Dieta de 600 calorías para la diabetes

Científicos británicos aseguran que lograron curar a un grupo de pacientes con su método.

La diabetes tipo 2 ya no es una sentencia de por vida. Lo afirman científicos de la Universidad de Newcastle que sometieron durante ocho semanas a once voluntarios recientemente diagnosticados con la enfermedad a una dieta extrema de 600 calorías diarias.

Al cabo de sólo una semana de esta dieta a base de bebidas especialmente formuladas y verduras sin almidón, los niveles de azúcar en la sangre antes del desayuno habían vuelto a la normalidad, lo cual indicaba que el hígado y el páncreas estaban funcionando normalmente. Por otro lado, los niveles de grasa en el páncreas habían disminuido, pasando del 8 (elevado) al 6% (normal).

Al finalizar el experimento, que duró ocho semanas, todos los pacientes habían superado la diabetes y retomaron su vida diaria sin control médico de su alimentación. Un seguimiento realizado tres meses después mostró que siete de ellos seguían libres de la enfermedad. Sin duda un resultado alentador, pero los científicos subrayan que es necesario verificar si la curación es permanente a largo plazo.

Para el profesor Roy Taylor, director del Centro de Resonancia Magnética de la U. de Newcastle, el exceso de grasa en el páncreas obstaculiza su buen funcionamiento a nivel celular, al mismo tiempo que impide la secreción normal de insulina —la hormona que regula el azúcar en la sangre—.

Con la dieta a que fueron sometidos los pacientes se elimina este exceso de grasa, lo cual permite que el órgano retome su funcionamiento normal.

“Esto no significa que sugiramos a todos seguir esta dieta”, precisó Taylor. “Con el estudio lo que hicimos fue verificar nuestra hipótesis: cuando el paciente adelgaza lo suficiente pierde también la diabetes”. Y aunque el experimento se haya realizado con pacientes diagnosticados hace poco tiempo, hay buenas esperanzas también para los que llevan más tiempo enfermos.

Estos resultados marcan un paso considerable en la búsqueda de tratamientos para la diabetes. La idea extendida entre los médicos hasta ahora es que este padecimiento es una condición irreversible una vez aparece.

“El impacto que una buena dieta puede tener sobre la diabetes de tipo 2 es ya conocido”, aclara el profesor Ee Lin Lim, del equipo de trabajo. “Esta investigación demuestra que cuando se diagnostica la enfermedad, no es necesariamente una sentencia de por vida. Aunque puede ser mucho más sencillo tomar una pastilla en vez de modificar drásticamente su estilo de vida”.

La dieta propuesta por los científicos es, por cierto, bastante extrema. Apenas 600 calorías a diario, mientras se considera que el cuerpo humano necesita en promedio 800 para sobrevivir.