Mario Morales 16 Mayo 2010 - 8:58 pm

El país de las maravillas

Las tácticas del miedo

Mario Morales

ES DIFÍCIL ENTENDER QUE LA CASI única crítica  que se le hace al candidato Mockus, incluso desde huestes propias, es que sea como es, que diga lo que piensa y que actúe en consecuencia.

Por: Mario Morales
  • 998Compartido
    http://www.elespectador.com/mario-morales/tacticas-del-miedo-columna-203589
    http://www.elespectador.com/mario-morales/tacticas-del-miedo-columna-203589
  • 0
  • 741
insertar

¡Si esas eran sus fortalezas! Su carácter histriónico, imprevisible y creativo le dio frescura al aletargado (y ya fatigante) debate electoral, y abrió la posibilidad de desenraizar dentro de la legalidad el entorno corrupto, clientelista y criminal enquistado en las formas de gobernar.

¿Qué cambió? De las perversiones inherentes al uso de la propaganda negra de la que se ha acusado a la campaña de Santos y joseobdulios, la más eficaz fue la de hacer pública la contratación del nefasto J.J. Rendón.

Ese anuncio, que contradice el bajo perfil de quienes hacen el trabajo sucio, no fue una muestra gratis de transparencia, sino el más fuerte componente de su estrategia propagandística.

Dice el teórico Barlett que en las tácticas de emergencia, nada funciona como atacar la emoción y el sentimiento de las masas, mediante el llamamiento al temor. El objetivo es amilanar al adversario incluso antes de comenzar y desmoralizar a sus seguidores. Temas como Chávez, religión o cierre de entidades, más que cambiar la agenda del Partido Verde, buscan desanimar y amilanar.

Nada más incoherente que pedirle a Mockus que sea como un político tradicional y que acuda al silencio, o peor a mentiras, engaños y trampas. O que devuelva, ojo por ojo, las puñaladas traperas de su adversario, él sí, confeso “practicante” católico. ¡Por Dios!

Es la diferencia entre un candidato empaquetado y otro que se construye día a día (“siendo”, como diría su maestro Federici), y entre esos dos países que ahora somos: el primitivo, atemorizado y resignado al despeñadero; y el que cree en la democracia deliberativa que lleva a la participación legal.

Mockus sabe que no debe cambiar su estilo ni énfasis en sus tres propuestas: respeto por la vida, por los dineros públicos y por la legalidad, para mirar luego las otras.

Y el electorado aprendió, con filtros y desinformaciones, que la web 2.0 se traduce en acciones tangibles como el voto físico el 30 de mayo. Parafraseando a Valencia Cossio, si no cambiamos, ellos no cambian.

www.mariomorales.info

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 741
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Por paro de buses, cerca de 10 mil vehículos dejan de circular en Bogotá
  • Sin energia ni agua potable, una escuela de Colombia en el olvido
  • El drama de las mulas colombianas en Hong Kong

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio