Publicidad
Deportes 3 Jul 2008 - 12:02 am

América y Chicó empataron 1-1 en el primer partido de la final

Todavía hay ‘chico’

Polémico arbitraje de Wílmer Roldán, quien terminó el juego cuando los ajedrezados marcaban el segundo gol.

Por: Redacción Deportiva
  • 57Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/deportes/articuloimpreso-todavia-hay-chico
    http://www.elespectador.com/impreso/deportes/articuloimpreso-todavia-hay-chico
  • 0
Foto: Luis Ramírez

Polémico resultó el primer partido de la final del fútbol colombiano entre América y Boyacá Chicó, en el estadio Pascual Guerrero. En la última acción del partido, al minuto 93, Frank Pacheco recibió un pase perfecto del argentino Miguel Caneo, enfrentó al arquero Adrián Berbia y lo superó con un remate cruzado al palo izquierdo. Pero cuando comenzaban a celebrar los visitantes, se percataron de que el árbitro Wílmer Roldán había dado por terminado el juego.

Primero creyeron que había sancionado fuera de lugar, pero al mirar al juez de línea se dieron cuenta de que no. Entonces fueron a protestarle al central, quien les dijo que el tiempo se había cumplido, una decisión que si hubiera sido al otro costado de la cancha, seguramente habría ocasionado una tremenda reacción de la hinchada local.

Roldán probablemente tenía razón, pero debió entonces pitar segundos antes y no cuando el jugador del Chicó ya remataba al arco.

El partido fue parejo, como se esperaba. América salió con todo. Trató de arrollar a Chicó y creó cuatro opciones claras en los primeros 15 minutos, todas ellas con remates desde fuera del área. Sin embargo, el arquero Édigson Velásquez respondió.

Hasta que en la primera acción ofensiva del conjunto boyacense llegó el primer gol del encuentro, luego de un excelente pase diagonal del argentino Caneo a Frank Pacheco, quien tocó el balón al centro para que Néstor Palmira Salazar pusiera en ventaja a los ajedrezados.

Y América sintió el golpe. Sus jugadores se cayeron anímicamente y dejaron de atacar con el ímpetu de los primeros minutos. Chicó, en cambio, se creció y comenzó a manejar el balón lejos de su arco. Los rojos evidenciaron la falta de un jugador que haga la pausa y que asuma el liderazgo en los momentos complicados, pues la dinámica y el vértigo también provocan imprecisión.

Pero a los 44 minutos llegó el empate por la única vía por la que transitaban los escarlatas: los remates de larga distancia. John Valencia cobró fuerte una falta de costado y Adrián Ramos desvió levemente el balón con la cabeza para descolocar al arquero.

En la segunda mitad, la expulsión de Víctor Cortés mermó aún más el impulso de los escarlatas, que se acercaron gracias a los tiros libres de Valencia, mientras Chicó manejó el juego y generó acciones de peligro como la que desató la polémica y selló el resultado 1-1. El título se definirá en Tunja el próximo domingo, a partir de las 5:30 p.m..

 

 

 

  • 57
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hay "posibilidades serias" de terminar el conflicto: De la Calle
  • Mejora percepción de empresarios en la economía
  • Buena hora para las acciones colombianas

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
57
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio