Publicidad
Tema del dia 22 Ene 2009 - 11:00 pm

Chance y loterías se juegan su futuro

El Ejecutivo no está satisfecho con las reglas que hoy rigen este sector de la economía. Las empresas  buscan flexibilidad para modernizarse. Uribe convocaría a sesiones extraordinarias al Congreso para darle trámite al proyecto de ley.

Por: Redacción Negocios
  • 4Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/tema-del-dia/articuloimpreso110820-chance-y-loterias-se-juegan-su-futuro
    http://www.elespectador.com/impreso/tema-del-dia/articuloimpreso110820-chance-y-loterias-se-juegan-su-futuro
  • 0
insertar

La suspensión del proceso licitatorio para la explotación del juego del chance en el Atlántico volvió a poner sobre la mesa las sombras que cubren a algunos de los juegos de azar en el país.

La realidad es que un mercado de más de $3,2 billones es un poderoso imán tanto para empresarios que cumplen con todos los requisitos como para grupos al margen de la ley.

En el caso del Atlántico la polémica se creó alrededor de la licitación a la que, como informó ayer este diario, se presentó sólo una empresa: Uniapuestas, propiedad de Enilce López, conocida como La Gata y quien hoy se encuentra en la cárcel vinculada con cargos por asesinato y conformación de paramilitares.

“La conclusión es que los pliegos fueron hechos a la medida de Uniapuestas. Las condiciones sólo las podía cumplir esta empresa”, denunció en repetidas ocasiones Gustavo Petro, senador por el Polo Democrático.

Ante las críticas, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, manifestó ayer que para garantizar la transparencia de la adjudicación solicitó el acompañamiento de los organismos de control, pero que ante las dudas suspendía temporalmente el proceso.

Sin embargo, el caso del Atlántico no es el único que ha originado polémicas.

Es que la sensación de que esta jugosa actividad está rodeada de un aparente manto de corrupción hace que el proyecto de ley, que busca su modernización y la redistribución de las transferencias, el cual es impulsado desde la Casa de Nariño, corra el riesgo de ser hundido en el Legislativo por segunda vez, como ya ocurrió a finales del año pasado, a tan sólo un debate de concluir el trámite.

En ese momento el argumento de los congresistas fue claro: un “mico”, incluido en el proyecto, que no le daría transparencia a las licitaciones.


“El tercer artículo establecía en diez años el término de las concesiones para la operación de chance (hoy es de cinco años), lo que buscaba amarrar estos procesos y concentrarlos en pocas manos”. Además existía el riesgo de repetir la historia de La Gata, quien puso al servicio de grupos ilegales los recursos de esta actividad, explicó el senador Juan M. Galán,  ponente del proyecto.

Sin embargo, y pese a los reparos, el presidente Uribe anunció, en el consejo comunal del pasado fin de semana, que la iniciativa será llevada nuevamente al Congreso con carácter de urgencia y que de ser necesario citaría a sesiones extraordinarias al Legislativo.

Pero la defensa de la reforma no ha sido prioridad únicamente del Primer Mandatario. Luego del “jalón de orejas” de Uribe al ministro de Protección Social, Diego Palacio, por la caída del proyecto, el funcionario les ha insistido a los gobernadores que continúen con el lobby en el Congreso para que no lo dejen morir, pues a su juicio el anterior no fue aprobado por un error de procedimiento en la Cámara de Representantes.

Los voceros de las loterías también tienen sus argumentos: “Nos quedamos con un producto que tiene más de cien años; el mercado se modernizó y nosotros no hemos podido, porque la Ley 643 dice que tenemos que seguir operando con ese producto. Los juegos novedosos permitirán a las loterías ser más dinámicas, eso garantiza mayores ingresos y una mayor redistribución de recursos”, asegura Luisa Fernández, directora ejecutiva de la Federación de Loterías de Colombia (Fedelco).

La entrada en la era tecnológica de las apuestas tradicionales no pareció ser suficiente para convencer a los congresistas, quienes, por el contrario, encontraron más peros que beneficios: la redistribución de las transferencias planteada en el proyecto, la cual les permitiría a los departamentos recibir el 80% de los recursos y a los municipios el 20% —esquema contrario al actual—, no aliviaría el déficit de salud del país, sino que podría empeorar la situación, pues instituciones municipales de pocos recursos estarían condenadas a desaparecer al recibir menos dinero.


Asimismo, la puesta en línea de las loterías y el chance, que se jugarían de manera electrónica, pondría a tambalear el empleo de no menos de 20 mil colocadores de apuestas, quienes venden los billetes de manera tradicional.

Sin embargo, la directora de Etesa, Mery Luz Londoño, confirma la urgencia de que la iniciativa reciba el visto bueno de los parlamentarios. “Si es aprobada, varios juegos novedosos podrían comenzar a funcionar, porque las licitaciones no estarían desiertas, ya que la ampliación de las concesiones sería más atractiva para los empresarios. Nos hemos visto obligados a declarar varias licitaciones desiertas porque los proponentes desisten al ver que en cinco años no hay posibilidades de recuperar esa suma de dinero, que está alrededor de los US$4 millones”.

Pero el Gobierno ya tiene un Plan B si se repite la derrota de finales de 2008: le daría vía libre a los juegos novedosos a través de un decreto.

Sea cual sea el camino por el cual se logre esta modernización, está claro que entrar al mundo de la tecnología les costará a las loterías no menos de $15 mil millones: entre $3 mil y $5 mil millones, la implementación del canal electrónico para la distribución, y $10 mil millones, en la constitución de la reserva técnica, es decir, la bolsa de dinero que garantizará el pago de los premios desde el momento en que el juego de azar entre en funcionamiento.

Las transferencias

La Ley 643 de 2001 establece los siguientes porcentajes que deben transferir los juegos de suerte y azar al sector de la salud:

Juegos novedosos: Pagan derechos de explotación, mínimo del 17% del total de sus ingresos.

Baloto: 32%

Súper Astro Millonario: 27%


Ganagol: 27%

Juegos localizados (casinos, bingos, apuestas hípicas, apuestas gallísticas): Si el municipio donde se originó el juego es de menos de 100 mil habitantes se le da el 100% de las transferencias; si el municipio es de más de 100 mil habitantes se le da el 50% de las transferencias y el resto va a una bolsa común, que se distribuye en el total de municipios del país.

Loterías y chances: El monto de las transferencias que deben girar al sector salud está entre el 12 y el 14% del total de sus ingresos. Los operadores de chance les giran esos recursos a las loterías y éstas se encargan de hacer la transferencia a los entes territoriales.

El total de las transferencias se distribuye así: 20% para los departamentos y el 80% para los municipios.

El caso Quindío

Graves denuncias en torno al desvío de dineros de premios de la Lotería del Quindío mantienen en el ojo del huracán al gobernador, Julio César López. Según Alejandro Giraldo Méndez, ex representante legal de la Distribuidora Multijuegos, mientras fue gerente de la Lotería del Quindío López participó en la estafa con el fin de blanquear dinero de los narcos. El mandatario insiste en que se trata de un montaje. La investigación avanza en medio de suspicacias ante la supuesta negativa de los investigadores a recibir testimonios que comprometen a López. El caso está en manos de Eudoro Echeverry, a quien el gobierno pensaría en postular para la Corte Constitucional.

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Descubren 12 pistolas ocultas en un compresor
  • Nacional Oct 22 - 12:17 am

    La vida a los 69

    La vida a los 69

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio