Publicidad
Vivir 28 Oct 2009 - 11:00 pm

Consejos para actuar frente a estas situaciones

Qué hacer cuando los hijos están fuera de control

Berrinches, gritos y altanería son algunos de los problemas que enfrentan los hogares cuando los niños se comportan como diablitos. Las famosas niñeras Deborah Carrol y Stella Reid aconsejan a los padres cómo actuar en estas situaciones.

Por: Mariana Suárez Rueda
  • 29Compartido
    http://www.elespectador.com/impreso/vivir/articuloimpreso169213-hacer-cuando-los-hijos-estan-fuera-de-control
    http://www.elespectador.com/impreso/vivir/articuloimpreso169213-hacer-cuando-los-hijos-estan-fuera-de-control
  • 0
insertar

Si usted ha llegado al límite de su paciencia, no logra controlar las pataletas de sus hijos en el supermercado porque no les compra lo que le piden, en su casa sólo se escuchan gritos y llantos y la hora de la comida se ha convertido en un  campo de batalla entre hermanos, llegó el momento de pedir ayuda.

Muchas veces los padres confunden la amorosidad con la falta de disciplina y en vez de reprender a sus hijos cuando hacen algo malo, prefieren recurrir al chantaje: “Te compro un dulce si dejas de llorar”, “no irás a la fiesta si golpeas a tu hermano”. Frases como éstas atentan contra la paz familiar y llevan a los niños a convertirse en pequeños emperadores convencidos de tener bajo su dominio a sus padres.

Para las dos niñeras más famosas de la TV, Deborah Carrol y Stella Reid, protagonistas del programa Niñeras S.O.S., “la disciplina y el trabajo en equipo de papá y mamá son fundamentales para construir un hogar armonioso y feliz”. Pensando en aquellos padres desesperados por no poder controlar a sus niños, estas expertas en lidiar menores rebeldes y malcriados publicaron su primer libro, Niñera S.O.S., de editorial Planeta. Una guía repleta de consejos de crianza que permitirán recobrar el orden familiar y hacer que los padres vuelvan a respirar tranquilos.

Cómo detener un berrinche

Muchas veces las pataletas son producto de situaciones que los niños no pueden controlar y que alteran su ánimo, las más comunes son: el hambre, el cansancio, la frustración, la sobreestimulación y cuando sienten que les faltan al respeto o los ignoran.

Para controlar estas rabietas, las niñeras Deborah Carrol y Stella Reid recomiendan: Pedirles a los niños que se expresen con sus propias palabras. No es una buena técnica tratar de ignorarlos, porque el problema de fondo jamás se arreglará y estos berrinches durarán eternamente.

Intentar hablarles de temas que no se relacionen con el lloriqueo.

En caso de que la pataleta sea en un espacio público, hay que llevar al niño a un lugar tranquilo en el que deberá permanecer durante un minuto hasta que esté listo para decir qué le pasa.

Involucre a los niños en la construcción de una solución para el problema que originó la pataleta.

Una mejor comunicación

Poder dialogar con los hijos para comprender lo que les sucede y evitar que manifiesten sus inconformidades con pataletas o grosería, es fundamental en un hogar. Para lograr una comunicación efectiva, lo ideal es que los padres les pregunten a sus niños todos los días cómo se sienten y les hagan saber lo mucho que los aman, con un beso o un abrazo.

Además, es importante que eviten las siguientes prácticas: prometerles cosas que no les van a cumplir, obligarlos a hablar cuando están enojados, castigarlos en un momento de enojo y compararlos con los hermanos. Las nanas Deborah Carrol y Stella Reid sugieren ocho pasos para hablarle de manera eficaz a un niño:

- Colocarse a su misma altura, así el padre tenga que sentarse  en el suelo o arrodillarse.

- Hacer contacto visual con el menor antes de hablarle.

- Si el pequeño está enojado, lo mejor es tocarlo suavemente en la espalda o el estómago para tranquilizarlo.

- Hablarle con un timbre de voz más firme, pero bajo.

- No interrumpir al niño cuando esté explicando lo que le sucede.

- Los padres deben mantener la calma todo el tiempo, sin importar qué tan molestos se sientan.

Las reglas de la casa

Las niñeras Carrol y Reid coinciden en la importancia  de establecer reglas en el hogar que faciliten la convivencia. Lo ideal es que éstas queden consignadas en un papel, que debe ponerse en un lugar visible. Por ningún motivo se pueden negociar ni modificar en situaciones especiales como, por ejemplo, una visita o una reunión con amigos.

Si alguno de los niños quebranta una regla, debe afrontar las consecuencias, pero sólo él, no hay que castigar a toda la familia. En caso de que los hijos sean adolescentes, lo mejor es elaborar un contrato que les dé la oportunidad de manifestar sus necesidades y las sanciones que están dispuestos a cumplir.


Los mandamientos de la crianza

Los actos tienen consecuencias: el buen comportamiento debe ser recompensado y el mal comportamiento acarrea sanciones.Ser coherente: no significa no y sí significa sí.

Trabajar en equipo como padres: si mamá y papá no están sintonizados, sus hijos no sabrán a quién escuchar y terminarán ignorando las órdenes de ambos.No hacer promesas que no se puedan cumplir.

Escuchar a los hijos: reconocer sus sentimientos y tomarse el tiempo para oír qué les pasa y tratar de entenderlos.Establecer una rutina: éstas hacen que los niños se sientan seguros y estructuren su tiempo.El respeto es recíproco: si los padres no respetan a sus hijos, ellos tampoco lo harán.Los buenos modales son universales y tienen cabida en cualquier momento y lugar.Definir el rol como padre: mamá y papá deben ser conscientes de que criar a sus hijos implica prepararlos para el mundo real y permitir que sean ellos mismos.Los refuerzos positivos son mejores que los negativos: los elogios, la diversión y el reconocimiento son más efectivos que decir siempre que no, presionar o criticar.

Momentos de ira

Para las niñeras Deborah Carrol y Stella Reid la ira es una de las emociones más destructivas, pues las mamás y los papás que no la pueden manejar envían un terrible mensaje de autodestrucción a sus hijos. Según estas expertas, existen varias técnicas para controlarla y evitar salirse de casillas cuando los niños se portan mal, no paran de gritar, arman pataletas o se pelean entre ellos. Una de las más efectivas consiste en aprender a respirar, a tomar lentamente el aire por la nariz y botarlo suavemente por la boca. Otra estrategia consiste en contar regresivamente desde el número 20 hasta llegar a cero. También funciona apretar una pelota antiestrés cada vez que sienta ganas de gritarle a alguno de sus hijos porque no le obedece. Sin embargo, si definitivamente la ira es incontrolable, es necesario recurrir a un experto.

Las peleas y el tiempo fuera

El tiempos fuera es una de las herramientas más efectivas para enseñarles a los niños que cuando pierden el control necesitan hacer una pausa y darse un tiempo a sí mismos para respirar, profundizar en sus pensamientos y sentimientos y lograr tranquilizarse. Una vez se hayan calmado, los menores pueden hablar con sus padres sobre lo sucedido.

Las peleas entre hermanos son normales y habituales, sin embargo, en una casa no se puede admitir que estos altercados incluyan golpes, patadas o pellizcos, la violencia no debe ser aceptada. En esos casos lo mejor que pueden hacer los padres es mandar a sus niños a un tiempo fuera y luego invitarlos al diálogo para que arreglen sus diferencias de una manera pacífica.

Recetas para educar

Desde hace un par de semanas se puede adquirir en las principales librerías del país la recopilación de los más de 20 años de trabajo de las niñeras británicas Deborah Carrol y Stella Reid, protagonistas de uno de los programas de televisión más vistos y con mayor rating de Europa y Latinoamérica, Niñeras S.O.S.

En esta publicación de 288 páginas, los padres pueden encontrar una serie de sencillos y prácticos consejos para lidiar con aquellos niños rebeldes, malcriados y desobedientes difíciles de controlar en el hogar. Cada uno de los tres grandes capítulos de este libro está nutrido con historias de familias a las que estas dos nanas han visitado y ayudado.

Además, incluye cápsulas con ejemplos de sanciones para los niños cuando se portan mal, de estrategias de diálogo de acuerdo con la edad del menor y de recomendaciones para que los padres trabajen en equipo a la hora de educar.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio