Publicidad
Vivir 7 Ago 2009 - 10:00 pm

Expertos se reúnen en Bogotá la próxima semana

‘El viagra también sirve para las mujeres’

El urólogo Fabián Daza habla sobre los avances en tratamientos de disfunciones sexuales entre la población femenina. En su opinión la pastilla azul debería venderse con fórmula médica.

Por: Pablo Correa
  • 6Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/vivir/articuloimpreso155029-el-viagra-tambien-sirve-mujeres
    http://www.elespectador.com/impreso/vivir/articuloimpreso155029-el-viagra-tambien-sirve-mujeres
  • 0
Foto: Gabriel Aponte

Si le sorprende saber que la famosa “pastilla azul”, como se bautizó el viagra, no sólo tiene efectos sobre los hombres sino que también se utiliza para acompañar el tratamiento de ciertas disfunciones sexuales entre las mujeres, debe echarle la culpa a los rezagos del machismo en nuestra cultura.

También esa podría ser la razón para que se haya extendido la idea de que el consultorio de los urólogos es territorio exclusivo de hombres. Nada más equivocado, dice el doctor Fabián Daza, urólogo de la Fundación Santa Fe y jefe de Urología del Hospital Universitario de La Samaritana. En la antesala del XLIV Congreso Internacional de Urología, Daza habló sobre este y otros temas.

¿Qué problemas de la mujer resuelve un urólogo?

El urólogo es un especialista de las vías urinarias tanto femeninas como masculinas. La diferencia con el ginecólogo es que él maneja los problemas relacionados con los genitales femeninos y el área de obstetricia.

¿Cuáles son los trastornos más comunes?

Los puedo dividir en tres. Uno corresponde a las infecciones de vías urinarias. Se dice que el 30% de las mujeres antes de los 24 años habrán tenido una de estas infecciones. El otro grupo son las enfermedades relacionadas con incontinencia urinaria y prolapso de piso pélvico. Por último, los problemas de litiasis o cálculos, muy frecuentes por las dietas ricas en proteína, calcio y sodio.

¿Qué problemas surgen con los nuevos estilos de vida?

La utilización de protectores vaginales, de óvulos anticonceptivos, está asociado a infecciones. También el uso de ropa interior que es más sensual pero menos sana. Por ejemplo, fibras sintéticas e hilos dentales. Todavía vemos mujeres y niñas a las que se les enseña que cualquier baño distinto al de su casa es insano. Cuando van a la universidad orinan antes de salir de casa y cuando regresan en la noche. Eso puede acarrear trastornos renales.

¿Pero ustedes también atienden las disfunciones sexuales?

En la medida en que la mujer ha alcanzado un nivel cultural bueno, la disfunción sexual femenina se ha convertido en un campo de estudio para la urología.

¿Cómo se manifiesta la disfunción sexual?

En la insatisfacción sexual. Volvemos a los problemas culturales. Hasta hace dos o tres décadas, la mujer era una máquina de producir niños. En los años 70, con la aparición de la píldora y la liberación femenina, se empezaron a poner al descubierto los sentimientos más íntimos de la mujer. Una mujer que hable de sexualidad abiertamente ya no es vista como impúdica.

¿Es el urólogo el indicado en ese momento?

Sí. Mientras la medicina sexual no fue entendida adecuadamente, se decía que todo estaba en la mente. Hoy se sabe que muchos trastornos tienen una base más orgánica que psicológica, pero van de la mano.

¿Qué hay del prometido viagra para mujeres?

De hecho, el sildenafil o viagra ha sido utilizado en mujeres. Algunas pacientes tratadas mostraron mejoría en su disfunción sexual, básicamente porque actúa en el tejido del clítoris que es igual al del pene. Pero la sexualidad femenina es diferente a la del hombre, y el viagra no es una receta de cocina para todas las mujeres insatisfechas sexualmente.

¿No cualquier mujer podría tomar viagra?

Colombia es de los pocos países donde no hay restricción en la venta de ese tipo de moléculas. Debería ser una droga prescrita por el médico. Eso ha llevado a que el sildenafil, vardenafil y tadalafil se conviertan en drogas prácticamente recreativas que usan grupos de edad desde los 18 años hasta los 70, con los peligros que eso conlleva.

  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
5
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio