Marilyn Mansfield, la mujer que colecciona muñecos diabólicos

Tiene más de 500 figuras de terror y varias replicas de Chucky.

Marilyn Mansfield, una mujer estadounidense dedicada al modelaje de tallas grandes, tiene una particular afición por los muñecos diabólicos y de terror manchados de sangre. En su casa tiene algo más de 500 muñecos de este tipo entre los que se destacan los del famoso personaje del film Chucky, el muñeco diabólico. (Vea aquí la excéntrica colección)

Admite que se ‘enamoró’ de este tipo de personajes cuando vio por primera vez la cinta dirigida por Tom Holland en 1988 y que recreaba la historia del feroz asesino Charles Lee Ray, quien herido de muerte y acorralado por la policía, decide traspasar su alma a la del juguete de moda.

Desde entonces Mansfield se sintió atraída por estos muñecos, tanto así que convirtió su hobby en un negocio, pues hoy se dedica a elaborar muñecos de terror los cuales vende por una cifra cercana a los 300 dólares.

Al respecto, Marilyn Mansfield asegura "la elaboración de estos muñecos es tan calmante y relajante, la experiencia es muy absorbente”.

"Los llevo todo el tiempo conmigo y mi familia en un asiento del carro y en un cochecito” agrega la excéntrica mujer, quien también crea los bebés ‘retrato’, muñecos mucho más elaborados con el fin de que se parezcan a los hijos de sus clientes, quienes se los piden por encargo.

"Yo diría que es mucho más trabajo hacer un muñeco de aspecto similar y real que hacer un muñeco de aspecto aterrador", dijo Marilyn, quien finalizó diciendo "Creo que es más difícil hacer que se vean realistas."