.
Opinión por:

CUAUHTEMOC

Vie, 02/12/2010 - 11:12
Que dirá de todo esto Enrique Santos Calderón, ex director de El Tiempo? El tipo si tendrá pantalones por ejemplo para ir a visitar la tumba de su padre, don Enrique Santos Castillo o de su tio el respetable Hernando Santos Castillo? O de su abuelo, el combativo Calibán? Yo creo que al tipo le debe dar vergûenza con sus antepasados en que ha convertido la herencia que le dejaron. Vendió su dignidad por unos dólares.
Opinión por:

DIPAZQUI

Vie, 02/12/2010 - 11:07
Con esta actitud refleja el tiempo como es el diario vivir en una dictadura, hay que vivir arrodillado para tener al dictador y a sus secuaces felices.Periodistas como uds son los que fortalecen una democracia.¿Cual libertad de prensa hay en Colombia?. URIBE ES UN DELINCUENTE,MAFIOSO Y ASESINO CON SU CARA DE CURA MAL LAVADA,Y FALSEDAD ENROSTRADA TRAS SU ENVESTIDURA DE "DECENCIA".
Opinión por:

eliaschacon

Vie, 02/12/2010 - 10:10
Excelente entrevista para conocer la otra fase del asunto. Rodrigo Pardo escribió, premonitoriamente, en la edición 851 (oct. 22-28/09) que «... en estos momentos de polarización política, de crisis económica, de feroz competencias entre poderosos grupos económicos, y de abusiva apelación a lo patriótico, el talón de Aquiles de los medios queda más al descubierto. Y el periodismo, es decir, los ciudadanos, salen perdiendo.» Regla del Estado de opinión es el inadmitir la opinión disidente o crítica. La opinión es única y excluyente. Esta decisión, precedida deotras tantas (Clara López, Klim), confiere a la CEET la categoría de ser, no una casa editorial, sino una casa de negocios de cambio.
Opinión por:

UNBUENTIPO

Vie, 02/12/2010 - 08:09
La familia Santos utilizaron para sus ganacias economicas a periodistas de prestigio, Don Eduardo Santos impuso en el periodico un espiritu Santista democratico y de justicia que sus desendeientes no acataron. al nieto de Don Roberto GarciaPeña le cobraron la cuenta de cobro de que Don eduardo prefiero a Don roberto garciapeña como su sucesor y no a su hijo al mando del periodico,, Decir que la revista cambio sale por malos recursos economicos no es cierto tiene mas malos recurso economicos la revista de prepagos SOHO que si va en contra de la moral. ADELANTE RODRIGO POR EL HONOR DE TU ABUELO DON ROBERTO GARCIAPEÑA
Opinión por:

SMatanza

Jue, 02/11/2010 - 23:56
¿ QUE CHAVEZ QUÉ ?
Opinión por:

estoyaqui

Sab, 02/13/2010 - 21:35
!!!QUE ESTA FELIZ PORQUE SU AMIGO SECRETO ESTA HACIENDO LO MISMO QUE EL DESDE HACE TIEMPO...PERO TRISTE PORQUE LE ESTA QUITANDO PROTAGONISMO...YA LOS COLOMBIANOS NO SE DISTRAEN CON EL CIRCO VENEZOLANO, YA MIRAN MAS PARA SU LADO...SE ESTA ACABANDO LA PATRIA BOBA!!!! NO MAS URIBE...STIA!!!!!
Opinión por:

hefapesa

Jue, 02/11/2010 - 20:59
NO HAY LIBERTAD DE PRENSA, FELICITACIONES A LOS PERIODISTAS QUE NO SE ARRODILLAN ANTE LOS IDOLOS DE BARRO
Opinión por:

hefapesa

Jue, 02/11/2010 - 20:56
Vale más la cuota politica que la revista, les incomodaba al regimen esta actitud honesta de los periodistas, la verdad duele en la cara
Opinión por:

MORFER

Jue, 02/11/2010 - 17:30
EN ESTE PAIS EL QUE TIENE PODER MARRANEA... LOS SANTOS SON BIEN TORCIDOS... MENOS NO SE PUEDE ESPERAR. PERIODISTAS RODRIGO PARDO, ELVIRA SAMPER; LOS FELICITO POR SU TRABAJO Y EN ESPECIAL, AL NO VENDERSE POR UNAS MIGAJAS DE ESTE GOBIERNO CORRUPTO Y MARRULLERO... DEBERIAN IR PENSANDO EN ABRIR SU PROPIA REVISTA DE SEGURO LES VA MUY BIEN.
Opinión por:

PAGEONE

Jue, 02/11/2010 - 14:12
Con este cierre o clausura de la revista Cambio, nos acordamos de Pinochet, Chavez, Trujillo, Hitler y otros dictadores. Será que que no aprenderemos de la historia y repetiremos los mismos errores??. Para allá vamos de seguir con el mandato del dueño del Ubérrimo.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio