Colas que piden vitamina C

Tener una cola tonificada, firme y que luzca saludable se ha convertido en una obsesión para cientos de mujeres colombianas, que buscan evitar que la flacidez se apodere de una de las partes más atractivas del cuerpo femenino.

Fajas, masajes, mascarillas y novedosos tratamientos de carboxiterapia (inyecciones de dióxido de carbono), radiofrecuencia (estimulación del colágeno con temperatura) y vacunterapia (hondas de succión para moldear los glúteos) son algunos de los métodos a los que acuden las mujeres, y algunos hombres, para lograr un derrier perfecto.

El protagonismo, sin embargo, se lo está robando la vitamina C, la cual tiene propiedades para estimular la producción de colágeno del cuerpo, combatir el envejecimiento de la piel, las estrías, las manchas ocasionadas por la edad, la flacidez y los efectos de los rayos ultravioleta, dicen sus seguidores.

Una serie de beneficios que descubrieron los médicos esteticistas hace varios años y que hoy están aprovechando las mujeres recurriendo a inyecciones de vitamina C. Un tratamiento que al parecer produce resultados a los cuatro meses, pero que debe ser realizado por un profesional, dependiendo de las circunstancias particulares de cada paciente, y acompañarse de ejercicio, una dieta balanceada y a veces tratamientos adicionales.

Carolina Garzón, médica especializada en estética en la Unión Internacional de Medicina Estética de Buenos Aires, Argentina, explica que aunque las inyecciones de vitamina C no tengan contraindicaciones, es importante que la persona no se exceda. “Lo ideal es que se aplique una vez cada quince días durante dos meses y luego se realicen sesiones de mantenimiento”.

Los expertos recomiendan utilizar este tratamiento antes de los 30, ya que después la piel se encuentra más deteriorada y se demora más tiempo en asimilar la vitamina. También es fundamental que las personas consuman entre 50 y 60 miligramos diarios de alimentos que aporten esta vitamina (papa, melón, repollo, mandarina, entre otros).

Además es clave realizar ejercicios que tonifiquen esta parte del cuerpo, predispuesta a la acumulación de grasa, como sentadillas o subir escaleras. Conozca a continuación otras recomendaciones para una cola firme. 

1. Incluir en la alimentación diaria alimentos como fresas, naranja, kiwi, brócoli, guayaba, pimentón o coliflor.

2. Bañarse con agua fría.

3. Aplicarse mascarillas de lodo o de algas marinas.

4. Ponerse hielo en la cola para tonificar el músculo y prevenir la elasticidad de la piel.

5. El patinaje es el deporte que más moldea, afirma y tonifica los glúteos.