San Facebook

A través de esta página se han resuelto varios casos de desapariciones.

Lo que la policía del distrito de San Bernardino, en California (EE.UU.), no logró hacer en 15 años lo consiguió una madre a través de la popular red social Facebook en un par de semanas. En 1995, Faustino Utrera salió de su casa llevándose a sus dos hijos, de 2 y 3 años, sin el consentimiento de su mamá, quien desde entonces no había descansado ni un solo día tratando de encontrar el paradero de sus pequeños, hoy ya dos adolescentes.

Desesperada porque las autoridades no lograban resolver su caso, hace poco esta mujer, quien no quiso revelar su identidad alegando razones de seguridad, decidió emprender la búsqueda a través de Facebook con la esperanza de que alguno de sus hijos, al igual que cientos de jóvenes alrededor del mundo, hubiera registrado su perfil en esta página.

Con tan buena suerte, un milagro dice ella, que encontró a uno y logró establecer comunicación con él hasta que las autoridades lo ubicaron junto con su hermano en Florida, capturaron a su padre, Faustino Utrera, y los trajeron de regreso con su madre. Kurt Rowley, fiscal del distrito de San Bernardino, aseguró que “se trata del primer caso conocido en el que se resuelve un secuestro de manera virtual”.

Sin embargo, esta no es la primera vez que a través de Facebook se produce un reencuentro entre padres e hijos que han tenido que separarse por diversas circunstancias. Hace poco se conoció el caso del joven argentino Mauricio Barrios, quien fue abandonado por su madre al nacer y casi 20 años después logró ubicarla y conocer a sus tíos y abuelos biológicos gracias a esta popular red social.

También está la historia de Avril Grube, una mujer inglesa quien perdió el contacto con su único  hijo Gavin en 1982 cuando su esposo se lo arrebató y se lo llevó a vivir a Hungría. 28 años duró la búsqueda de esta madre, hasta que finalmente a través de Facebook dio con el perfil de su hijo y se produjo el tan anhelado reencuentro.

Colombia no ha sido ajena a este fenómeno. El año pasado una familia volvió a estar unida después de 34 años de separación. María Helena de Beltrán había tenido que abandonar a sus hijos por la difícil situación económica que atravesaba en ese momento, y al crecer Ernesto, Luz Dary y Diego, quienes fueron criados en hogares distintos, se pusieron en la tarea de volver a encontrarse y posteriormente de hallar el paradero de su mamá.

Historias cuyos protagonistas califican de milagrosas y que según Mark Zuckerberg, creador de Facebook, son las que le dan sentido a esta red social.