"Me han hecho fama de malgeniado", dice el técnico de Millonarios

Hernán Torres explica que su temperamento fuerte es más mito que realidad. “Yo soy tranquilo”. Este domingo su equipo, el líder del torneo, recibe al Once en El Campín (5:30 p.m., RCN).

Hernán Torres, de 51 años, fue arquero en su etapa de jugador y ahora es el técnico de Millonarios. / Gabriel Aponte
Hernán Torres, de 51 años, fue arquero en su etapa de jugador y ahora es el técnico de Millonarios. / Gabriel Aponte

Aparentemente es una persona de temperamento fuerte. Esa rigidez con la que se para en el área técnica, sus gestos, movimientos y gritos, lo hacen parecer un hombre antipático. Sin embargo, ese no es el verdadero Hernán Torres. El técnico de Millonarios es tranquilo, humano, familiar, dicharachero y cordial. El tolimense, como dicen sus allegados, es un verdadero “bacán”.

El hoy estratega azul, que tiene al equipo bogotano como líder invicto del torneo colombiano, comenzó en el fútbol siendo arquero. Estuvo en clubes como Once Caldas, Medellín, Tolima y Millonarios. Luego fue preparador de arqueros en el cuerpo técnico de Jaime de la Pava. Más adelante se ganó la confianza de Gabriel Camargo y debutó como entrenador en propiedad del conjunto pijao. Luego pasó a Itagüí y finalmente llegó al equipo embajador.

Su arranque es prometedor, pero aún no ha ganado nada. Esta tarde tendrá un nuevo pulso, al recibir en El Campín al Once Caldas, a partir de las 5:30 p.m.

En dialogo con El Espectador, Torres habló de lo divino y humano. Sobre su vida, sus ídolos, sueños y miedos. Se refirió al proceso de Pékerman en la selección de Colombia y a las claves del buen comienzo de Millonarios.

¿Por qué ahora, tras sólo cuatro fechas, el equipo albiazul cambió tanto de actitud?
Porque sus jugadores están comprometidos y tocados por el pasado, ellos son los primeros que quieren salir adelante y eso ha sido clave. Esperemos que perduren esas motivaciones

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de estar en este equipo?
El compromiso. Es impresionante, quieren ganar todos. Estamos unidos, desde los directivos hasta los jugadores y nosotros los técnicos. Eso es muy importante para luchar por un objetivo.

¿Es diferente el Millonarios de cuando usted fue jugador al de hoy?
Muy diferente. Antes había varios dueños, no había unión como la de ahora. En esa época me daba la impresión de que era un ambiente muy abierto, cada cual por su lado. Ahora todos somos uno.

¿Ya no reforzarán el equipo?
Yo estoy conforme con lo que hay. Sin embargo, necesitamos ampliar la plantilla. Vamos a tener muchos partidos en poco tiempo y ahí veo que no hay una nómina amplia. Ahora, el reemplazo de Osorio Botello tiene que ser alguien que marque diferencia, no uno del montón, porque si es así prefiero quedarme sin refuerzo.

¿Cómo analiza el juego del próximo jueves frente a guaraní en Paraguay por la Copa Sudamericana?
Primero viene el Once. Pero Guaraní es un equipo rápido que va a querer ganar en su casa. Hay que tener cuidado, porque la fase pasada perdió en Paraguay y ganó en Bolivia. Debemos pensar en los dos partidos.

Si tuviera que escoger entre la Sudamericana y la Liga, ¿por cuál se iría?
Más adelante miraremos, por ahora les apuntamos a las dos, queremos seguir de líderes en la Liga y pasar a la siguiente ronda de la Sudamericana. Por ahora se están dando así las cosas, esperemos que podamos decir esto hasta el final.

¿Cuál fue la clave de la pretemporada?
Es un trabajo que hemos aplicado en todos los equipos en que estuvimos. Se entrena con intensidad, es un período de esfuerzo. Nos ha ayudado que encontramos aquí un gran compromiso y mucho talento.

¿Su vida de hoy como técnico es muy diferente a la de cuando era futbolista?
Indiscutiblemente. Ahora vivo el día a día, cuando era jugador tenía más tiempo libre, era más relajado y sentía menos presión. El trabajo de hoy es mucho más tensionante, pero a pesar de eso lo disfruto al máximo.

¿Cuál es el técnico al que más le aprendió como futbolista?
No podría decir uno, a todos les aprendí. A Ricardo de León, Baudilio Jáuregui, Jaime Rodríguez en el Medellín del 90; a Jorge Luis Bernal. A todos.

¿Esas enseñanzas las pone en práctica ahora usted como DT?
Eso que aprendí fue importante. Sin embargo, yo me preparé, estudié y ahí fue donde conseguí nuevas ideas que me han servido para ir creando mi propio estilo.

¿Cuáles son sus sueños como director técnico?
Sólo hay uno: ser campeón.

¿Cuál es el futbolista al que más le ha aprendido como técnico?
A todos les he aprendido algo, cada uno ha aportado cosas que me dejan enseñanzas. He trabajado con lideres de experiencia. Por ejemplo en el Tolima tuve a Gerardo Vallejo, Christian Marrugo y Antony Silva; en Itagüí, a Gerson Córdoba, Róbinson Zapata y Samuel Vanegas; ahora en Millos tengo a Máyer Candelo y Wason Rentería.

¿Cómo le gustaría que fuera el título de la película de su vida?
Espero que cuando llegue el momento de hacer la película el título sea “Hernán Torres, el campeón”.

¿Cómo ve el proceso de la selección de Colombia al mando de José Pékerman?
Yo creo que él es un técnico bueno que viene a conocer el fútbol nuestro. Necesita tiempo y partidos, el problema es que no hay tiempo porque necesitamos los puntos ya. Esperemos que se adapte rápido y con su sabiduría nos dé alegrías a todos.

¿Cree que iremos al Mundial?
Sí, estoy convencido. Tenemos un gran grupo de jugadores que serán capaces de lograr ese objetivo.

¿Como cuál selección debería jugar Colombia?
Yo respeto a Pékerman, él decide el estilo con el que debemos jugar. Yo en eso no me meto.

¿A qué técnico admira?
Al del Real Madrid. Mourinho es un excelente entrenador porque maneja variantes en los sistemas y esquemas, es el mejor.

¿A qué jugador del mundo le gustaría tener en su equipo?
Hombre, pues sin duda a Lionel Messi.

¿Y arquero?
Hay buenos arqueros, pero el que más me llena es Gianluigi Buffon.

¿Dónde quisiera vivir luego del retiro?
En una finca, donde haya tranquilidad y se respire aire puro.

¿Su lugar preferido del mundo?
No hay uno en especial, me gustan los lugares tranquilos.

¿Barcelona o Real Madrid?
Barcelona.

¿Pelé o Maradona?
Pelé.

¿ Messi o Ronaldo?
Messi.

¿Buffon o Casillas?
Buffon.

¿Cuál es el mejor jugador colombiano actualmente?
Falcao es un excelente jugador. Lo que está haciendo en Europa es impresionante.

¿Y de la historia ?
Willington Ortiz y ‘El Pibe’.

Hernán, el hombre

¿Su temperamento le ha causado problemas?

Mi temperamento no es fuerte, yo soy tranquilo. Yo sólo exijo, con el mayor respeto. Hay algunos jugadores a los que no les gusta eso y por eso me han hecho fama de malgeniado.

¿En su casa usted también es el que lleva la batuta?

Sí, claro, así toca (risas).

¿Fuera de las canchas qué es lo que más disfruta?

Estar en mi casa, una buena cena. Tengo pocos amigos, pero con los que tengo, me gusta compartir momentos así.

Ya lleva cerca de dos meses en Bogotá, ¿cómo le va con los trancones?

Me ha golpeado mucho el frío, eso es lo que más me ha costado. Con los trancones normal, eso me da tiempo para trabajar. Hay que aprender a tener paciencia.

En Ibagué tenía una tienda deportiva, ¿ha pensado montarla en Bogotá?

No, no. El que quiera tienda que la atienda. Yo ahora no tengo tiempo para eso.

¿Hasta cuándo piensa dirigir?

Hasta cuando me den trabajo (risas), El día que no me llamen más, me iré.

¿Cree que se puede vivir sin el fútbol?

No, el día que se me acabe el fútbol no sé qué voy a hacer.

¿A qué le tiene miedo?

A la muerte.

¿El día más feliz de su vida?

Cuando nació mi hija María Camila, hace 16 años.

¿En qué deposita sus problemas?

En Dios. Le oro y Él me ayuda siempre.

¿Qué hace en los momentos libres?

Estar en familia y ver películas.

¿Qué música le gusta?

La de Pastor López.