Ricardo Bada 1 Mar 2012 - 11:00 pm

Yo soy como el picaflor

El Diario Íntimo de Mafalda

Ricardo Bada

Según los datos de que disponemos (pero que hay que tomar cum grano salis, como luego se verá), la niña más querida de América Latina nació el 15.3.1962, así es que de hoy en trece días, Mafalda cumplirá 50 años.

Por: Ricardo Bada
  • 34Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-329721-el-diario-intimo-de-mafalda
    http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-329721-el-diario-intimo-de-mafalda
  • 0

Mafalda es un personaje que encierra un par de misterios más de lo que pueda creerse, y sé de qué les hablo porque he invertido —sumando las horas— casi un mes completo en revisar tira a tira el canon de Toda Mafalda [Ediciones de la Flor, Buenos Aires, 1993], que incluye las casi 2.000 historietas del corpus original. Personalmente, uno de los misterios que más me atrae es el de su Diario Íntimo, que sólo ocupa el 0,2% del total.

Así, en la tira # 424 Mafalda escribe que se levantó muy contenta y piensa que su estado de ánimo será bueno, desmejorando al mediodía (porque en la tercera viñeta le llega desde la cocina un efluvio que comienza a oler, “snif, snif”), y concluye: “con probabilidades de sopa”. Y en la # 425, consigna que “hoy jugué un partido de ping-pong con Felipe pero estuve hecha una pichiruchi y perdí por 9 a 20”. Hace una pausa para reflexionar y agrega: “Único diario íntimo con suplemento deportivo”.

Por último, en la # 433, Mafalda le confiesa al diario que se ha portado muy mal con su mamá, que es muy buena pero ella la hace rabiar, y que la culpa es suya y sólo suya. Aunque después de pensarlo en silencio, añade: “La Dirección de este Diario Íntimo aclara que sólo se limita a publicar estas notas, sin compartir por eso el criterio de su autora”.

¿Por qué no quiso Quino que Mafalda siguiese escribiendo en su Diario Íntimo? Me temo lo “más pior”: porque ello revelaría que a la tierna edad de ocho años, Mafalda ya era lo bastante mujer como para quitarse dos años de edad. Es lo que se desprende de su carta al semanario Siete Días en 1968, afirmando que nació el 15.3.1962... siendo así que en una historieta del 15.3.1966, donde Quino festejó el primer aniversario de sus tiras en el diario El Mundo, Mafalda celebraba en ella simultáneamente su cumpleaños... ¡¡con una tarta con SEIS velas!!, o sea, que según el propio Quino habría nacido el 15.3.1960.

Y otro dato oculto en la saga de Mafalda es que en ninguna historieta del canon se la ve a ella (ni a sus amigos) ni entrar ni estar en una iglesia, y eso me recuerda un clarividente descubrimiento del periodista y socialista español Luis Araquistáin: “La singularidad que más ha llamado mi atención en el Quijote, y que no veo mencionada en ninguno de sus innumerables comentaristas, es que en los 106 días que duraron las aventuras del Ingenioso Hidalgo, ni él ni Sancho Panza fueron nunca a misa”. ¡Mafalda, mi Dulcinea!

TAGS:
  • 34
  • Enviar
  • Imprimir
34
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Ji-Rafo

Dom, 03/04/2012 - 16:22
En los 7 tomos de En busca del Tiempo perdido, el narrador que cuenta su vida desde los 6 años hasta el final, tampoco entra a una iglesia. Sí las aprecia en su arquitectura y son memorables sus descripciones, pero de Dios, nada.
Opinión por:

Ricardo Bada

Dom, 03/04/2012 - 21:01
Gracias por leerme y no lo dudo, pero aunque de los siete tomos de Proust, y pese a haberlo intentado al menos cinco veces, jamás logré pasar de la página 50 del primero (lo cual le dice bien a las claras que está dialogando acá con un analfabeto), a pesar de ello me permitirá argüir una diferencia esencial. Proust narra desde dentro de una sociedad secularizada, que se puede permitir ver las catedrales, simplemente, como ejemplos del buen hacer de los arquitectos de la Edad Media, sin que ello necesariamente tenga que ver con la fe que dizque levantó esos edificios. Cervantes, en cambio, haciendo que ni don Quijote ni Sancho vayan a misa, se la jugaba con la Santa Inquisición. Y Mafalda con la todopoderosa Iglesia católica argentina, que bendijo los crímenes de Videla & Co. Vale.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 03/04/2012 - 14:29
mafalda merece estudios sociológicos como el de Juan José Sebreli acerca de la psicosociología de la ciudad bonaherense que puede ser cualquiera de latinoamérica compuesta por pobladores inmigrantestanto allende las .fronteras y de las zonas rurales ahora trasformadas en minas y canteras o en prados de ganadería extensivas por efecto de la modernización sin modernidad, de una hiperurnabización desordenada que promueve la pobreza urbana .Lástima que la calle y el barrio que permitía la interlocusión y el aprendizaje social del niño viene desaparecienso y ahora es unidirecional con los medios de comunicación y virtuales.
Opinión por:

