La disciplina de Juan C. Pinzón

El nuevo Secretario General de la Presidencia tiene formación militar.

Como un tecnócrata. Así definen a Juan Carlos Pinzón Bueno sus amigos, ex compañeros de trabajo y miembros de la campaña de Juan Manuel Santos. Estas credenciales fueron fundamentales para que el mandatario electo lo nombrara como nuevo secretario general de la Presidencia de la República, es decir, el poder tras el poder en la Casa de Nariño, a partir del próximo 7 de agosto.

Con una férrea formación militar, dado que varios de los miembros de su familia se enlistaron en las Fuerzas Armadas, Pinzón  Bueno se decidió por la economía. Así fue como la Pontificia Universidad Javeriana le entregó una mención honorífica al rendimiento académico excepcional por sus calificaciones en el pregrado de esta carrera que concluyó en 1996.

En febrero de ese mismo año se inició trabajando como analista de investigaciones económicas de la Federación Nacional de Cafeteros, desde donde dio el paso a la Asociación Bancaria (Asobancaria), en el mismo cargo. “Es una persona que tiene unas metas muy claras en la vida. Es disciplinado, tiene muy claros los valores y los principios que deben regir su vida. Es buen compañero de trabajo. Muy amigo de sus amigos, me parece que se preocupa por ser un buen técnico que cuida mucho las relaciones y las cultiva bastante”, asegura María Constanza Mejía, quien laboró con el nuevo Secretario General en la entidad bancaria.

Después desarrolló toda su capacidad en otra entidad privada, el Citibank, de donde dio su salto al sector público. Al llegar Juan Manuel Santos al Ministerio de Hacienda, Pinzón se convirtió en su mano derecha como secretario privado. “Es ante todo un facilitador de las personas que tienen cargos de responsabilidad, conoce el ritmo del presidente Santos. Es transparente y ejecutivo. Sin lugar a dudas se va a convertir en el motor de la Presidencia”, explica Román Medina, quien laboró en esa cartera mientras Santos fue el responsable.

Tras un nuevo paso por Asobancaria, Pinzón Bueno llegó a uno de los sitios donde siempre quiso estar: el Ministerio de Defensa. De nuevo fue Santos quien lo convenció de trabajar en el sector oficial, esta vez como viceministro, donde se destacó por entablar unas excelentes relaciones con los militares y por ejecutar un radical proceso de modernización.

Bisnieto del general Roberto Rico, héroe de la Guerra del Perú, e hijo del coronel (r) del Ejército Rafael Pinzón, el nuevo secretario general de la Casa de Nariño fue formado dentro de la disciplina militar. Él mismo recuerda con cariño que estudió en el Colegio Patria, destinado a los hijos de los miembros de las Fuerzas Armadas. “En los tres últimos años nos correspondía prestar el servicio militar. Lo hice como brigadier general”, explica Pinzón.

Hace 13 años se casó con María del Pilar Lozano, a quien conoció por ser amiga de su hermana. Son padres de dos hijos: Natalia, de 12 años, y Juan Pablo, de 5.

A sus estudios de economía, Pinzón Bueno le sumó una maestría en relaciones internacionales de John Hopkins University, en políticas en ciencia y tecnología de Harvard y hace pocas semanas concluyó un nuevo máster en la Universidad de Princeton.

Sus calidades académicas son destacadas por su círculo más cercano; es el caso de Santiago Gutiérrez, quien lo conoce hace más de 15 años. “Es un hombre estudioso, excelente expositor y entusiasta. Es un tipo de una honestidad intelectual intachable”.

Al término “tecnócrata”, los consultados para esta nota la sumaron el adjetivo “transparente”, una cualidad esencial para quien le hablará al oído al presidente electo de la República, Juan Manuel Santos.