Cartas de nuestros lectores 3 Ene 2013 - 10:18 pm

No más impactos de muerte

La mayoría de las veces las balas disparadas terminan su criminal viaje incrustándose en los cuerpos de nuestras nuevas generaciones.

Por: Elespectador.com
  • 36Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/cartas-de-nuestros-lectores/no-mas-impactos-de-muerte-articulo-395053
    http://tinyurl.com/nykmznt
  • 0
insertar

Docenas de nuestros niños han muerto con una sonrisa disfrutando plenamente de los juegos que los hacen y nos hacen felices.

Esta criminal actitud de algunos ciudadanos que portan irresponsablemente armas de fuego disparándolas sin pensar que el destino fatal de esa bala terminará segando la vida de cualquier persona, sin distingos de edad ni género, tiene que ser castigada severamente, ya que el solo disparo es una tentativa de homicidio.

Es inconcebible que no podamos estar a salvo en nuestras habitaciones, como tampoco caminar o sentarnos a dialogar tranquilamente, porque infortunadamente fuimos blanco de una bala disparada por alguien que adopta decisiones sin la debida meditación.

Mientras no aprendamos a celebrar, no podremos tampoco hablar de una Colombia educada, culta y mesurada, como tampoco de paz ni menos de seguridad. El simple sentido común nos enseña que no es con estruendos mortales con los que tenemos que manifestar la alegría. El abrazo, la sonrisa o aquel coro con palabras felices en grupo entonado es suficiente para unirnos en una moderada celebración.

Infortunadamente en barrios densamente poblados por personas humildes y trabajadoras, que luchan día a día con las uñas soñando con labrarse un futuro que les permita una mejor calidad de vida, ocurren estos absurdos hechos. Tiene el Gobierno que emprender campañas en estos sitios con la compañía permanente no sólo de la Fuerza Pública, más importante aún con inversión en centros educativos, deportivos, culturales y prioritariamente con fundaciones que cuenten con profesionales en las áreas de orientación familiar, psicológica y de convivencia social.

Urge la locomotora del desarme de la población civil que empiece por legislar severamente e invitar a nuestros mejores embajadores y líderes que han sido dignos de emular para que periódicamente se reúnan en la mesa blanca de la convivencia hasta lograr cero muertes por estas dementes causas.
Nunca me cansaré de decir y escribir: la bala disparada jamás se pierde.  

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Conductor intentó prenderse fuego para evitar ser detenido
  • Santos espera acabar con el analfabetismo al final del cuatrienio

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Dom, 01/06/2013 - 15:12
EN ESTOS DIAS EL PERIODISTA RAFAEL ZULUAGA VILLEGAS* en el periódico digital EJE 21, recordó poderosa y sabia sentencia, que dice así: “Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad/”. Miguel Delibes (1920-2010).Escritor español. Es claro que cuando el ejercicio de la política es para nutrir haciendas privadas, se desdibuja su sublime objetivo, que está vivamente relacionado con la búsqueda permanente del bienestar de todos los seres humanos de los cinco continentes. Las estadísticas de malestar social como las de concentración de ingreso y riqueza en el Orbe, nos están mostrando que la política está fallando grandemente. No cumple su objetivo primigenio Muchos de los que la ejercitan son "Homos mercantil".
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Sab, 01/05/2013 - 04:09
*HAY QUE ESTRENAR La fuerza de voluntad*, que es un instrumento poderoso.Sí los Colombianos que practican la nefanda violencia en diferentes y variadas formas estrepitosas, se apoyaran en La Fuerza de la Voluntad, para alejarsen drásticamente de tales comportamientos vitandos, que rayan en la miseria humana,lograrían entender que a la tierra no vinimos a representar el triste papel de unos malandros, de unos pepes pegoteros o seres fatídicos.La iniciación de un nuevo año es la oportunidad feliz y preciosa para que todos los seres humanos de los cinco continentes, lleguemos al convencimiento de que La Dignidad Humana no es cuento chino "pintado en la pared".Es la verdad inamovible; que no puede cambiar, porque es un principio eterno. "La Vida es un ratico", decía mi padre. La realidad.
Opinión por:

JAIMEBAL

Vie, 01/04/2013 - 09:52
Es evidente que para evitar estas situaciones criminales, fruto de la imprudencia, es necesaria la educación de todos en los valores ciudadanos. Pero esto no basta. Si la cuestión no nos toca físicamente, poco se arregla con "sermones". La acción efectiva es llegar a que las armas estén sólo en manos de la autoridad policial y únicamente mientras esté en servicio. Mientras sigamos con privillegios, logrados con dinero o influencias, poco será lo quie se consiga en la seguridad ciudadana.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Vie, 01/04/2013 - 04:44
*ES EVIDENTE*...y clarísimo que los Estados se deben preocupar intensamente por educar a los ciudadanos, en el sentido magno y sublime relacionado con la promociòn de la salud, como con la prevenciòn de la enfermedad. Los ciudadanos no podemos desconocer la utilidad que le brinda a la dignidad humana la racionalidad en el consumo de sustancias sicoactivas. Siempre será moda espiritual estar alineados con la austeridad con baco y tabaco. Sea preciso el momento para decir que las ferias y fiestas no pueden estar muy alicoradas y borrachas a más no poder, porque ello es cultivar los graves altercados y disputas, que por lo regular terminan en graves hechos de sangre y muertes. Nosotros somos los responsables de nuestra seguridad ciudadana. La Feria de Manizales como cualquier ... ....
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Vie, 01/04/2013 - 04:46
... La Feria de Manizales como cualquier fiesta municipal o veredal es para vivirla y sentirla con los cinco sentidos. No nos perdamos en las tinieblas del humo y del alcohol. Lo anterior puede sonar a consejo de papá. La realidad es que todos nos debemos preocupar por que predomine siempre el interés como el bienestar general. La educación en valores tiene que conducir a las sociedades a tener batallones de mejores personas. Hay que recordar siempre que La Vida es hermosa y divina. No es ningín cuento chino. "Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones".
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio