Diversión al orinar

Un videojuego en que el usuario no necesita de controles, tampoco de cables y mucho menos de baterías. Lo único indispensable es tener ganas de hacer pipí.

Quizá los belgas Bart Geraest y Wener Dupont han sido los hombres más preocupados del planeta a la hora de hacer divertidas sus necesidades fisiológicas. Ellos son los creadores del ‘PlaceToPee’,  un orinal convertido en videojuego, dotado de sensores y conectado a un monitor de video instalado en la pared a la altura de los ojos.

Antes de iniciar la descarga de orina, cada usuario elige entre conducir a un esquiador colina abajo o disparar a naves espaciales que invaden la pantalla. Los sensores del orinal captan el movimiento que el jugador le da al líquido y orientan hacia la misma dirección al deportista o a los disparos de la nave.

‘PlaceToPee’ es un gabinete rodante equipado para brindar descanso a las vejigas de dos personas a la vez, quienes en caso de común acuerdo, podrán competir por la obtención de un mayor número de puntos. 

La historia detrás del orinal

Bélgica es uno de los países tradicionalmente cerveceros de Europa. Abundan las ferias rodantes y conciertos dedicados casi exclusivamente a la bebida, pero dichos eventos tienen un inconveniente: generalmente se olvidan de los baños.

Geraest y Dupont, oriundos de la ciudad de Amberes, se declaran amantes de la cerveza y de las ferias que la promueven. Más que por una mera coincidencia, la idea de ‘PlaceToPee’ nació en un bar. Al son de unas cervezas, estos dos hombres ingeniaron una especie de baño rodante fácil de halar por cualquier carro. La funcionalidad la sabían con certeza: se trata de un lugar necesario para los tomadores.

Si al beber cerveza ir repetidamente al baño se convierte en una constante, ellos creyeron que sería mejor hacerla entretenida. Así fue como surgió el prototipo ‘PlaceToPee’.    

La idea tuvo tanto éxito que la empresa Geudens Sanitair Verhuur, dedicada a la producción de sanitarios móviles, la rentó para estudiar posibles reproducciones en serie. De igual modo, estos dos creativos belgas reciben constantes ofertas de festivales que los buscan para alquilar el gabinete y propuestas de bares que preguntan por una adaptación de su idea.

Las mujeres también juegan

A pesar de que a primera vista pareciera que el ‘PlaceToPee’ es exclusivo para el uso de los hombres, Gearest y Dupont se aseguraron de no privar al género femenino de la diversión de ir al baño. Sus cerebros se unieron de nuevo con el fin de diseñar un cono de cartón especial para que las mujeres puedan orinar de pie y competir al estilo de los varones.

Test de alcohol

En Fráncfort, Alemania, algunos bares han instalado un sistema similar al de ‘PlaceToPee’ para probar el nivel de embriaguez de los hombres. Un carro aparece en la pantalla y la misión del jugador consiste en no dejarlo chocar. En caso de accidente, se lee el mensaje: “¿Demasiado mal para manejar? Es mejor llamar un taxi. Llame al: 069...”  

Más higiene

Marcel Neudorfer, un diseñador Alemán, ideó un orinal con un monitor de acción táctil dentro. El prototipo, pensado con el fin de disminuir la suciedad de los baños públicos, proyectaba puntos a los que los asistentes tenían que apuntar, evitando que la orina se vertiera toscamente.

dalarcon@elespectador.com

Temas relacionados