Pueblos indígenas se sienten traicionados

El mamo Arwa Viku (fuerza de la luz) tiene 65 años y forma parte del Consejo de Autoridades Tradicionales de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Este es su argumento de por qué el proyecto de un hotel siete estrellas en su territorio sería un atropello a su tradición milenaria:

“Está dentro de nuestros proyectos velar porque se mantenga ese parque con el mayor respeto, porque allí hay muchos lugares y elementos sagrados que forman parte de nuestro patrimonio, de nuestra medicina, de nuestro pensamiento, y no lo podemos dejar tocar ni destruir.

La gente está inconforme, está muy triste porque se consagró al presidente Santos por primera vez en la historia desde la llegada de los españoles, se le dio su bastón de mando para que respetara la naturaleza, esa ley que implica el sol, los ríos, los mares, ¿cómo así que ahora nos van a traer un hotel aquí? Para nosotros todo lo que implique hoteles, represas, es destrucción, porque se afecta no solamente nuestra costumbre, sino lugares que nosotros milenariamente hemos estado aprendiendo con nuestros mayores qué significan. Cada punto tiene un significado para la humanidad. Nosotros retomamos esos puntos y es lo que ponemos en práctica en nuestra medicina, en nuestra educación; en cómo vamos a preparar a nuestros niños, cómo les vamos a hacer tomar conciencia de que hay que respetar los animales, el mar, las piedras, los ríos, las lagunas. El 75% de los bosques originales de la sierra los destruyeron nuestros hermanos menores, ¿van a continuar con esa destrucción?

Una de las excusas que saca el Gobierno es decir que allá (en el espacio que esperan construir) no hay indígenas. ¿Cómo van a decir eso si nosotros lo venimos preservando por miles de años, si hace parte de nuestro patrimonio?

No estamos de acuerdo, además no han hecho ningún tipo de consulta. Lo que han tratado de hacer, como pasa en este país, es tomar a cuatro indígenas y de pronto hasta ofrecerles plata o dádivas para que ellos firmen, pero nosotros como organización de los cuatro pueblos y como mamos de los cuatro pueblos no estamos de acuerdo. El problema no es nosotros los indígenas. El problema es de nuestros hermanos menores que son unas personas inconscientes”.

Temas relacionados