Carta a una agencia de noticias

Anncol, agencia de noticias muy cercana a las Farc, publicó el 24/10/2007 una breve nota sobre mi pregunta a Samuel Moreno Rojas ("¿Compraría usted 50 votos para salvar a la ciudad de caer en manos de alguien capaz de comprar 50.000 votos?"). Califica ahí la pregunta de capciosa, tramposa, poco ética, jugarreta de mala leche, improcedente, con un objetivo turbio.

 

Anncol, agencia de noticias muy cercana a las Farc, publicó el 24/10/2007 una breve nota sobre mi pregunta a Samuel Moreno Rojas ("¿Compraría usted 50 votos para salvar a la ciudad de caer en manos de alguien capaz de comprar 50.000 votos?"). Califica ahí la pregunta de capciosa, tramposa, poco ética, jugarreta de mala leche, improcedente, con un objetivo turbio.

Para sustentar algunas de estas calificaciones, Anncol da dos argumentos y formula una pregunta:

1. El debate era para controvertir los programas de los cuatro candidatos.

2. No procedía hacerle la pregunta a Samuel Moreno porque su "campaña es transparente y ajena a la compra de votos".

3. ¿Por qué no les hice la pregunta a todos?

Me parece una buena señal que Anncol se preocupe por la calidad del debate democrático. Y me voy a referir a los dos argumentos y a la pregunta que he destacado.

Invito a Anncol y a las Farc a considerar lo siguiente:

1. Fui invitado a formular preguntas sin ninguna restricción temática.

2. La pregunta era claramente hipotética y no sugería que la hipótesis fuera verdad (en tal caso el indignado hubiera debido ser Peñalosa).

3. No les hice la misma pregunta a todos pues en este caso habría una notable ventaja para los candidatos que pudieran responder de segundas o después.

Me gustaría que discutiéramos con sinceridad el siguiente dilema: ¿Combinaría usted durante unos cuantos años las diversas formas de lucha para lograr al final una sociedad libre de violencia e injusticia? Sería interesante que Anncol facilitara el espacio para que participaran en el debate quienes manifiestamente han actuado como si hubieran respondido al dilema con un sí.

¿Será que en el caso de las Farc, el fin sí justifica siempre los medios? ¿O hay casos en que no? Compartamos dilemas y actitud autocrítica.

La vida de los 20 miembros de las Farc que murieron el jueves en Montes de María también es irrepetible. Y su muerte es irreversible. Y todo el poder del mundo no podría resucitarlos. Partamos del reconocimiento de nuestra fragilidad y singularidad.


*Voto Vital