Ricardo Bada

Dom, 03/04/2012 - 21:05
Gracias por leerme, y estoy de acuerdo con usted, Mafalda se merece todo eso y mucho más, porque es la heroína del pensamiento del oprimido y del ninguneado. Lo que me temo es que si los sociólogos y los sicosociólogos le hincan el diente a nuestra pobre niña, lo más seguro es que la entiendan tan mal como Umberto Eco, que de semiología sabrá mucho, pero de mafaldología, cero. Para empezar, la convertirían en objeto de estudio. ¿Se imagina a Mafalda, como bacteria sicosociológica, en la platina del microscopio de los "especialistas"? Vale.
Opinión por:

darojas53

Vie, 03/02/2012 - 22:11
Muy divertida su columna, don Ricardo. Mafalda ¿de dónde salió el nombre? Mafalda, decía, es la síntesis de un pensamiento revoltoso y contestatario de los sesentas y de ahí 'pa lante'. Estoy de acuerdo con otro opinador cuando fora que sus columnas tienen el encanto de ser leídas y, ¡bravo!, después, seguir tertuliando con el columnista. Es lamentable cuando los columnistas cierran sus foros... aunque, a veces, las intervenciones son tan mal paridas que no vale la pena tenerlos abiertos. Y no me refiero a Felistián Selipe porque, aunque sus comentarios no gusten, son respetuosos... más que menos.
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 03/03/2012 - 05:13
Gracias por leerme. En cuanto al origen del nombre de nuestra heroína, Daniel Samper Pizano cuenta en el prólogo a "Toda Mafalda" que ella nació de un encargo que le hicieron a Quino, dibujar unas historietas para Mansfield, una firma de electrodomésticos. La condición era que los personajes de las tiras se llamasen con nombres que empezaran por M. Al parecer, Quino había visto, en "Dar la cara", una peli argentina de por aquellos días, una niña llamada Mafalda, y se decidió por él para bautizar a su protagonista. Y a su antagonista, como ya sabemos, lo llamó Manolito. Vale.
Opinión por:

darojas53

Vie, 03/02/2012 - 22:22
Me arrepiento de dos comas: Las de la última oración. En su columna se trata bien el castellano,
Opinión por:

barryvons

Vie, 03/02/2012 - 18:06
:) :D
Opinión por:

GMasRoca

Vie, 03/02/2012 - 16:49
El mundo nunca le podrá agradecer suficiente a Quino por ese maravilloso regalo de Mafalda y su tropa. Todo el mundo se puede ver (y ver a otros) retratados en sus personajes.... (Uff! Haciendo ese ejercicio, me acabo de dar cuenta de que el personaje que con más frecuencia me encuentro, sobretodo en los foros, es con Susanita....)
Opinión por:

sicclon

Vie, 03/02/2012 - 16:18
Al igual que Miguelito, yo quería llamarme Batman, y tal vez no quería ser suizo, pero sí comer chocolate a toda hora. Eso a la vez me recuerda su disertación sobre el himno a la claustrofobia de la marina suiza (lo dejo en minúsculas a riesgo de que pase alguien por acá a corregirme).
Opinión por:

JDNA

Vie, 03/02/2012 - 13:53
Maravillosa columna Sr. Bada; hace mucho tiempo no leía algo tan ameno, y sobre todo con una protagonista como nuestra querida Mafalda. Muchas gracias.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 18:45
Para El de la H : Gracias por leerme y créame que tengo una buena opinión de los gramáticos. En este caso, y por mor de las prisas, olvidé las comillas. Ahorita se las añado: yo me refería a los "gramáticos". OK?
Opinión por:

