El nuevo pico y placa

Frente a la nueva medida, los concejales piden que se reduzca el impuesto de vehículos en un 15%.

Apenas un día después de que el alcalde Samuel Moreno anunciara la ampliación del pico y placa desde las 6 a.m. hasta las 8 p.m., a partir del próximo viernes 6 de febrero, la controversia se abrió paso cuando en la sesión de ayer los concejales del Mira le propusieron al secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, reducir en un 15% el impuesto a vehículos.

“La nueva restricción obliga a los bogotanos a dejar guardados sus automóviles dos días a la semana, que en un año equivale a 96 días, por eso creemos necesario que se tenga en cuenta una compensación”, dijo el concejal Carlos A. Baena.

Sin embargo, rápidamente Álvarez descartó en forma tajante la proposición que beneficiaría a los afectados, argumentando que se trata de un plan de choque para mitigar las congestiones viales que se originarán durante los siguientes dos años con las obras de la tercera fase de Transmilenio por la calle 26 y la carrera 10ª, que en total abarcarán 24 kilómetros de vía. La medida se mantendrá hasta 2011.

“Sabemos que es una medida que afecta directamente a los bogotanos y en términos económicos a los repartidores. Sin embargo, en este caso teníamos que escoger entre no afectar a algunos sectores y velar por el interés general y el futuro de la ciudad”, agregó Álvarez.

En la implementación de la modificación, la rotación de las placas se hará en el mismo orden que está vigente (lunes: 7-8-9-0; martes: 1-2-3-4; miércoles: 5-6-7-8; jueves: 9-0-1-2, y viernes: 3-4-5-6). La aplicación de comparendos se realizará desde el viernes 13 de febrero.

Lo bueno

Fernando Álvarez

Secretario Distrital de Movilidad

“Con la ampliación de la medida salen de circulación 530 mil automotores, es decir, el 40% de los 1’324.494 que circulan hoy en Bogotá. Además se van a reducir las emisiones contaminantes en un 17,3%. Por otra parte, se evitarán las congestiones que originarán las obras de la tercera fase de Transmilenio”.

Fernando Rey

Ex secretario de Tránsito y ex subdirector del IDU

“Estoy de acuerdo con la medida pues  saldrán 40 mil vehículos diarios de circulación. Además se recuperará  la malla vial y se  disminuirá la contaminación. Esto va a permitir la tranquilidad en las obras de la tercera fase de Transmilenio. Sin embargo, se le deben  sumar otras medidas como la semaforización inteligente y la puesta en marcha de un plan que saque de circulación  los taxis que están sobrando. También se debe trabajar en  la pavimentación de vías principales y secundarias ”.


Carlos Fernando Galán

Concejal de Bogotá

“Con esta medida el Alcalde por fin tomó una decisión en el tema de la movilidad. La cuidad necesitaba restricciones frente al aumentó del parque automotor. Después se analizará si el pico y placa todo el día es la más conveniente, pero yo creo que esto tendrá un impacto positivo para la ciudad, siempre y cuando no sea una medida aislada”.

Lo malo

Mauricio Rodríguez

Analista económico y ex director del diario Portafolio

“El cambio del pico y placa es un remedio muy amargo que se toma como medida de emergencia, o si no el tráfico colapsaría. Sin embargo, es una lástima que esta medida sea el resultado de la mala administración del Distrito en estos últimos cinco años por parte del gobierno del Polo Democrático, que no ha hecho absolutamente nada para mejorar la movilidad de la ciudad”.

Álvaro Yunes

Presidente de la Federación Colombiana de Distribuidores Minoristas de Combustibles

“Lo que el Alcalde no entiende es que la medida incrementará el número de vehículos que transitan por la ciudad, porque los ciudadanos con poder adquisitivo comprarán otro carro con placas diferentes”.

Tulio Zuloaga

Presidente de Asopartes

“El Alcalde tiene una miopía bien grande. El problema de movilidad en Bogotá radica es en el mal estado de la malla vial. Gracias a esta medida el sector de repuestos y partes tendrá pérdidas del 25%”.

Gilma Jiménez

Concejal de Bogotá

“Esta medida es el resultado de atrasar la construcción de la tercera fase de Transmilenio durante cuatro años. Lo paradójico es que Samuel Moreno está implementando las medidas que el ex alcalde Peñalosa propuso en su última campaña”.

Temas relacionados