Publicidad
Judicial 11 Mayo 2008 - 8:23 pm

En una demanda laboral contra el Deportes Tolima

John Mario perdió el juego

Un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia negó las exigencias del futbolista de que lo indemnizaran por más de $26 millones porque, según él, fue despedido sin justa causa.

Por: Humberto Coronel Noguera
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso-john-mario-perdio-el-juego
    http://www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso-john-mario-perdio-el-juego
  • 0
Foto: Cortesía El Tiempo

La lírica futbolística que caracterizó en los 90 al volante de creación John Mario Ramírez durante su paso por los clubes futbolísticos más encumbrados del país, de nada le sirvió en la demanda laboral que tramitó contra la Corporación Club Deportes Tolima, que decidió apartarlo de su nómina en 1999. Un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia negó las exigencias del futbolista de que lo indemnizaran por más de $26 millones porque, según él, fue despedido sin justa causa.

El 29 de julio de 1999, John Mario Ramírez celebró dos contratos con el club. Uno, de “trabajo a término definido en calidad de préstamo”, por un salario mensual de $500 mil. Y otro de “cesión de derechos de publicidad”, por $34'500.000 trimestralmente, siempre y cuando estuviera vigente el contrato laboral, que sería por 3 meses y 17 días, mientras se disputaba el torneo finalización del fútbol colombiano.

El Espectador conoció la providencia de la Corte Suprema de Justicia en la cual se señala que las partes acordaron que el pago por publicidad no constituiría salario para ningún efecto legal ni prestacional. Así las cosas, el futbolista recibiría $12 millones mensualmente. El 30 de julio de ese año, el club le dio un adelanto de $20 millones, con la autorización de John Mario de descuento de las prestaciones sociales. El 21 de septiembre la Corporación finalizó el contrato, acogiéndose a la figura de “período de prueba”. Allí comenzó la disputa legal.

El jugador demandó al Deportes Tolima el 14 de septiembre de 2002. Los pijaos se opusieron a las pretensiones del volante de creación y se defendieron aduciendo que no había obligaciones pendientes porque éstas fueron canceladas de “buena fe”. Ramírez indicó que la cantidad pactada fue fraccionada en dos contratos y que el club buscaba con ello “disfrazar el verdadero salario con el fin de eludir el pago de prestaciones sociales”.

Un juzgado de Ibagué y posteriormente el Tribunal Administrativo de Tolima le dieron parcialmente la razón y condenaron al club a pagarle menos de un millón de pesos. Una pretensión muy por debajo de la esperada por el jugador. La Corte confirmó dicho fallo. Ganó y perdió, se diría. Su larga trayectoria de 240 partidos como profesional, sus gambetas y sus goles y hasta su polémico carácter quedaron para la galería del recuerdo y de nada le sirvieron para ‘encarar’ esta reclamación legal.

Ramírez pretendía cobrar la publicidad que llevaba el uniforme del club como parte de su contrato. La justicia no le dio la razón. Hoy, en el ocaso de su carrera, juega en el Deportivo Pereira.

Las reclamaciones del jugador

En esencia, Ramírez le solicitó a la justicia que el Deportes Tolima lo indemnizara de la siguiente manera: un auxilio de cesantías por valor de $1'766.000 y sus intereses, por $31.211; prima de servicio proporcional por $1'766.000; compensación en dinero de las vacaciones por $879.000; indemnización por despido injusto por $21'591.000; y el dinero que gastó durante el proceso judicial. Sin embargo, la justicia sólo accedió a condenar al club deportivo a pagar cerca de $900 mil por el despido irregular del jugador.

Durante los quince años de su trayectoria profesional John Mario ha jugado, entre otros, con clubes como Millonarios (entre 1992 y 1998), Medellín ese mismo año, Cali y Tolima en 1999, Quindío en 2000, Bucaramanga en 2001, Santa Fe en 2003, Chicó entre 2005 y 2006, y Deportivo Pereira, su equipo en la actualidad.

TAGS:
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio