Arlene B. Tickner 17 Ene 2012 - 11:00 pm

Visión Global

Guantánamo: de la excepción a la norma

Arlene B. Tickner

A diez años de su apertura, el centro de detención de Guantánamo (Gitmo) se ha convertido en un símbolo grotesco de los excesos cometidos por Estados Unidos en nombre de la guerra contra el terrorismo.

Por: Arlene B. Tickner
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-321522-guantanamo-de-excepcion-norma
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-321522-guantanamo-de-excepcion-norma
  • 0

De los 779 individuos que han pasado por el “gulag americano”, 600 han sido liberados, no sin antes estar años detenidos sin causa alguna. Como es el caso del egipcio Adel al Gazzar, quien después de ser vendido por una jugosa recompensa —como la inmensa mayoría de los otros “sospechosos”— desde un hospital donde estaba internado en Pakistán, pasó una década en detención, y ahora enfrenta cargos falsos similares en Egipto. De los 171 que quedan (ocho murieron), solamente cuatro han sido sentenciados, mientras que otros 89 “exonerados” esperan ser traslados a sus países natales o a un tercero, tarea difícil ante su estigmatización como “terroristas”.

El presidente Barack Obama no sólo incumplió su promesa de poner fin a lo que alguna vez llamó la falsa opción entre luchar contra el terrorismo o respetar el hábeas corpus, sino que la convirtió en ley al aprobar recientemente el Acta de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2012, que otorga a los militares el poder de detener (e interrogar) indefinidamente a cualquier sospechoso de tener vínculos con Al Qaeda u otros grupos terroristas. Si bien los estadounidenses no podrán ser detenidos dentro del territorio nacional sin el derecho a juicio, por fuera del país serán sometidos a las mismas reglas que los extranjeros.

Es decir, Guantánamo es tan sólo uno de los hechos “impensables” que se fueron normalizando después del 11-S. Lo que se concibió originalmente como un enclave limitado “sin ley”, para negarles a los sospechosos de terrorismo el debido proceso y así permitir su interrogación/tortura inmediata, sin las ataduras constitucionales que generalmente aplican, se ha ido esparciendo al resto del sistema político y judicial de los EE.UU.

Por más que el discurso oficial haya cambiado, la idea de que la “amenaza terrorista” justifica la restricción de los derechos y libertades civiles se ha convertido en el pan (imperceptible) de cada día. Las requisas de cuerpo entero se han vuelto cotidianas y “naturales” en los aeropuertos y otros espacios públicos; la Ley Patriota, prorrogada hasta 2015, permite el monitoreo sin orden judicial de comunicaciones telefónicas y electrónicas, y archivos personales; la vigilancia aérea con drones “espía” se populariza; crecen los intentos por regular y filtrar la información que circula por internet, como ilustra la ley SOPA (Stop Online Piracy Act), criticada por violar la libertad de expresión, y los ciudadanos estadounidenses pueden ser arrestados, encarcelados, torturados y hasta asesinados selectivamente —como ocurrió en septiembre de 2011 en el caso del clérigo, líder de Al Qaeda, Anwar al Awlaki, en Yemen— legalmente.

La política de seguridad de Estados Unidos —de la cual Gitmo es un simple reflejo— pone de manifiesto la erosión de algunos de los valores fundacionales de esa nación, tales como la justicia, la libertad y los derechos humanos, y su gradual reemplazo con algo más parecido a un “Estado policial”. Guantánamo parece ser la excepción que se ha vuelto la norma.

TAGS:
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

directoalpunto

Mie, 01/18/2012 - 22:14
Arlene. Buena Columna. Pero le aclaro un punto: Los Norteamericanos si podran ser arrestados en territorio americano sin orden judicial, y sin proceso a defensa por tiempo indefinido. Hace unos dias el Periodista Andrew Cooper, le pregunto al senador republicano lider de esta ley, si personas como los que protestan en Wall Street o inclusive el como periodista, podrian ser arrestados y enviados a los nuevos "guantanamos" y el senador respondio que "si usted o ellos rebasan la linea, si", y cuando Cooper le pregunto: definame la linea, o quien la definira? el senador contesto con una sonrisa. Aunque Obama haya enviado correos a los americanos, asegurando que mientras el sea presidente, no usara el poder de esa ley, muchos han confirmado que el solo es un empleado de los que mandan en verdad
Opinión por:

es así

Mie, 01/18/2012 - 18:17
Guantànamo? cuando pienso en Guantànamo tengo un sentimiento tan horrible, es que una persona no tener ninguna clase de derecho? Y todos los paises del mundo saben lo que ocurre allà y como si nada. Ahí si sale el refrán de que por la plata baila el perro. Que verguenza.
Opinión por:

suesse

Mie, 01/18/2012 - 18:15
Sobre el particular hay reflexiones "made in USA" que apoyan todo lo expresado en esta columna, y más.Vean, por ejemplo, el documental en www.torturingdemocracy.org. Seguramente por intentos de difusión de ciertas verdades incómodas como lo de Guantánamo es que se siguen restringiendo las libertades comunicativas, finalmente, países como USA o el nuestro requieren de gente que no sepa mucho, ojala bien poquito, sobre que es lo que mueve a sus "líderes" de pacotilla....
Opinión por:

es así

Mie, 01/18/2012 - 18:21
eeuu tiene más interés en acabar como sea con internet, ese tal cuentecito de los derechos de autor, no se los cree nadie, es que a ellos les conviene tener todas sus fechorías lo màs ocultas como sea posible.
Opinión por:

ferho

Mie, 01/18/2012 - 10:51
Para nosotros los colombianos es muy fácil hablar y pontificar sobre el sistema político de EEUU, pero no lo es cuando hablamos sobre nuestro sistema político Colombiano. Es obvio porque aquí lloverán las amenazas de las fuerzas de seguridad del estado, de los caciques políticos, paras, guerrillos., hampa común, etc. Allá hay una justicia, no perfecta, pero si un ejemplo para nosotros. Aquí es una ley espectáculo y porosa en el sentido de la palabra.
Opinión por:

rhapsodia

Mie, 01/18/2012 - 05:25
Excelente columna, en pocas palabras ese es el problema. Para una mayor comprensión sugiero la lectura del libro "Guantánamo y el Imperio del Derecho" (Javeriana / Diké), una reflexión colectiva de trascendecnia llevada a cabo por un grupo de profesores latinoamericanos y europeos.
Opinión por:

Boyancio

Mie, 01/18/2012 - 02:28
permiso me entrometo en esta columna a esta hora de la madrugada, no para comentar cosas que no me importan; sino para que alguien me diga cuántos curas hay en Col. cuántos militares, cuántos magistrados, cuántos pensionados, cuántos malparidos, cuántos bien acomodados, mejor dicho, que se nos diga la verdad de qué somos, qué comemos, y sobre todo, cómo aportamos al PIB, a la justicia, a la defensa de las instituciones, y saber cuántos sobramos en un espacio vital tan reducido, y sobre todo, lleno de uribeños alebrestados en su mafia operandis
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio