Nelsón Velásquez, envuelto en riña