Publicidad
El Mundo 5 Ago 2008 - 8:15 pm

EL EXPERTO RESPONDE. Crisis política en el Reino Unido

Un globo desinflándose

Kenneth Minogue

Es  profesor emérito de gobierno del London School of Economics. A través de su larga carrera académica ha publicado libros como “La mente liberal”, “Una introducción a la política” y “El concepto de la universidad”. Ha sido consejero ideológico del Partido Conservador y fue el presidente del Bruges Group, un grupo de académicos en contra de la entrada del Reino Unido a la Unión Europea. Habló con El Espectador sobre la crisis que atraviesa Gordon Brown.

Kenneth Minogue, profesor emérito de gobierno de The London School of Economics. 

Por: Elespectador.com
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/internacional/articuloimpreso-un-globo-desinflandose
    http://www.elespectador.com/impreso/internacional/articuloimpreso-un-globo-desinflandose
  • 0
Foto: EFE

Tras una serie de derrotas electorales, el primer ministro Gordon Brown está tambaleando. Algunos parlamentarios laboristas  han comenzado a desafiar su liderazgo en el Partido.

Gordon Brown sucedió a Tony Blair como Primer Ministro del Reino Unido hace sólo un año y ya está en la cuerda floja. El Partido Laborista perdió una serie de elecciones en distritos fáciles y su popularidad está en caída. Por primera vez desde 1997, el Partido Conservador lo supera en las encuestas. Desde que el canciller David Miliband  escribió una carta hace una semana pidiendo un cambio de rumbo, un golpe se rumora  dentro del partido.

El profesor Kenneth  Minogue le explicó a El Espectador la actual crisis política del Primer Ministro y el Partido Laborista.

¿Cuál es la trayectoria política de Gordon Brown?

Blair y Brown subieron juntos a través de las filas del Partido Laborista antes de que éste llegara al poder en 1997. Ambos eran posibles líderes y la historia es que hicieron un trato para evitar una competencia que dañara al Partido.  Blair iría primero y Brown lo seguiría. Por diez años, Brown se ocupó de materias económicas y se quejó de que Blair no estaba cumpliendo con el trato.

¿Es su personalidad la responsable de la  drástica caída de su popularidad?

Su personalidad no tiene el encanto fácil y engañoso de Blair. Ha cometido muchos de errores sobre la economía —por ejemplo,  presentar un incremento en los impuestos y decir que sería una reducción.  Los periodistas se aburren con los líderes laboristas. Es un gran globo que se está desinflando rápidamente.

¿Qué probabilidades hay hoy de que su  liderazgo sea desafiado?

Yo diría que cincuenta-cincuenta. La verdad, nadie sabe. Con Brown las cosas van a empeorar para el Partido Laborista. Un líder nuevo tendría que ser elegido y no tendría suficiente tiempo para demostrar su habilidad antes de las elecciones de 2010. La verdad es que para el Partido Laborista todas las opciones son difíciles.

¿Quién lo podría suceder?

Hay varios nombres. La gente dice que David Miliband, el actual canciller, o un sindicalista como Alan Johnson, ministro de Salud, o Harriet Harman, presidenta de la Cámara, o Jack Straw, el ministro de Justicia. Todos los políticos tienen fantasías en las que se imaginan que una serie de circunstancias improbables los convierten en una figura histórica. Como todo evento deportivo, un golpe de estado es divertido para los periodistas, pero no es bueno para el partido.

La semana pasada, el artículo de  David Miliband  fue interpretado como un desafío a Brown. ¿Cómo sería él como Primer Ministro?

A veces tiene un discurso radical y tiene el apoyo de muchos en el Partido Laborista que han detestado la moderación de Blair y quieren volver a la tradición de redistribución socialista, aunque ese camino sea un desastre para el  Partido. La verdad, nadie sabe, es joven y no tiene mucha experiencia.

¿Usted cree que el laborismo va a perder en 2010?

A menos que los conservadores sean estúpidos, sí.

¿Qué propone el Partido Conservador de David Cameron?

Al parecer Cameron ofrece un programa similar al de Blair con un poco más de realismo económico, pero él se ha cuidado mucho de no aclarar sus posiciones. Esto puede ser bueno, porque mantiene sus posibilidades abiertas, pero también malo porque indica que no sabe qué quiere hacer.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio