Publicidad
Tema del dia 6 Ene 2009 - 9:45 pm

La silla vacia, hace diez años

El 7 de enero de 1999 el gobierno de Andrés Pastrana inició una negociación de paz con las Farc, que al final terminó en frustración y en el empoderamiento de esa guerrilla.  El fracaso de los diálogos catapultó a Álvaro Uribe a la Presidencia de la República. 

Por: Redacción Política
  • 221Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/tema-del-dia/articuloimpreso104886-silla-vacia-hace-diez-anos
    http://www.elespectador.com/impreso/tema-del-dia/articuloimpreso104886-silla-vacia-hace-diez-anos
  • 0
  • 196
Foto: Archivo - El Espectador

Hace 10 años, en la Plaza Los Fundadores de San Vicente del Caguán, el desaparecido jefe guerrillero Manuel Marulanda Vélez incumplió la cita que tenía con el entonces presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, para dar inicio al proceso de diálogo y negociación con las Farc. Este miércoles, diez años después, no sólo la silla está vacía sino que las perspectivas de paz, de un acuerdo humanitario y de una salida política al conflicto armado fueron reemplazadas por una dinámica de guerra en la que ni el Gobierno ni la guerrilla quieren ceder en sus inamovibles.

Fue una década que le sirvió al Secretariado para consolidar una ofensiva militar donde los secuestros, los paros armados, el asalto a poblaciones y guarniciones militares se convirtieron en el pan de cada día. La situación llegó a tal punto que buena parte del suroriente del país quedó en manos de las Farc. Pero al mismo tiempo, el fracaso de los diálogos y el aumento de las acciones subversivas llevó a que los colombianos eligieran al presidente Álvaro Uribe en 2002, las Fuerzas Armadas se modernizaran y los planes Colombia y Patriota terminaran convertidos en la punta de lanza para detener la avanzada de la insurgencia.

Período que a la vez llevó a la guerrilla más antigua y numerosa de América Latina a entrar en un proceso de debilitamiento político y repliegue militar táctico, buscando desgastar al Gobierno. No sucedió así. Uribe no sólo logró su segundo período presidencial, sino que arrinconó a Raúl Reyes, Iván Márquez y a Rodrígo Londoño (Timochenko), y Antonio Collazos, alias Oliverio Medina, en las fronteras con Brasil, Ecuador y Venezuela, al tiempo que logró  traer al país a Simón Trinidad y luego extraditarlo a E.U.


Igual sucedió en las históricas zonas de influencia de las Farc, como el sur del Tolima, Magdalena Medio, la costas Atlántica y Pacífica, y el suroriente del país, en donde el propio Tirofijo, Alfonso Cano, Iván Ríos, Pablo Catatumbo, Jorge Briceño, alias Mono Jojoy; Germán Briceño, alias Grannobles, Joaquín Gómez y Fabián Ramírez, terminaron asfixiados con los cercos militares tendidos por el Ejército. Pero venían cosas peores para las Farc. A la muerte natural de Tirofijo el año pasado, y el rescate de 15 secuestrados, entre ellos Íngrid Betancourt, se sumaron las bajas de Raúl Reyes, Iván Ríos, Martín Caballero y el Negro Acacio, piezas clave en la estructura piramidal de las Farc.

Sumas y restas

A la hora del balance, han pasado diez años durante los cuales, si bien las Farc no lograron marchar sobre la Plaza de Bolívar, como siempre lo han soñado, no se puede afirmar que van camino al desmantelamiento tras la política de Seguridad Democrática de Uribe. De ahí que al recapitular sobre lo sucedido aquel 7 de enero de 1999, en su momento, el ex presidente Andrés Pastrana afirmó que “las Farc no estaban preparadas para la paz”. Pero tampoco lo estaba el país y el gobierno. Fue más la expectativa que la experiencia de cada uno, por lo cual, según Pastrana, hasta el manejo de agenda temática se enredó, lo que condujo a “equivocaciones de buena fe”.

Fallas que para los mediadores del gobierno Pastrana resultaron llevando al fracaso los diálogos y las negociaciones. “Ese día (el de la silla vacía) fue un momento de frustración muy grande en donde todos sentimos como si se estuviera burlando del inicio de ese proceso de paz”, aseveró Lázaro Viveros, para quien también hubo momentos de alegría, como la liberación de militares y policías.

De acuerdo con Luis Guillermo Giraldo, quien también fungió como mediador al lado de María Emma Mejía, Juan Gabriel Uribe, Pedro Gómez y Fabio Valencia Cossio, si Tirofijo hubiese cumplido la cita, tampoco había cambiado el escenario, “porque las Farc son muy cerradas ideológicamente”. Para el ex comisionado de Paz Camilo Gómez, la silla vacía fue un punto de partida para lo que vino después (ver entrevistas). De todas formas, el anhelo de lograr un país en paz sigue vigente hoy, a pesar de que tanto el Gobierno como las Farc vean imposible sentarse a negociar.

El Caguán hoy

Para el director de la Fundación Cristianos por la Paz, pastor Alfredo Torres, una organización que lleva más de 20 años en la zona, San Vicente del Caguán sigue bajo el dominio de las Farc.

Según Torres, el hecho de que las Fuerzas Militares permanezcan en el casco urbano no significa que tengan la situación en control, pues de acuerdo con él, en toda el área rural la guerrilla ejerce presión sobre el campesinado.


Pero éste no ha sido el único problema a lo largo de estos 10 años en la región. Luego de que se rompieran las conversaciones en febrero de 2002, el municipio comenzó a ser golpeado económicamente y la dinámica del conflicto armado primó sobre el resto de proyectos.

“En todo este tiempo esta dinámica hizo que la procesadora de leche Nestlé cerrara sus puertas y los campesinos ahora intentan, a través de cooperativas, vender la leche y el queso. Pero tampoco les ha funcionado muy bien”, señaló el pastor.

Torres también denunció que por efectos de la crisis económica del municipio, hoy el reclutamiento ya no es forzado. “Jóvenes y adultos del campo se están enlistando en las filas de la guerrilla sin que sea por la fuerza”, dijo.

Relacionados

  • 196
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Rusia 2018, de la mano de Pékerman
  • “Zanjadas diferencias entre Gaviria y Santos”: Cristo
  • Por la reivindicación de la política

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
196
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio