Amigos del caníbal de Miami lo recuerdan por su 'linda sonrisa'

La Policía identificó al agresor como Rudy Eugene de 31 años.

La policía de Miami identificó como Rudy Eugene al hombre que cometió un crimen de canibalismo el sábado al comer casi todo el rostro de su víctima que permanece en estado grave en un hospital de la ciudad, informaron fuentes policiales.

Eugene, de 31 años, fue identificado como el hombre desnudo que devoró el rostro de otro hombre el sábado en el puente de la autopista MacArthur, -una conocida vía que une Miami Beach con el centro de la ciudad, y que es transitada por muchos vehículos y ciclistas que se dirigen a las playas-, reveló el diario The Miami Herald y confirmó a la AFP una fuente policial.

El martes en la tarde, el diario de Miami identificó a la víctima como Ronald Poppo, de 65 años de edad, datos que la policía de Miami -contactada por la AFP- se negó a confirmar.

Los portavoces del Departamento de Policía de Miami indicaron durante la jornada que por el momento esperan un reporte detallado de los detectives para facilitar más información sobre el crimen y que estudian divulgar la foto del criminal, quien murió de un disparo por la policía en el lugar de los hechos.

En cuanto a la víctima, "estamos esperando que salga adelante, por su bienestar, pero también para que nos cuente que sucedió", dijo al diario el sargento Javier Ortiz, vicepresidente del sindicato de la policía de Miami.

Eugene, presumiblemente bajo los efectos de las drogas -una combinación de LSD y cocaína-, comió practicamente toda la cara de su víctima, incluidos los ojos y la nariz, según los reportes que citan fuentes de la investigación en Miami. Ver video

"El tipo estaba despedazándolo con su boca, y le grité que lo dejara, pero continuó comiéndolo", dijo el testigo que denunció el hecho a la policía, Larry Vega en entrevista con el Canal 7 local, de la cadena Fox News. "Fue una de las cosas más horrendas que he visto", agregó.

Vega paseaba con su bicicleta por la senda peatonal y de ciclistas que corre junto a la autopista cuando vió la escena y dio aviso a la policía.

Amigos y excompañeros de colegio del supuesto agresor fueron contactados por medios locales en las últimas horas y expresaron su sorpresa por el crimen al recordar a Eugene como un buen amigo, tranquilo, de "linda sonrisa" y al asegurar que desconocían que sufriera problemas mentales o adicción a las drogas.

"No era un monstruo zombi devorador de caras", dijo Victoria Forte, excompañera del supuesto atacante en el colegio de secundaria North Miami Beach High.