La mejor gala de la noche

La diseñadora Cartagenera Beatriz Camacho también se lució en Vietnam.

La clave que tuvo la Señorita Colombia, Taliana Vargas, antes de ir a Vietnam a participar en Miss Universo fue confiar en el talento de su país y escoger a varios diseñadores para que la vistieran en todo el concurso.

La virreina universal de la belleza eligió un selecto grupo de profesionales conformado por Alfredo Barraza, Beatriz Soto, Gustavo Ávila y Beatriz Camacho. El diseño de esta última artista fue el que ella escogió para lucir en la noche del certamen.

Su punto más fuerte al entrar en el escenario fue la seguridad con que supo lucir su traje destacándolo a la hora de la pasarela. La diseñadora del vestido asegura que la reina es de sentir.

Días Antes de escoger todo el atuendo, ella llegó al almacén de Beatriz Camacho y se midió varios trajes de la última colección. Aquel vestido hecho en shifon metálico con tiras de swarovski fue el que más le llamó la atención por haber sentido una rara conexión.

Estas tiras que llevaba sobre la falda, y que venían desde el pecho, tenían su intención. A la hora de pararse ella frente al jurado éstas se abrirían para mostrar el diseño total del vestido. Este momento fue crucial para ella, ya que obtuvo 9.829 de puntaje.

Alfredo Barraza, uno de los diseñadores escogidos por Taliana Vargas, se siente muy contento con el virreinato. Él puntualiza que el vestido que escogió para la noche de coronación fue el adecuado: “Lo llevó muy bien, su pasarela fue excelente. Este vestido le sigue en puntaje al que lució Carolina Gómez, con 9.98”.

Taliana Vargas escogió todo su atuendo, pero quien estuvo allí para ultimar detalles fue Diego Guarnizo, encargado de toda la producción del Concurso Nacional de la Belleza: “El vestido fue el perfecto. El puntaje era altísimo y no había por qué no ganarnos la corona”.

Éste también es un éxito para la diseñadora, quien se siente muy orgullosa de que Taliana haya lucido su vestido y le da un 100 en su pasarela.