¿Más rápido que la velocidad de la luz?

Varios científicos que participaron en el experimento con los neutrinos, el cual cuestionaba la base de la teoría de la relatividad de Albert Einstein, se oponen a la presentación formal del trabajo.

Es normal que en un equipo científico, y más si es numeroso, haya debate y posturas diferentes a la hora de analizar los resultados y exponer las conclusiones. Pero si ese equipo está en el punto de mira de todo el mundo (científico y no científico) por las implicaciones que tendrían esas conclusiones, de ser correctas, la tensión interna en el grupo gana relevancia. Es lo que está pasando entre los especialistas del experimento Ópera tras la presentación, recientemente, de unos datos de lo más sorprendente: las partículas elementales llamadas neutrinos parecen alcanzar velocidades superiores a la de la luz, lo que significaría demoler gran parte de la física del siglo XX.

Y hay mucha tensión ahora en Ópera, según explica Physics World del Instituto de Física británico, hasta el punto de que miembros del equipo se oponen al envío del artículo con los resultados definitivos a una revista científica (donde debe pasar la revisión entre pares) antes de haber comprobado todos los resultados de nuevo. Es más, varios jefes de grupo de la colaboración Ópera se manifestaron en contra de hacer público el trabajo en la web que recoge los artículos (provisionalmente y sin revisión entre pares) y en una conferencia impartida en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN).

Las discusiones acerca de si el experimento estaba listo para presentar las conclusiones (con los neutrinos a velocidades superlumínicas) estallaron a principios de septiembre, explica Edwin Cartlidge en Physics World. Fueron debates intensos, hasta el punto de que se sometió la cuestión a votación entre los especialistas participantes (unos 170 de varios países). Ganó la opción del líder de Ópera, Antonio Ereditato, y se presentó el trabajo, pero quedó abierta la opción individual de firmar o no dicho artículo previo.

Una decena de investigadores senior no lo hicieron. La estrategia que proponen es seguir comprobando los datos, no sólo ellos mismos, sino también recibiendo sugerencias al respecto de expertos de la comunidad de física de partículas. Por supuesto, también están los físicos a la espera de que otros equipos (especialmente el experimento Minos en EE.UU.) esté en condiciones de repetir las mediciones de Ópera y confirmarlas o refutarlas.

Los científicos han estado tomando datos desde 2009 hasta 2011 y la conclusión es que, para recorrer los 730 kilómetros, los neutrinos tardan 60 nanosegundos menos que si lo hicieran a la velocidad de la luz, establecida como velocidad máxima alcanzable según la teoría de la relatividad especial de Einstein.

Algunos miembros de la colaboración Ópera temen que pueda haber alguna fuente desconocida de error sistemático y por eso defienden la estrategia de realizar más comprobaciones, pese a que puedan durar varios meses, antes de preparar el artículo científico definitivo, informa Physics World.

Temas relacionados