El de la H

Vie, 03/02/2012 - 16:54
Los gramáticos (plural, don Bada, plural) nos aguantamos a don Sebastián Felipe cada vez que, cual hurón, se nos mete a la gazapera a hacer correr los gazapos y a quienes nos divertimos cazándolos. Generalizar siempre (excepto en este caso) es un error y -no hablo sólo por mí- disfrutamos montones de la brillante jovencita aunque en descubrir la aversión por la sopa me sacó la susodicha 25 años de ventaja.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:21
Gracias por leerme, y a usted y al resto de los foristas por darme esta alegría de saber que, con excepción de los gramáticos, todos coincidimos en el amor a Mafalda. Yuuuuuuuuuupppppppppppppi... como ella misma diría.
Opinión por:

ido

Vie, 03/02/2012 - 11:43
Qué bello, señor Bada! solo hasta ahora que lo leo pienso que la mujer que habia buscado hasta ahora y que ya deje de buscar es Mafalda.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:19
Gracias por leerme y fíjese nomás en las tres últimas palabras de mi columna. Vale.
Opinión por:

swhelpley

Vie, 03/02/2012 - 10:20
Mafalda es parte de la educacion sentimental de una generacion de latinoamericanos que hoy estamos entre los 40 y 55. Pero la verdad, nunca habia detallado que llevara un diario, o que alguna vez ingresara en una Iglesia. Nos divertiamos con la filosofia con que veia el mundo, su odio a la sopa (Que comparto), y las peripecias de sus amigos. Claro que subyacian temas muy serios: El clasismo, el papel de la mujer en la sociedad, el racismo, la guerra fria, Vietnam, etc. Interesante lo del diario, y en cuanto a la edad, Mafalda nace como tira comica en 1962, y ya tiene 6 años; no nacio en 1956? Pero se le perdona la vanidad femenina: Felices 50. Hermoso texto, don Ricardo.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:18
Gracias por seguirme, amigo Samuel, y vamos a poner en claro el asunto de las fechas. Como tira cómica, Mafalda hace su aparición el 29.9.64. Luego, cuando las tiras empiezan a ser publicadas en la revista Siete Días, a partir de 1968, la redacción publica una supuesta carta de Mafalda a la revista, declarando que nació el 15.3.1962. Pero es más creíble que naciera en el 60, porque en el 64, cuando sale por primera vez publicada, ya es grande aunque aún no va a la escuela, o sea, que anda entre los cuatro y los cinco. Hay una zona de sombra en el origen de Mafalda, acerca de la cual tengo una hipótesis, pero tengo entendido que ello se verá en días más próximos a la efemérides, en otro texto mío acerca de nuestra heroína. Por ahora debo callar. Vale.
Opinión por:

suesse

Vie, 03/02/2012 - 10:03
Gracias a su último párrafo, sr. Bada, creo que buscaré releer el Quijote....muy simpática su columna. Y Mafalda es toda una heroína, para cada tema tiene sus apuntes.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:11
Gracias por leerme, y si le consigo relectores (aún mejor sería lectores de primera vez) al Quijote, mi agradecimiento a Mafalda, que ya es grande, se volvería impagable. Vale.
Opinión por:

jose chamiza

Vie, 03/02/2012 - 08:49
Làstima que Quino no hubiera conocido a un "personaje" como Sebastian Felipe, sin duda lo hubiera incluido en su historieta.
Opinión por:

usacabeza

Vie, 03/02/2012 - 11:17
¡Claro que sí!: "¿Por qué justo a mí tenía que tocarme ser como yo? —Felipe"
Opinión por:

suesse

Vie, 03/02/2012 - 10:00
Ja,ja,ja!!! Muy bueno....
Opinión por:

Josetenene

Vie, 03/02/2012 - 08:47
Enhorabuena don Ricardo con los apartes del "Diario íntimo" de la sin par Mafalda. Esa muchachita es la consciencia latinoamericana sin tapujos. Cada viñeta merecería un análisis profundo para conocer más a fondo la idiosincracia de nuestros pueblos.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:28
Gracias por su constante seguimiento desde ese rincón de Antioquia. Y ya le pasaré mis demás enlaces con lo que voy a publicar hasta el 15 de marzo sobre nuestra Mafalda. Vale.
Opinión por:

