Colombia denunciaría a Venezuela ante la Corte Penal Internacional

El Fiscal General de la Nación (e), Guillermo Mendoza Diago, dijo que se estudiará la posibilidad de denuncia, con base en 60 ataques guerrilleros en la zona de frontera.

El fiscal General de Colombia, Guillermo Mendoza Diago, planteó la posibilidad de denunciar a Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI) por la presencia de guerrilleros de las Farc y el Eln en ese país, donde se refugian luego de cometer delitos de lesa humanidad, señaló.

"Si ya logramos establecer eso, y tenemos información de que las personas atacantes se refugian en Venezuela y las autoridades no hacen nada, y por el contrario los apoyan, pues entonces pudiéramos ya consolidar lo que va a ser la denuncia ante la Corte Penal Internacional", dijo Mendoza.

Agregó que incluso la Corte podría llegar hasta el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Si el fiscal de la Corte Penal Internacional -después de que nosotros presentemos la denuncia correspondiente, bien fundamentada con estas evidencias- lograra establecer que en esos actos co-participan autoridades venezolanas, todas pudieran responder por eso"

Señaló que recibió de manos del Gobierno colombiano una carpeta en la que se documentan al menos 60 ataques cometidos por guerrilleros de las Farc contra poblaciones colombinas y luego se refugian en Venezuela.

Mendoza asistió a una reunión encabezada por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, en la que junto con sus ministros, mandos militares y de policía analizó la situación con Venezuela.

Hasta el momento, el Gobierno Uribe no se ha pronunciado oficialmente ante la decisión de Venezuela de romper lazos diplomáticos.

Colombia mostró en Washington fotos y vídeos y entregó coordenadas de campamentos guerrilleros con las que sustentó las denuncias de presencia de las Farc y del Eln en Venezuela.

Por su lado, y como respuesta a las denuncias, el presidente venezolano, Hugo Chávez, rompió relaciones con Colombia y dio la orden, a través de su canciller Nicolás Maduro, para que la delegación diplomática de Bogotá en Caracas abandone el país en 72 horas.