"Mi gobierno será de tercera vía": Juan Manuel Santos

El presidente electo revela detalles de su reunión con las altas cortes, de su plan de choque para la salud y de su posesión, el próximo 7 de agosto.

Darío Fernando Patiño: Hay nuevos anuncios, se va integrando poco a poco el gabinete...

Juan Manuel Santos: Así es, designamos a María Ángela Holguín como canciller, una persona que tiene una amplia experiencia en los temas de relaciones exteriores. Fue embajadora ante la ONU y en Venezuela, y ha estudiado ese tema toda la vida. También designamos a Juan Mesa como alto consejero para las comunicaciones en Palacio. Va a estar encargado de todo lo que tiene que ver con las comunicaciones del gobierno, en los estratégico y en el día a día.

D.F.P.: Evidentemente son personas que usted conoce bien y ha trabajado hace tiempo con ellas, ¿por qué los ha ido designando de a poco si los tenía ya en sus planes?

J.M.S.: Usted sabe que conformar un gobierno es bien complejo, es un rompecabezas, un crucigrama, un ajedrez simultáneo. Son muchos los factores que hay que tener en cuenta; el primero y más importante es la capacidad de las personas, su disponibilidad. No es tan fácil hacerlo todo de una y he ido poco a poco porque cuando ya tengo la decisión tomada, quiero hacerlo para que esa persona comience a estudiar a fondo el tema que le corresponde.

D.F.P.: Y de paso cada uno va teniendo su protagonismo, su oportunidad de ser presentado individualmente también...

J.M.S.: Sí, aunque la decisión es que no comiencen a dar declaraciones ni a interferir en las decisiones del gobierno del presidente Uribe. El presidente Uribe gobierna hasta el 7 de agosto y no queremos que haya una especie de duplicidad en la toma de decisiones. Por eso han sido bastantes discretos en cuanto a opiniones sobre decisiones que hay que tomar en el futuro cercano.

D.F.P.: En cada caso de los nombramientos ha enviado un mensaje de colaboradores idóneos. En el caso del ministro de Transporte, Germán Cardona, ¿hay ahí un mensaje por el hecho de que él haya sido el primer zar anticorrupción del gobierno anterior? ¿Hay un mensaje ahí en el tema de corrupción?

J.M.S.: Es simplemente una garantía adicional, pero él está ahí por su trayectoria. Como alcalde de Manizales fue el mejor del país, fue un gran gobernador de Caldas y conoce el tema de la infraestructura y del transporte porque ha estado en ese tema prácticamente toda la vida. Es muy respetado por el gremio, por la gente que conoce de ese tema y fuera de eso ha sido un compañero y colaborador hace mucho tiempo. Creo que además representa al Eje Cafetero, una región muy cercana a mí porque prácticamente me crié profesionalmente con el café.

D.F.P.: ¿Qué pasa con dos colaboradores suyos, importantes en su campaña, como Rodrigo Rivera y Carlos Rodado?

J.M.S.: Ellos han sido unos grandes colaboradores, hicieron un papel maravilloso. Formarán parte del gobierno, son dos personas capaces en muchos frentes, pero dentro de este juego de ajedrez simultáneo todavía no hemos decidido exactamente dónde. Estoy seguro de que ellos, donde los pongan, van a hacer un buen papel.

D.F.P.: Muy al estilo Obama y a otro presidente de otro siglo que también lo hizo: nombrar en su gabinete a contendores del pasado, ¿usted lo aplicaría?

J.M.S.: Sin duda, por el gobierno de unidad yo les ofrecí a todos los que fueron mis contendores que hiciéramos caso omiso del pasado, que nos uniéramos todos para sacar este país adelante para hacer grandes cosas. En un libro que me acuerdo leí hace algún tiempo sobre Lincoln, decía que él nombró en su gabinete a todos sus contendores y le fue como le fue: uno de los grandes gobiernos de la historia en Estados Unidos. Creo que uno puede ser contendor y al mismo tiempo puede trabajar unido, porque eso no es ningún pecado.

D.F.P.: Y en ese orden de ideas, le voy a ir nombrando contendores que podrían estar en el gobierno: ¿Germán Vargas Lleras?

J.M.S.: No voy a dar nombres, pero todos mis contendores podrían estar en el gobierno

D.F.P.: ¿Rafael Pardo?

J.M.S.: Todos.

D.F.P.: ¿Sergio Fajardo?

J.M.S.: Todos podrían estar en el gobierno, pero no voy a dar nombres, usted sabe que en eso he sido supremamente respetuoso y que no he querido caer en el juego de sí-no, porque me parece que con ellos mismos no sería un mensaje respetuoso.

D.F.P.: ¿La unidad nacional ya quedó sellada con la adhesión completa del Partido Liberal?

J.M.S.: Muy importante.

D.F.P.: ¿Hasta dónde va a llegar esa unidad nacional, ahora ya con el Partido Liberal? ¿Va a incorporar temas de su programa?

J.M.S.: Sí, nosotros tenemos un proceso en marcha que ya está dando sus frutos en cuanto a identificar los temas que ellos quieren que estén incluidos en este gran acuerdo y que quieren ver en las reformas y en el Plan de Desarrollo. En eso hemos avanzado muchísimo. Ellos pusieron, si la memoria no me falla, temas como el de la pobreza, el empleo, la tierra y lo de la ley de víctimas, con los cuales estamos de acuerdo. Estamos discutiendo unos aspectos ya más técnicos, las consecuencias para el Estado de algo que ellos tienen que yo quisiera estudiarlo con más profundidad. Ayer mismo lo discutimos con el doctor Pardo, pero en términos generales ya nos pusimos de acuerdo sobre los programas que ellos quieren ver incorporado en este gran acuerdo nacional.

D.F.P.: ¿Esto significa que será un gobierno más liberal?, ¿o un gobierno conservador?, ¿o un gobierno de estirpe uribista?

J.M.S.: Es un gobierno de tercera vía. Usted sabe que yo soy partidario de él y creo que en este momento eso sí que es aplicable.

D.F.P.: ¿Sigue en la tercera vía?

J.M.S.: Ahí estoy.

D.F.P.: Por lo que alcanzamos a ver, la reunión con las cortes transcurrió en muy buenos términos, fue muy amable y cordial, ¿qué va más allá de ese encuentro y de ese saludo con las cortes?

J.M.S.: Yo les dije: hay que trabajar con armonía, de forma coordinada. Les expresé ese símil que yo he usado tanto del arado: la democracia es como un arado, jalonado por tres bueyes, los de los poderes públicos. Los bueyes tienen que ser más o menos del mismo tamaño, caminar más o menos a la misma velocidad y, sobre todo, en la misma dirección. Si no, la democracia no funciona (...) Eso lo entienden perfectamente y por eso mostraron también su disposición a limar asperezas con los demás poderes, porque también ha habido asperezas con el Poder Legislativo; la necesidad de trazar unos linderos. La falta de claridad en esos linderos ha sido parte del problema porque como no hay claridad, entonces comienzan las fricciones. La necesidad de tratar de concertar las reformas que tengan que ver con la justicia. Les dije en forma muy clara: concertar no quiere decir que tenemos que llegar a un consenso, porque también podemos ponernos de acuerdo en el desacuerdo. Habrá aspectos en los cuales podamos no estar de acuerdo, pero lo importante es tratar de llegar en forma concertada a todas esas decisiones.

D.F.P.: Uno de los temas de roce y discordia ha sido la terna para Fiscal. Si la Corte Suprema sigue votando y no elige, y el 7 de agosto no ha elegido, ¿usted qué haría con esa terna?

J.M.S.: Ayer no tocamos ese tema.

D.F.P.: Pero independientemente de si lo tocaron...

J.M.S.: Yo lo que he dicho, y lo vuelvo a repetir, es que la Corte tiene en sus manos una responsabilidad, que es elegir de esa terna. Voy a esperar hasta el 7 de agosto, creo que ellos están votando en estos días. Si eligen, perfecto. Si no eligen, veremos en ese momento cómo procedemos, pero lo que todos esperamos es que se elija Fiscal.

D.F.P.: Todavía no me anticipa qué haría después, si llega el 7 de agosto sin elección...

J.M.S.: No, todavía no (...) porque lo que espero es que el 7 de agosto haya un fiscal, pero si no hay, veremos cómo procedemos.

D.F.P.: ¿Hay acuerdo en restablecer el Ministerio de Justicia?

J.M.S.: Sí, en eso hay un consenso total. Eso lo vamos a apoyar nosotros, fue parte de nuestra propuesta y creo que todos los partidos tenían esa propuesta en sus programas.

D.F.P.: ¿Y candidato para ese ministerio?

Todavía no.

D.F.P.: Hay una papa caliente que va a encontrar y es el tema de la salud. La reforma que está tratando de sacar el gobierno urgentemente, tal vez no le alcance el tiempo, ¿qué estrategia de choque tiene?

J.M.S.: Ese es uno de los temas que vamos a tratar de ponernos de acuerdo con todos los partidos para sacar rápidamente adelante. Hay unos principios básicos, la parte fiscal, que ya el Gobierno logró que el Congreso aprobara lo que ellos habían propuesto en la parte financiera. Pero eso no es suficiente, se va a recurrir a otro tipo de reformas y la reforma del esquema como tal requiere una serie de decisiones sobre el pos, sobre la calidad, sobre la vigilancia del sector, introducirle elementos de gestión, de buen gobierno, darle más dientes a la Superintendencia de Salud, y algo muy importante es que la Ley 100 le dio a demasiadas entidades la responsabilidad de la prevención, que es un elemento fundamental en cualquier sistema de salud porque es mucho más barato prevenir que curar. Ahí hay un gran potencial para poder ahorrar plata e invertirla en calidad, en darles a los ciudadanos mejor servicio, más oportuno, y ese va a ser un filón muy importante de toda la reforma de salud.

D.F.P.: ¿Cómo ve esto que se está mencionando sobre la posibilidad del presidente Uribe como candidato a la Alcaldía de Bogotá? ¿Le gustaría tenerlo de vecino?

J.M.S.: El presidente Uribe es bueno donde lo pongan y eso es una cosa que él tiene que decidir. Dejémoslo descansar unos días. Ha trabajado muy duro.

D.F.P.: ¿Será que descansa?

J.M.S.: El presidente Uribe es bueno donde lo pongan.

D.F.P.: A propósito de viaje y descanso, emprende hoy una gira, ¿con quiénes tiene previsto reunirse?

J.M.S.: Tengo muchísimas opciones, pero quiero combinar un poco el descanso con las visitas. En primera instancia me voy para Londres, que fue mi hogar durante 10 años y tengo allá muchos amigos. Tengo ya programado un encuentro con el primer ministro, David Cameron; con la canciller Merkel en Alemania; voy a pasar por España, me han dicho que hay interés en que me reúna con el presidente Zapatero y con el Rey. Eso no está todavía acordado, estamos en eso y quiero ver si podemos combinar vacaciones con las visitas. Luego iré a una gira grande por América Latina: México, República Dominicana, Panamá, Chile, Perú, vamos a ver a cuántos países podemos ir, dependiendo del tiempo.

D.F.P.: ¿Ha recibido llamadas que lo hayan sorprendido?

J.M.S.: Muchas llamadas y mucho apoyo. Lo que hizo la Cámara de Representantes de Estados Unidos me pareció algo bien importante y significativo. La llamada del presidente Correa me dio mucha satisfacción. Creo que esas relaciones las vamos a poder mejorar, y lo mismo espero poder hacer con Venezuela, aunque del presidente Chávez no recibí llamada, pero hubo un comunicado que interpreto como un paso importante en una buena dirección.

D.F.P.: Usted marcó una diferencia con la celebración del triunfo el pasado domingo, ¿tiene previsto ya en mente algo para la posesión?

J.M.S.: No, yo dejé un comité que decidiera la parte logística. No tengo nada en concreto, no voy a hacer nada espectacular. Sí le anticipo algo: quiero hacer una posesión simbólica con los indígenas, eso es importante. Yo tuve una experiencia maravillosa que me ayudó muchísimo: recién posicionado como ministro de Defensa me fui a la Sierra Nevada, a un sitio que tiene la fundación del ex ministro Juan Mayer y reunimos a los mamos, una tribu que no se había reunido hacía 20 años. Duramos dos días y medio. Ellos actualizándose y después un día entero, escuchándolos sobre su forma de ver la vida, sus prioridades, la importancia de cosas que para uno, por lo menos para mí, era totalmente ignorante. Inclusive de ahí salió un cambio de política en el Ministerio frente a todos los indígenas, respetarles con más severidad sus objetos sagrados. Pero su filosofía de vida me parece tan profunda, simple pero profunda, que yo quisiera posesionarme frente a ellos.

D.F.P.: ¿Y lo haría allá nuevamente o los traería acá?

Lo haría allá.

D.F.P.: Le iba a preguntar qué iba a hacer el 8 de agosto. Me parece entonces que ese día va a estar en la Sierra Nevada...

J.M.S.: En eso estamos, en la logística. Lo estamos planeando a ver en qué momento.