Publicidad
Economía 9 Mayo 2008 - 11:15 pm

Gobierno corporativo

Cómo formar una junta directiva

Un buen órgano de gobierno les da claridad a los objetivos de la empresa y garantiza transparencia en la gestión.

Por: Rafael Ortega *
  • 4Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/negocios/articuloimpreso-formar-una-junta-directiva
    http://www.elespectador.com/impreso/negocios/articuloimpreso-formar-una-junta-directiva
  • 0
insertar

Pasado el mes de marzo, cuando se hacen balances y se eligen nuevas juntas directivas, tiene mayor importancia la conformación de los órganos de gobierno corporativo. Serán responsables de los resultados de las empresas a lo largo del año.

Para conformar una junta directiva efectiva se debe contar con directores altamente competentes. Significa que las empresas requieren de directores con estatus de celebridad en el mundo de los negocios para agregar valor a la administración.

Más bien, el criterio fundamental sobre el cual se debe basar la selección de los directores es su capacidad real para hacer contribuciones estratégicas a la gestión del negocio. Los ejecutivos que cuentan con experiencias enriquecedoras tales como haber desarrollado negocios exitosos o haber salvado de la bancarrota a una empresa, representan una buena aproximación a este criterio de selección.

El punto de partida consiste en visualizar dónde estará la empresa en los próximos cinco o diez años. Este contexto permite determinar cuáles son las experiencias críticas y la formación con la que debe contar un director para orientar a la administración hacia el éxito.

Por ejemplo, si el plan estratégico es expandir el negocio internacionalmente, con procesos de fusiones y adquisiciones, la junta  debería incluir directores que cuenten con experiencia.

 La junta directiva debe constituirse teniendo en cuenta la diversidad de los retos que deberá asumir la empresa y los directores deben seleccionarse de manera consistente con este propósito.

No debe perderse de vista que en la práctica, una junta directiva es un equipo. No es inusual observar en un equipo, choques de personalidades, conflictos, miembros que no prestan atención y miembros que toman decisiones sobre temas que desconocen o no entienden.

El presidente de la junta directiva debe establecer la agenda de reuniones, definir los roles, facilitar los procesos y discusiones, ayudar a resolver los conflictos y, ante todo, fijar los estándares de comportamiento de los directores a través de


su propio ejemplo.

También existen ciertas dinámicas que impiden el trabajo. Por ejemplo, es posible que asuntos de importancia se discutan en grupos más pequeños por fuera de las reuniones formales sin informar a los demás directores de los hechos ni de las decisiones tomadas.

Igualmente pueden existir temas que no están sobre la mesa, porque generan incomodidad en algunos directores o en la administración, como podrían ser las consecuencias de las malas decisiones del pasado. En otros casos ocurre que no existe un proceso que asegure la participación adecuada de todos los directores, permitiendo comportamientos de pasividad o dominancia.

De igual manera, existen las juntas sin dientes, que prefieren no cuestionar a la administración para evitar conflictos. En estas juntas no se estimula la discusión y no es bien recibido el disentimiento.

Todas estas experiencias dejan ver que los principios que orientan el desarrollo de equipos de alto desempeño también aplican para las juntas directivas.

Por esta razón, una buena práctica consiste en destinar   reuniones para el desarrollo del equipo de los directores, y así potenciar la efectividad en su trabajo.

Queda claro que para conformar una junta directiva efectiva se debe prestar atención tanto a los criterios de selección de sus directores como a la dinámica de equipo que debe tomar lugar entre ellos.

Los criterios de selección de los directores deben estar alineados con las necesidades y los retos que plantea el plan estratégico del negocio a largo plazo, mientras que al nivel de la junta se debe generar una atmósfera caracterizada por la confianza, el trabajo en equipo y la capacidad para administrar bien los conflictos.

* Client Partner, Korn/Ferry Internacional  Colombia & Ecuador

Tiempo que duran

En relación con la periodicidad y duración, el promedio mundial es una reunión trimestral, que dura todo el día, o día y medio. En Colombia lo usual es una reunión mensual de medio día. La idea es que la junta trabaje temas estratégicos y no se


concentre en asuntos del pasado. Hay quienes sugieren que el 70% del tiempo sea utilizado en temas de futuro y 30% a temas del pasado.

¿Para qué las juntas?

La necesidad de un órgano directivo proviene de la complejidad de los negocios, de la estructura de propiedad y del financiamiento de las organizaciones.

Una junta moderna es responsable por la visión y estrategia de la compañía a largo plazo, de identificar el entorno donde se mueve y se moverá y de analizar posibles negocios; de evaluar la gestión, de planear la sucesión de los altos ejecutivos y de la generación de valor. Las buenas juntas requieren tiempo, gente competente y con capacidad permanente de aprender e innovar para generar ventajas competitivas, producto de la calidad de las decisiones.

Lineamientos gerenciales

La junta debe asegurar que haya un buen proceso para establecer la estrategia de la compañía, aprobarla y monitorear que se haga efectiva en las decisiones de la gerencia. Es importante que los miembros de las juntas tengan conocimiento de los objetivos de la organización para que puedan monitorear que la dirección de la empresa está tomando las medidas conducentes al logro de sus objetivos.

Los valores corporativos

El órgano directivo debe monitorear que haya un real entendimiento de los valores de la organización. La falta de credibilidad es producto de la falta de convicción en los valores de la organización. La junta debe dar las señales de qué es correcto y qué incorrecto, ética, transparencia y orden. Los miembros de las juntas deben ser personas que se destaquen por su honorabilidad y ser respetados por su carácter frente a no tolerar malas prácticas.

Asegurar el control

Garantizar que la entidad tenga un apropiado sistema de control interno, que la organización esté bien conducida y orientada, que haya eficacia, productividad y cumplimiento de objetivos a través del orden. El órgano de dirección también debe asegurarse de que esto se cumpla. Estar pendiente de la gestión de riesgos y que existan los instrumentos de monitoreo adecuados para asegurar el funcionamiento de la empresa.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio