Cartas de nuestros lectores 6 Ene 2013 - 11:00 pm

Hugo Chávez Frías

Nadie, en ningún país de América Latina, o de la Anglosajona, ha cobrado una importancia tan trascendental como el actual presidente de Venezuela. Desde Cuba, pasando por Nicaragua, Colombia hasta Argentina, están y estamos a la expectativa de su estado. ¿Será real que está viviendo sus últimos momentos? O, por el contrario, ¿se halla en franco período de recuperación? Ello es un misterio insondable.

Por: Elespectador.com
  • 2Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/cartas-de-nuestros-lectores/articulo-395417-hugo-chavez-frias
    http://tinyurl.com/a8aux4l
  • 0

En lo que atañe con su accionar político, sólo hasta dentro de medio siglo la historia podrá hacer un análisis sereno de lo que representó su vida y su gestión. El caso nuestro resume la incertidumbre sobre su influencia: el presidente saliente (Uribe Vélez) pasó rápidamente del amor al odio y a última hora lo trató como a su peor enemigo. En cambio el actual (Juan Manuel Santos) lo califica como su “mejor amigo”. En lo que sí no hay duda es el inmenso cariño y respeto de que goza en Venezuela. Por todo ello a Colombia le corresponde mirar el desarrollo de la política en el vecino país con objetividad. Hasta los Estados Unidos que miran con escepticismo el accionar político del que consideran como su “patio trasero”, se refieren a él con mayor respeto y sin la ironía usual en las declaraciones de sus representantes. Lo más singular del caso es que todos ruegan por su total recuperación.

Jorge Arbeláez Manrique. Bogotá.

Embajada de Honduras

Ante todo, Colombia no tiene por qué sentir vergüenza por los hechos ocurridos el 20 de diciembre de 2012 en la Embajada de Honduras en Bogotá, por una orgía organizada por el hondureño Jorge Mendoza, quien contrató a prostitutas o travestis y no les pagó. Ellas cobraron venganza robando computadores y teléfonos celulares. Las prostitutas, en cualquier país del mundo, no representan ni a su país ni a sus mujeres, sino a ellas mismas. Mendoza, las o los, contrató y quiso robarles, igual que en Cartagena, el servicio secreto del presidente Barack Obama, cuando timaron a la suripanta Dania Londoño. ¿Por qué no les pagan? Según testigos, es usual en la Embajada hondureña en Bogotá este tipo de orgías. Todo fue en ausencia del embajador, Carlos Humberto Rodríguez, pero fue el mismo Rodríguez quien autorizó a dormir en el predio a Mendoza, quien al denunciar ante la Policía Metropolitana el hurto se hizo pasar por chofer de dicha embajada. La denuncia la hizo el diario El Heraldo de Tegucigalpa. Las prostitutas implicadas deben devolver el material robado, porque la información es confidencial y reservada, no es la forma de cobrar. No entendemos por qué les dicen a las trabajadoras sexuales niñas, damiselas o damas de compañía.

Helena Manrique. Bogotá.

  • 2
  • Enviar
  • Imprimir
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

JuanpuebloMamando

Lun, 01/07/2013 - 10:01
Y según la dama, ¿Cuál esa la forma de cobrar? ¿Acaso pasar una cuenta de cobro con todo y rut y cámara y comercio, a la embajada hondureña?... Ustedes me perdonan pero... Esas "Señoras" como Helena Manrique, que denigran de las meretrices, las pordebajean ect, siempre tienen su pasado escondido, déjeme decirle que la culpa es de quién las contrató y ellos deben pagar... Señora, no hable muy duro... yo no lo hago porque tengo nietas y no sé el día de mañana... personas como usted, dejan mucho qué desear...
Opinión por:

toronto

Lun, 01/07/2013 - 09:46
UN PAÑUELO PA' LA VIUDITA ARBELAEZ MANRIQUE........... JAJAJAJAJAJAJAJA
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio