Publicidad
Economía 18 Jun 2008 - 9:49 pm

Expectativa por la reunión del viernes

“La Junta debe bajar medio punto”

La caída del dólar esta semana prendió nuevamente las alarmas de los sectores exportadores. Actores económicos están divididos frente a la decisión que tomará el Banco de la República.

Por: Edwin Bohórquez Aya
  • 2Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/negocios/articuloimpreso-junta-debe-bajar-medio-punto
    http://www.elespectador.com/impreso/negocios/articuloimpreso-junta-debe-bajar-medio-punto
  • 0
Foto: /Jupiter

El país está a la expectativa de la decisión que la Junta Directiva del Banco de la República tome este viernes en materia de tasas de interés. Y lo está porque de las conclusiones que de allí salgan dependen no sólo el control sobre la inflación, que es su misión natural, sino también el futuro inmediato de los industriales y empresarios que dependen de la cotización del dólar y tienen en su flujo de caja a las exportaciones como la principal fuente de sostenimiento de la compañía.

Un escenario en el que la caída acelerada de la divisa en más de $50 encendió esta semana nuevamente las alarmas. El mismo Gobierno fue el primero en salir a entregar $120 mil millones para los sectores afectados, acumulando un total de $270 mil millones. Y anunció que ya se estudiaba entre los ministros de  Hacienda y Comercio una nueva medida que permitiera establecer a quiénes se les entregaría un nuevo beneficio económico, que pretende incentivar a las empresas golpeadas por la caída de la moneda estadounidense, para que mantengan intactas sus plazas laborales, a pesar de la coyuntura.

Entre los más afectados están los gremios textileros, floricultores y del calzado, por ser intensivos en mano de obra. Sus representantes manifestaron que el impacto de la revaluación está acabando poco a poco con sus negocios. Juan Diego Trujillo, presidente de Pisantex, asegura que “el tema de la revaluación se le salió de las manos al Gobierno. Ya no es un tema de Colombia, sino del mundo”, y quien dice estar a la espera frente al paso que dé el Gobierno en cuanto a los CERT laborales (Certificados de Reembolso Tributario), la ayuda que están estudiando los ministerios.

Y en el sector de las flores, el gremio aseguró que se han perdido 1.440 empleos, y 18 mil que podrían ser eliminados si el dólar no encuentra piso. Trujillo, por su parte, indicó que por lo pronto no hay cifras consolidadas de empleos perdidos ni las plantas cerradas, porque el negocio textil funciona a largo plazo, pero “lo cierto es que las pérdidas son cuantiosas”.

Por eso, ya son varios los actores de la economía nacional que le empezaron a enviar mensajes claros al Emisor sobre su decisión del próximo viernes. Uno de ellos es el presidente de ANIF, Sergio Clavijo, quien aclaró que en una encuesta hecha por su gremio publicada ayer, “los analistas del sector financiero están divididos, 50% recomienda subir la tasa de interés en 25 puntos base, pero considera que por razones de limitaciones políticas y de presiones sobre el Banco Central, no ocurrirá”.

Luego, el presidente del gremio explicó que “existe un tercio de los encuestados que recomienda  subir la tasa de interés y que cree que el Banco no cederá ante esas presiones y por lo tanto habrá un equilibrio entre el pensar técnico y el actuar político. Ahí está ANIF, que cree que no sólo debe subir la tasa de interés, sino que el Banco resistirá el embate político y subirá en 25 puntos base”.

Algo que el ex ministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo no comparte y por eso prefiere hacer un análisis más global, en el cual deja saber que “el fenómeno de la revaluación está agobiando al país, destruyendo empleo y acabando sectores enteros.


Lo que debe hacer el Gobierno es generar un superávit fiscal como lo hacen otros países. Hemos visto cómo el déficit sigue muy grande, si el Gobierno se apretara más el cinturón gastando más en dólares  prepagando deuda externa y menos en pesos,  podría ayudar. Los subsidios y ayudas van en buena dirección, pero a mediano plazo se requiere un ajuste fiscal del Gobierno de más envergadura”.

Aunque los dos coinciden en que el Banco está en un dilema muy complicado, Restrepo tiene claro que la Junta “de ninguna manera debería subir más las tasas más allá de lo que ya las tiene, porque están muy altas. Si suben las tasas de interés, más dólares se atraen, porque al país están llegando dólares blancos, negros, rubios y de todas las pelambres, y si llega más dólar, pues el precio seguirá cayendo. Definitivamente la tasa de cambio ahora es el gran dolor de cabeza de la economía. Y eso afecta a sectores como el cafetero, que tiene un desfase de $30 mil entre lo que gasta para producir una carga y lo que recibe por su venta”.

Sin embargo, las medidas que se han tomado sobre el control de capitales de inversión han sido tan efectivas, que según el Gobierno permiten controlar la entrada de capitales golondrina y sólo quienes estén realmente interesados en poner su dinero a largo plazo en Colombia serán quienes traigan su dinero al país. Algunos han manifestado que con un intensivo control sobre esa entrada se podría frenar la devaluación del dólar.

Pero para expertos internacionales como Susan Segal, presidenta de Americas Society/Council of the Americas, “el control de capitales no funciona para eso. Toda esta situación se debe ver a largo plazo, y un dólar débil hace parte del ciclo, Estados Unidos crece menos y las tasas son bajas, Colombia lo hace en promedio al 5%, por eso no se debe ver a tres o seis meses, debe ser a largo plazo. Sectores como el de las flores lo deben saber y deben pensar a largo plazo, porque tienen calidad para competir en el mercado internacional y recuperar en ese mercado lo que ha perdido ahora”.

Y el mensaje más fuerte lo lanzó el ministro de Comercio, Industria  y Turismo, Luis Guillermo Plata, quien fue enfático en que “la Junta debe bajar las tasas  de interés por lo menos en medio punto”, porque por los efectos de la revaluación “los productos colombianos se encarecen afuera y se reduce la competitividad del país, además de ver que los más damnificados son los empresarios que soportan su negocio en las exportaciones”.

Por lo pronto  el dólar sigue en caída, tanto que los niveles a los que ha llegado en estos tres primeros días de la semana no se habían visto hace nueve años, cuando la divisa alcanzó a tocar el piso de los $1.600. Un escenario que tiene alerta no sólo al Gobierno y a los exportadores de todos los gremios, sino a los miembros de la Junta Directiva del Banco de la República, que este viernes debe tomar una decisión, sin ser su obligación controlar la preciación del peso, pero que impacta el futuro inmediato, no sólo de los exportadores, sino de los interesados en poner su dinero a rentar en el terreno colombiano.

  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Elenco de "The Walking Dead" Comic-Con 2014
  • Los yihadistas destruyen una mezquita del siglo X en Mosul

Lo más compartido

2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio