Juan Gabriel Vásquez 20 Ene 2011 - 10:00 pm

La telenovela chavista

Juan Gabriel Vásquez

ME ENTERO POR EL PERIÓDICO ESpañol El País de que Chepe Fortuna, una telenovela colombiana que hasta ahora se emitía también en Venezuela, va a salir del aire (en Venezuela, se entiende) por orden del Gobierno.

Por: Juan Gabriel Vásquez
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/telenovela-chavista-columna-246235
    http://www.elespectador.com/impreso/telenovela-chavista-columna-246235
  • 0

Me entero también de que la telenovela incluye a un personaje llamado Venezuela, un perro llamado Huguito y una serie de juegos de palabras tan sutiles como el maquillaje de la protagonista. Me entero de que Huguito, un perrito faldero de ladrido desagradable, se pierde en un capítulo. “Vas a ser libre, Venezuela”, le dice alguien. “Huguito últimamente vivía poposeándose en todas partes”. De esto último, aclaro, no me entero por El País, pues esa curiosa combinación de gerundio más pronombre reflexivo no se entiende muy bien en España. Pero las escenas que han ofendido al chavismo se pueden ver en Youtube. O mejor: si uno navega por Youtube, corre el riesgo de encontrárselas.

Así que Conatel, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, pidió al canal que transmitía la telenovela que dejara de hacerlo. Podría pensarse que Conatel, como el presidente Chávez, carece de sentido del humor. No es así: uno lee las razones expuestas para el cierre y se muere de la risa, aunque, admitámoslo, ésa no es la intención de quienes las redactaron. Los enredos verbales son maravillosos: la telenovela “promueve la apología del delito”, o “pretende subestimar la inteligencia de los espectadores”. También son notables los enredos éticos: la telenovela, dice Conatel, busca “desmoralizar a la población venezolana”. Venezuela es la única economía en recesión de la zona. Según Reporteros Sin Fronteras, Venezuela ocupa el puesto 114 (entre 169) en libertad de prensa. En la Venezuela de Chávez los homicidios se han triplicado: de 4.550 en 1998, cuando se posesionó el presidente, a 13.200 diez años después. Pero lo que desmoraliza a la población venezolana, para Conatel, no es nada de eso: es el gerundio más el verbo reflexivo. Es un perrito poposeándose.

Pero lo más interesante es que Chávez, a pesar de haberse alegrado en público por el cierre de la telenovela, no lo ordenó directamente. Conatel no prohibió la emisión de Chepe Fortuna: se limitó a exhortar. Así lo explicó una funcionaria de Televen, el canal afectado: “Para nosotros, desde el punto de vista jurídico, el exhorto es una orden que debemos acatar, porque de lo contrario nos exponemos a sanciones mayores”. Cualquiera puede ver aquí el testimonio de que Chávez ha triunfado. El totalitarismo no es un sistema donde el Estado puede restringir hasta donde quiera las libertades individuales; el totalitarismo es un sistema donde los individuos están dispuestos a restringir sus propias libertades para no molestar al Estado.

“¡Ah, qué irrespeto para Venezuela! ¡Ah, qué horrible esa novela!”. Así se refirió Chávez al asunto, levantando la voz y haciendo aspavientos. Es decir: en su más marcado tono telenovelesco. Chávez en sí mismo es un melodrama. “La retórica chavista tiene bastante que ver con la tradición de la radionovela y de la telenovela”, escribía hace poco Alberto Barrera Tyszka. Muchas parábolas, mucha cursilería, mucha violencia verbal, y todo eso sobre la historia de un hombre que no era nadie y que ahora lo es todo, que nació sin televisión y ha comprendido que sin televisión se moriría.

  • 0
  • 45
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Ataque de milicianos chiitas dejó 70 muertos en Irak
  • Proponen militarizar Isla Salamanca para evitar quemas

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio