Publicidad
Tema del dia 14 Sep 2012 - 10:00 pm

Rodrigo Vélez, presidente de Coljuegos, dice que la probabilidad de ganar es de 1 en 8 millones

El Baloto no tiene límite

Los $105 mil millones que juegan hoy se convirtieron en el premio más jugoso de los juegos de suerte y azar en la historia de Colombia.

Por: Edwin Bohórquez Aya
  • 41Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/temadeldia/articulo-374963-el-baloto-no-tiene-limite
    http://tinyurl.com/kfpgmcz
  • 0
Para que el jugador pueda ganar el premio mayor del Baloto, debe acertar 6 números compuestos. / Cromos

Con los $105 mil millones que se juegan esta noche en el Baloto se podría pagar la preparación del proceso electoral colombiano para 2014, que involucra la inscripción de cédulas, candidatos, consultas y la movilización de miles de personas. O la totalidad del riego y drenaje de 9.400 unidades productivas en el campo. O la puesta en marcha del plan para combatir la minería ilegal y fiscalizar 9.000 títulos mineros.

Habría dinero para pagar el dragado de todos los puertos en Colombia y el mantenimiento de la navegabilidad de los ríos. Se podrían abrir 100 restaurantes de la cadena KFC en Colombia o un poco más de 50 locales de la marca Victoria Secret’s. El Baloto sí que es un premio mayor. Por eso, Rodrigo Vélez Jara, presidente de la Empresa Industrial y Comercial del Estado Administradora de los Juegos Rentísticos de Suerte y Azar, Coljuegos, explica por qué este juego no tiene un techo que le permita frenar su crecimiento, y habla de la necesidad de que las loterías se reinventen y de los miles de ganadores que no han pasado a cobrar los premios pequeños a los que, parece, nadie les pone atención.

El Baloto no tiene techo. ¿Puede seguir creciendo indefinidamente?

Así es.Con la venta que se hace hay un porcentaje que se va para lo que se llama el pozo de premios. Ese pozo de premios iría para el ganador, quien tendría que pagar una ganancia ocasional y un impuesto ganador. La ganancia ocasional va para la DIAN y el impuesto ganador pasa a la salud. En el caso de Baloto no hay impuesto para ganadores. Lo que pasa aquí es que por cada peso vendido, el 32% de ese peso se va para la salud y los derechos de explotación. Ese es en Colombia el porcentaje por cada peso más alto que se va para la salud. El negocio que más plata deja a la salud es Baloto.

Parece que nadie tiene un amigo que se haya ganado el Baloto. ¿Qué tan reconocidos son, en el ámbito discreto, los ganadores del Baloto?

Los premios de Baloto sí se los han ganado. Llama mucho la atención que hay una cantidad nada despreciable de premios que no han sido reclamados. El gran premio se lo han llevado, pero hay unos pequeños que no los reclaman. En el caso de Baloto, de enero a julio, $2.390 millones se convirtieron en caducos, es decir, premios que se vencieron porque no los reclamaron. Se vuelve caduco al año de haberse jugado.

¿Y qué sucede con ese dinero?

Se va un porcentaje a la salud y el otro debe ayudar a combatir la ilegalidad.

¿Cómo funciona la regulación directa para el Baloto?

La regulación concibe que el premio se vaya acumulando en un pozo que va creciendo. Lo que va a ocurrir es que es ese premio en algún momento va a caer, pero esta vez no ha pasado. La probabilidad en grandes números dice que tarde o temprano caerá. Y habrá un gran ganador que será quien se lleve el premio. Lo que sí tiene la industria de juegos es lo siguiente: usted tiene unos juegos que son de fácil probabilidad de acierto y de poco premio. Y otros que son menos probables y con un premio más grande. El Baloto es el segundo caso. La probabilidad es muy bajita porque es uno entre ocho millones con un premio enorme. La idea es que los apostadores se ubiquen en donde quieran estar.

¿Se ha tenido en Colombia un premio tan grande?

No, ese es el premio, en este momento, más grande que ha habido en Colombia. Y en este momento es el segundo en América Latina. La semana pasada pasó a México y sigue por detrás de Brasil.

Las loterías se quejan porque dicen que el Baloto les está quitando todo el mercado...

Hay una relación entre premio y probabilidades. Las loterías están destinadas a un tipo de público. Ellas tienen que ver cómo moverse para ser más competitivas. Lo que no pueden pretender las loterías es que el país no saque nuevos juegos para que una situación monopólica de tiempo atrás se mantenga. Dicho lo anterior, yo invité a la Federación de Loterías para que nos digan cómo ven ellos el mundo y qué pueden hacer para mejorar. Hay unas loterías que dan mucha plata, como la de Medellín, pero hay otras que se están quebrando, y el reglamento es el mismo para todas. Entonces más bien preguntemos si no es un problema de ineficiencia, de falta de competitividad, de mucha burocracia. Lo que quiere el Gobierno es que haya una industria de juegos competitiva y donde los operadores tengan que ver cómo mejoran su oferta y para eso los vamos a oír.

¿Estamos rezagados en materia de juegos en Colombia?

En Colombia no tenemos nada de juegos, hay que desarrollar nuevos y los operadores tienen que pellizcarse. Tenemos que pellizcarnos todos.

  • 41
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio