La mafia de 'Los Pachely'

Autoridades le siguen la pista a esta peligrosa banda que tiene arrinconado al municipio de Bello (Antioquia).

Con la fractura de la ‘Oficina de Envigado’ y la pelea por el control territorial entre las mafias de Valenciano —capturado el 27 de noviembre en Venezuela— y Sebastián, Bello se convirtió en el centro de operaciones de una organización criminal conocida como ‘Los Pachely’, encargada de tráfico de narcóticos, extorsión, secuestros, boleteo, homicidios selectivos y cobro de deudas entre las mafias. Pero lo más grave es que al parecer tiene enlaces con funcionarios que “legalizaban” predios que les eran arrebatados a sus dueños.

En agosto pasado, en el marco de la ‘Operación TNT’, agentes del DAS detuvieron a 27 personas de este grupo que controla combos como ‘Los Totatolos’, ‘Central’, ‘Los Triana’, ‘Los Chatas’, ‘Del Mesa’ y ‘El Tapón’. El jefe de la organización es el desmovilizado Jader Alberto Botero, alias Gancho. Desde hace meses, sin embargo, nada se sabe de su paradero, por lo que Albert Antonio Henao Acevedo, alias Albert, asumió el mando, aunque ya fue capturado por el DAS.

En desarrollo de la investigación se descubrió que unos 28 desmovilizados del bloque Héroes de Granada y del Central Bolívar hacían parte del combo de ‘Los Pachely’, con conexiones en la fuerza pública. Cuatro policías activos fueron detenidos durante la ‘Operación TNT’. El Espectador conoció además que fue allanada la oficina de Catastro de Bello, pues se estableció que, al parecer, desde allí se “legalizaba” la titulación de los predios que la mafia les quitaba a empresarios que no se dejaban extorsionar.

Este diario conoció una grabación en la que hablan Alejandro Mazo, alias Tití, señalado miembro de la banda, con uno de sus familiares, a quien le manifiesta que una de las detenidas en la ‘Operación TNT’ era el enlace entre la administración de Bello y ‘Los Pachely’ (ver recuadro). Las autoridades revisan 10 computadores y varias memorias en donde aparecen registrados cobros de extorsiones y gota a gota, documentos de ONG de desmovilizados e incluso informes sobre recolección de firmas de apoyo para candidatos al Concejo. Y analizan 1.500 imágenes.

Se trata de una organización que ha empleado a menores de edad para la comisión de homicidios o extorsiones y que, según un informe de inteligencia en poder de este diario, “ha logrado un alto grado de penetración en todas las instituciones legalmente constituidas en Bello, logrando blindar su estructura criminal del accionar de la fuerza pública”. Se sabe que ‘Los Pachely’ montaron un sistema de cámaras de video en áreas estratégicas de Bello, con las que monitorean todo cuanto ocurre en esas zonas.

El pasado 30 de octubre, en un hecho histórico, el voto en blanco venció al candidato único para la Alcaldía de ese municipio antioqueño, Germán Antonio Londoño Roldán, quien aglutinó a los partidos tradicionales de poder en Bello. Algunos analistas interpretan ese castigo en relación con la difícil situación que afronta esta región anexa a Medellín. Para el próximo 18 de diciembre se fijaron nuevas elecciones. De cualquier manera, las autoridades buscan, hoy más que nunca, desentrañar qué tanta penetración tuvieron ‘Los Pachely’ en la administración municipal y evitar a toda costa que la captura de Valenciano pueda recrudecer la violencia y los ajustes entre combos.

Temas relacionados