‘El problema de Arias es que no mantiene una posición’

El precandidato conservador Álvaro Leyva Durán señala que su gobierno sería de concertación, como en Chile. 

A escasos 12 días de la elección del candidato conservador a la Presidencia, uno de los participantes en esta contienda, Álvaro Leyva Durán, dialogó con El Espectador, dejando en claro que representa la antipolarización que vive el país.

Ante el panorama político que surgió con la caída del referendo, ¿cómo vislumbra la campaña electoral?

Me siento muy cómodo, me parece que es un vuelve y juega y es la oportunidad de ir más allá de la expectativa de que Uribe sería reelegido o no.

Usted había dicho que si no se definía el tema de la reelección antes de la consulta conservadora, ésta iba a tener pocos votos. ¿Ahora qué piensa?

Creo que va a ser interesante. Va a haber más votación de lo que se había previsto y eso le va a dar más seguridad al candidato del Partido. Cabe resaltar que es un partido que no se puede regalar a ningún candidato y que debe ir a la primera vuelta. Algunos sectores del Partido de la U pensaron que el Partido Conservador podría ser endosado, pero resulta que no.

¿Cree que eso ya está más claro, después de que el precandidato  Arias manifestó que en caso de ser elegido no realizará alianzas antes de la primera vuelta con Juan Manuel Santos?

El problema del doctor Arias, sin ánimo de molestarlo, es que tiene distintos pensamientos sobre un mismo tema y eso no le puede producir seguridad al elector conservador. Mañana, si logra la candidatura, podría decir que se puede sumar al doctor Juan Manuel Santos. Por eso uno siempre debe tener la misma posición.

Recientemente usted se reunió con el presidente Uribe, ¿qué temas abordaron?

Creo que cuando él habla conmigo siente cierta seguridad, en el sentido de que sabe quién es el interlocutor, que sabe que soy una persona totalmente abierta a todos los temas y que es bueno entenderse con una persona que tiene esa características, porque no hay nada peor que los amigos que se escurren porque son personas con las que se puede entender hoy mientras esté en el poder, pero mañana no se sabe.

¿Dialogaron sobre temas relacionados con los secuestrados de las Farc?

No, porque uno tiene que ser respetuoso de ciertos hechos. Mi espacio no es en este momento, en otros se me convocó para hablar sobre ese tema, pero un buen día el Presidente en Hatogrande traza una ruta diferente, llama a Chávez, entonces yo no formo parte del grupo que está manejando eso, pero si eventualmente me llama el Presidente para que ayude, lo hago con mucho gusto. No hay nada más bello que ver regresar a una persona a su hogar.

¿Cómo sería un gobierno suyo?

Habría una gran concertación. Sería un gobierno chileno pospinochet, donde hay entendimiento entre sectores contradictorios. Ahora gana la derecha y se evidencia que hay un compromiso con las políticas de Estado, en Colombia un ejemplo sería con la de seguridad.