Pequeñas acciones que cambian al mundo

Cuando se trata de hablar de Bogotá parece que todos hemos escuchado las mismas historias, los mismos elogios o las mismas críticas.

Cuando se trata de hablar de Bogotá parece que todos hemos escuchado las mismas historias, los mismos elogios o las mismas críticas. Sí, lo sabemos, esta es una ciudad donde más de 7 millones de habitantes vivimos sumergidos todos los días en los trancones, el estrés y los corre corre del trabajo; pero también es verdad que allí donde hay caos, hay otros que ven la felicidad. Todo es cuestión de levantar un poco la mirada para darnos cuenta que podemos hacer que las cosas funcionen mejor.

Una pregunta: ¿estarían dispuestos a ayudar a un desconocido en medio de la vía? Algunos se sentarían a reflexionar, pero muchos en cambio, prefirieron actuar.

En Bogotá, el radiador recalentado de un camión hizo que su chofer quedara varado en la mitad de una de las vías de la ciudad, en el mismo lugar donde todos quieren ir a 100 Km/h, allí donde muchos están pendientes del semáforo y de lo que suena en la radio. En ese mismo lugar, una persona que caminaba decidió ayudar al chofer a empujar su camión sin importar que fuera un desconocido en la vía.

Y lo que empezó como un esfuerzo inútil, pues es imposible que dos personas muevan un camión, terminó en una gran acción que pronto desencadenó la ayuda de peatones, conductores, pasajeros y muchos héroes que se olvidaron por un momento de sus problemas para hacer feliz a una persona que lo necesitaba.

Quizá muchos piensen que esta pequeña acción no debería ser digna de una columna en el periódico, pero, ¿qué pasaría si viéramos todos los días titulares en primera plana que destacaran estos pequeños actos? Tenemos la capacidad de generar buenas noticias en todas partes y en cualquier momento.

Todos los días podemos demostrar que las buenas intenciones pueden mover lo que sea, desde la voluntad de una persona hasta un gran camión en la mitad de la calle. Esta es una ciudad donde aún hay mucho por hacer, pero por fortuna está llena de héroes.

Temas relacionados