Publicidad
Política 30 Sep 2008 - 9:41 pm

La historia de Muriel Benito Revollo

Cuenta saldada

La ex congresista sucreña es la primera en quedar en libertad por pena cumplida, dentro de la parapolítica.

Por: Andrea Forero Aguirre
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/politica/articuloimpreso-cuenta-saldada
    http://www.elespectador.com/impreso/politica/articuloimpreso-cuenta-saldada
  • 0
insertar

Desde el pasado 2 de septiembre, en la más absoluta discreción, la ex representante sucreña a la Cámara por el Partido Conservador, para el período 2002-2006, Muriel Benito Revollo, es una persona libre. Condenada a 47 meses y 15 días de prisión por sus nexos con grupos paramilitares, tras haber cumplido las tres quintas partes de la pena impuesta, se convierte así en la primera persona que salda sus cuentas con la justicia y queda en libertad dentro del proceso de la parapolítica.

La decisión fue del juez 11 de ejecución de penas. Hoy, Benito Revollo se recupera en su casa de Bogotá de problemas cardíacos, los cuales obligaron a concederle desde el pasado 22 de abril la detención domiciliaria. Sin embargo, esas paredes de su hogar que hace poco más de cinco meses eran su cárcel, ahora son el sitio de descanso. Y lo que sí tiene claro es que quiere permanecer en el anonimato, apartarse de los medios de comunicación y pasar el tiempo con su familia.

Su abogado, Abelardo de la Espriella, le dijo a El Espectador que “Muriel ya pagó su deuda con la justicia. Demostró desde el comienzo del proceso una gran fortaleza y voluntad. Hoy, gracias a los mandatos legales, disfruta de su libertad. Y puedo decir que es una mujer aguerrida que desde el comienzo estuvo comprometida con seriedad y respeto por la ley”.

La historia de su proceso se remonta a mayo de 2005, cuando el entonces representante Gustavo Petro, durante un debate en la plenaria de la Cámara, la conminó a reconocer sus nexos con el paramilitarismo. Benito Revollo negó las acusaciones y aseguró que todo era parte de un complot en su contra.

Sin embargo, meses después, su nombre apareció registrado en el computador del jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, Jorge 40, como la candidata al Senado del también ex jefe paramilitar Diego Vecino, para las elecciones de 2006. A pesar del polémico hallazgo, siguió en campaña y finalmente los votos no le alcanzaron y quedó por fuera del Congreso.

El 15 de noviembre de 2006, fue capturada por el DAS, por orden de la Fiscalía General de la Nación, ante su inasistencia a una indagatoria donde debía explicar por qué su nombre aparecía mencionado en el computador de Jorge 40. Su situación jurídica se resolvió el 21 de noviembre de 2006, cuando fue dictada en su contra medida de aseguramiento por el delito de concierto para delinquir. Y el 22 de mayo de 2007 se dio la resolución de acusación.

Cuatro meses después, el 15 de octubre, estando detenida en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, se acogió a sentencia anticipada. De allí en adelante, el proceso avanzó apresuradamente: el 25 de febrero de 2008 se le dictó condena de 79 meses de prisión, que fueron rebajados a 47 meses y 15 días por su colaboración con la justicia. En sus declaraciones, Muriel Benito Revollo reveló las conexiones de políticos sucreños con los grupos de autodefensas y el trabajo electoral hecho para los comicios de 2002.

No obstante, la pena efectiva fue de 21 meses y 19 días, los cuales ya pagó. Ahora, según han comentado algunos de sus allegados, la ex congresista sólo quiere dejar atrás ese “oscuro episodio” de su vida, vivir alejada de la política y seguir adelante.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio