'En el bambuco nacieron mis sueños'

Acompañada del grupo Juglares, la caleña representará al país ante el exigente público chileno en la Quinta Vergara, interpretando el bambuco 'Mudanza de piel', de la compositora Andrea Botero.

¿Le teme al público de Viña del Mar?

No le temo, lo respeto, como a cada público frente al que me he parado durante estos 20 años de vida artística.

¿Cómo llegaron Anabella, Juglares y la compositora Andrea Botero al festival chileno?

Tras su participación en el festival de 2011, Andrea me dijo: “Ana, ese escenario te lo tenés que vivir, es una experiencia alucinante”. Pero era una utopía repetir un autor, volver a quedar dentro de una convocatoria mundial. Finalmente nos presentamos con el bambuco Mudanza de piel, y oh, gran sorpresa, en noviembre me llamaron: “Anabella Arbeláez: bienvenida Colombia a Viña del Mar”.

¿Cuántas veces ha mudado de piel?

Digamos que una...

¿Le gustan las gaviotas?

Me encantan las aves, y si son de plata me gustan muuucho más.

¿A qué suena Anabella?

A piel, a bambuco, a bolero, a amor, a pasión, a leña, a cada cosa que ha sido protagonista en estos 38 años de vida.

¿Cómo se acerca al bambuco que interpretará?

Con el alma, por lo que significa, por lo que traduce y transmite, pero, desde siempre, por historia, porque en el bambuco nacieron mis sueños de cantar.

¿Qué logra intimidarla?

La cocina.

Un detalle que la enamore.

La ternura.

¿También compone?

He hecho un par de locuras. En mi producción anterior hay un bolero mío y de Sonia Martínez, y, bueno, en esta Mudanza Andrea me invitó a poner mi granito de arena en la composición musical.

¿Qué tan difícil es hacer carrera musical cuando se representa el folclor?

No es fácil, pero tampoco imposible. Hay que perseverar. Los toques modernos abren puertas sin necesidad de olvidar las raíces.

¿Qué parte del folclor colombiano quisiera explorar?

Amo nuestra riqueza musical. He caminado la zona andina desde siempre, he disfrutado el sabor a Pacífico, me enamora el pasaje llanero, vibro con el Caribe... Llevo a Colombia en mis venas.

Son 20 años de carrera artística. ¿Como los celebrará?

Frente a la Quinta Vergara.

¿Con quién desearía cantar a dúo?

Con María Dolores Pradera, Rosana Arbelo, La Sole... la lista sería interminable.

Su top de intérpretes de música colombiana.

María Isabel Saavedra, Andrea Botero, mi madrina Helenita Vargas y Santiago Cruz.

¿Cree en la suerte?

Creo en lo que nos forjamos, en lo que al final del día nos merecemos.

¿Qué le dejó el Factor X?

Reconocimiento.

¿A qué le debe la imponencia de su voz?

Al amor y la pasión que le imprimo a lo que canto.

Un agüero.

El 13 (pero el de la buena suerte).

¿Cómo recuerda su relación con Helenita Vargas?

Una gran señora, la mejor madrina. Me faltó tiempo para escudriñar y terminar de descubrirla.

Helenita en una palabra.

Grande.

¿Un bolero para perder el corazón?

Que me perdonen los dos de Gaby Zevallos.

Y usted, ¿qué tiene de “borazz”?

Todo (risas).

Una nota musical con la que se quede.

Sol. Ojalá hubiera una Luna.

Temas relacionados