DeepField

Vie, 03/02/2012 - 08:35
Gracias, don Ricardo, por traer a Mafalda a colación. Indudablemente una de las niñas más queridas (en lo cual sus amigos y familiares rivalizan con ella por los primeros lugares) y una de las mejores tiras cómicas de su época. ¿Se conocen las fechas de nacimiento de Felipe, Manolito, Miguelito, Susanita, Libertad? El nacimiento de Guille, según recuerdo, fue transmitido casi en directo por Quino.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 15:09
Gracias por leerme, y no, no se conocen sino las fechas en que aparecieron por 1a. vez en las tiras. Puede consultarlo en www.mafalda.dreamers.com, pulsando en la barra vertical izquierda, en Personajes. En cuanto a Guille, lo siento, pero recuerda mal, él aparece de repente por 1a. vez en la historieta #937. En la #934 la mamá todavía está embarazada, bordando en un bastidor, y sentada en el sofá conversando con Mafalda. En la #935 Mafalda conversa con Susanita. En la #936 asistimos a un entrenamiento de Manolito como arquero. Y en la dicha 937 ya está Guille en la cunita y la mamá lo deja al cuidado de Mafalda porque sale a hacer unas compras. Mafalda le quita el chupete y Guille berrea, y Mafalda le dice que si los pueblos gritaran como él, los dictadores se verían en figurillas. Vale.
Opinión por:

Ricardo Bada

Vie, 03/02/2012 - 04:18
Todavía me estoy riendo. ¿Usté realmente lee como se desprende de su análisis de mi columna? Pobrecito, no sabe la pena que me da. En cualquier caso, deseo exonerarme de uno de sus cargos: el puntaje aducido por Mafalda es mera cita, así es que reclámele a Quino. Vale.
Opinión por:

Ricardo Bada

Sab, 03/03/2012 - 05:18
Hombre de Dios, ríase conmigo, sanamente. Si es tan inocente como para señalarme como yerro (¿vio?, dos "como" muy seguidos) la broma del "usté", es que usted es realmente un alma de Dios. Y siga defendiendo la gramática, la puntuación y la ortografía, en buena hora. Está en su derecho, pero me temo que usted lo interpreta nada más que como un deber. Feliz fin de semana, y esta es mi mano.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Vie, 03/02/2012 - 22:03
¡Vaya disculpa! Más que reír, le convendría repasar algo de gramática a "usté". De manera que, según su lógica ("sinlogismo" diría Sofocleto: consúltenlo en la Wikipedia, foristas), hay que tener lástima por quien caza marros y procura la corrección idiomática, no por quien los comete y maltrata el idioma. Eso es un absurdo, que es "lógica ajena", según Sofocleto. Sea.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Vie, 03/02/2012 - 02:30
Debió escribir "tomarlos 'cum grano salis'". Sobra la coma después de "días". Mejor "cincuenta años" que "50 años". Mejor "misterios más de los que puedan creerse". Mejor "solo" que "sólo". Mejor "pimpón" que "ping-pong". Debió poner comas después de "Felipe" y "buena", antes de "pero". Los partidos de pimpón se juegan a 11 o 21 puntos, no a 20. Unas veces escribió "Diario Íntimo" y otras "diario íntimo". Sobra la coma después de "años". Y marros más.
Opinión por:

suesse

Vie, 03/02/2012 - 10:01
Lo perfecto, dicen por ahi, suele ser enemigo de lo bueno....Muy simpático quien define como "rocambolesco" a este lector...ja,ja!!! Envia usted, don Sebastián Felipe, sus aportes que en todo caso, son valiosos, a la Gazapera, que es donde podrian ser de perfecto recibo??
Opinión por:

DeepField

Vie, 03/02/2012 - 08:55
El Sr. Sebatián Felipe me recuerda algo que leí una vez acerca de ciertas personas que tienen "oído absoluto", es decir, la capacidad innata de reconocer y nombrar cualquier nota musical sin necesidad de una referencia externa para compararla. Esa gente sufre cuando oye una pieza musical que esté desfasada en su afinación en cantidades (centésimas de semitonos) y que para todos los demás, incluyendo músicos profesionales, es perfectamente disfrutable. Aunque no estoy seguro, supongo que habrá personas que *CREEN* tener oído absoluto, y que sufren con obras afinadas porque creen que no lo están. En esta categoría, pero en términos gramaticales, creo que está don SF.
Opinión por:

sicclon

Vie, 03/02/2012 - 05:52
No sé si lo más divertido de leer las columnas de Bada son las columnas en sí, con fallas o las justas discrepancias de concepto a las que todos tenemos derecho; o esperar sus aportes, que hasta sobrará aclarar que son de un nivel todavía más rocambolesco que el que aplica a las de F. Isaza, por ejemplo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio